collage
  • Belleza

    Probamos las nuevas cremas solares de Freshly Cosmetics

    Share on Facebook115Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Llevo un tiempo probando un par de productos de Freshly Cosmetics (en concreto, una crema facial y un exfoliante corporal, ambos de su línea Detox) y no puedo estar más encantada. Por eso en cuanto vi que habían lanzado una nueva línea de cremas solares no me pude resistir a probarlas: me encanta ponerme morena en verano y deshacerme del verde invernal, pero soy de las que no sale de casa sin protección solar porque me gusta tener la piel sana y cuidadita, especialmente la de la cara, que la tengo muy sensible. Luego de una adolescencia pelándome la cara o terminando color gamba al usar productos guarrindongos… aprendí la lección. A cambio de tantos años de cuidados me suelen echar 5 o 6 años menos siempre #win, así que si no eres mucho de cremas, ¡apúntate ya al cuidado diario! #foreveryoung

    FullSizeRender 2

    Me hice con el Pack Healthy Protection que viene con una Crema Solar Facial y una Crema Solar Corporal. Si no estás familiarizado con los productos de Freshly, te comento que su filosofía es estar al servicio del cuidado de la piel con ingredientes naturales y 100% libres de tóxicos. Llevo unos días probando las cremas a diario y estoy súper contenta. Los principales beneficios que he podido ver son los siguientes:

    AMBAS CREMAS TIENEN FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR 50. El número 50 significa que si tu piel, por ejemplo, se quema después de 30 minutos al sol, con un FPS 50 tardará 50 veces ese tiempo protegiéndote contra las radiaciones UVA y UVB. Es un factor bastante alto, ideal para pieles sensibles o para las primeras veces que nos exponemos al sol. Entre sus ingredientes destacan el arándano rojo y el aloe vera, para proteger a tope la piel. Este factor es súper alto por lo que te protege tooooodo el día (pero si te lavas la cara o te das un chapuzón no te olvides de reaplicar, porfiplis)

    SIN PERFUME. Si estoy en la playa o en la piscina no me importa ir oliendo a piña y coco, pero para el día a día muuuucho mejor una crema sin olor, que eso de oler a piscina sin estar en la piscina es el equivalente moderno a la tortura.

    TEXTURA SÚPER FLUÍDA. Ambas cremas se extienden súper bien, no son nada grasosas ni pegajosas y se absorben enseguida. La piel queda con una sensación muy rica e hidratada, y las que tenemos pieles sensibles lo agradecemos. Se absorbe entre uno y dos minutos (la de la cara un poquito más) por lo que no tienes que esperar casi nada si quieres aplicarte luego otro producto o maquillarte, o vestirte. Además, se necesita poco producto para cubrir un área grande, por lo que intuyo que ambos botes me van a durar bastante.

    collage2

    Estoy más que encantada. Además de notar la piel súper hidratada (mi rutina ahora es protector solar de día si voy a salir de casa, hidratante de noche), su consistencia no grasa no mancha la ropa y me permite maquillarme sin problemas y sin terminar al rato como el Joker. Luego de unos días con bastante solazo en Madrid no me he quemado nada y la rosácea que tengo en la cara, que suele aparecer con la exposición solar, no ha aparecido. Estoy deseando que abran las piscis en Madrid para ir a darme un chapuzón sabiendo que lo único rojo será mi bañador 😉

    Te comento además que las cremas Healthy Protection de Freshly tiene filtros físicos naturales: es decir, no nos llenan la piel de químicos y a la vez son respetuosos con el medio ambiente al estar hechos de ingredientes biodegradables. Hoy que somos cada día más conscientes de leer las etiquetas para conocer los ingredientes de lo que comemos, no deberíamos tampoco dejar de leer las etiquetas de todo aquello que nos echamos al cuerpo. Sabiendo además que Freshly cuida nuestro entorno… no puedo considerarlo nada menos que un producto 10.  ¡En WeLoversize ya estamos listas para el verano! 

    Lista pal verano, amichis

    Lista pal verano, amichis

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mariella Villanueva

    (Lima, 1980) Escribo porque me permite abrir una puerta o cerrarla para siempre. Escribo porque es más barato que ir al psiquiatra. Escribo porque no sé, y quiero saber. Escribo para perder los escrúpulos y gritar cosas que yo nunca gritaría. Escribo porque cuando escribo miento y cuando miento, digo la verdad. Escribo porque escribir es una forma de nostalgia. Escribo porque no sé hacer nada más.

    

    Login