2024bcb61c5d438d6d8f46904af170c0
  • Belleza

    ¡Atrévete! ¡Córtate el pelo!

    Share on Facebook452Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Siempre creo que hay que probar las cosas. Arriesgarse y ver cómo va evolucionando la idea. Y sobre todo, lo aplico a atreverme a cambiar algo tan revocable y temporal como es el pelo. Sí, porque no tiene que dar miedo probetear cosas. ¡El pelo crece! Por eso no he tenido miedo de arriesgarme y cambiar continuamente. Muchas cosas no puedo cambiar con tanta facilidad como querría, pero el pelo afortunadamente crece y es vuelta a empezar. En meses lo he llevado gris, blanco, azul, rosa, violeta, melocotón, etc. Hasta que el otro día decidí volver a mis orígenes y llevarlo como más cómoda estoy: un corte radical.

    A quienes ya lo habéis llevado así o a quienes todavía dudan. Aquí os comento algunas cosas que se notaréis (al menos, yo) al decir adiós al pelico y dar la bienvenida a un corte extremo:

    • La cabeza se te va a los lados. Desde luego no llevaba el pelo largo, pero fue cortarlo (más) y notar una ligereza muy loca. Recuerdo cuando hace muchos, muchos años tuve melena y me lo corté… ¡qué peso quitado de encima!

     

    • Di adiós a despeinarte con el viento. ¡Cierzo, ven a mí!

    • Te sobra champú. Aquí viene este drama del primer mundo. Cuando el otro día me vi con que me sobraba champú por todos los lados. Hay que volver a calcular cantidades. ¡Cuánto ahorro!

    • Prepárate, te van a sacar parecidos todo el tiempo. Sí. Parecido inexistente. Sólo porque llevas el mismo pelo vas a parecerte a un montón de gente a la vez: Mia Farrow, Jean Seberg, Winona, Natalie, Ginnifer Goodwin, Eleven… Soy realista, nada que ver entre ellas. Pues en unos días me han dicho de todo. Sólo es el pelo.

    • Ahorro de tiempo. Yo nunca he sido de melenas y tampoco he tenido que alisármelo. Pero di adiós a todo eso, a secártelo o a peinarte. ¡Con mi rapadito termino enseguida!

    • No sé el por qué, pero me siento muchísimo más femenina sin tener melena Tal vez sea porque me veo con la cara despejada, que muestro mi cara al mundo tal cuál… No me preguntéis por qué, pero me siento más femenina y más segura.

     

     

    • Cuando te empiece a crecer el pelo, descubrirás que te sale un remolino del mal. Y al ser tan corto será casi imposible de bajar… ¿Por quéee? Alfalfa power.

    • Me veo diferente. Con esto quiero decir que no escucho a esos que me dicen “ay, déjate el pelo largo como tal o cual”. Si lo que quieres es llevarlo así, hazlo. No hagas lo que todo el mundo si no te apetece (¡aunque parece que ahora también está de moda!).

    Lo único que puedo decir es que te atrevas, el pelo crece y ¡las ideas se airean! Si lo estás pensando, no lo dudes, ¡di adiós, al pelito!

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mireia Clavero

    De pequeña quería ser trapecista. Ahora me lanzo al vacío contando historias. De vocación, cuentista. De corazón, teatrera. Me gusta lo rarito, lo hortera y los chistes malos.

    

    Login