modelo-iskra-lawrence
  • Sex & Love

    No he practicado sexo anal por miedo a cagarme

    Share on Facebook1,352Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Heme aquí. El título a algunos os hará gracia, a otros os escandalizará y pensaréis que soy una grosera, otros no sabréis lo que es el sexo anal, y otros habréis asentido al haberos sentido indentificados. Lo que hoy voy a exponer es para todos, porque poco se habla de los miedos en el sexo y parece que todos hemos nacido sabiéndonos todas las posturas del puto Kamasutra. Y no, que hay mucho perdido por el mundo creyéndose del Circo del Sol y no llega a Miliki.

    Pues así es amigos, me inicié en el sexo a los 18 y he tenido varios intentos fallidos de anal. ¿Por qué? Pues porque me cago de miedo de cagarme, valga la redundancia, y porque me cago de miedo del dolor. He hablado con amigas y amigos, con mi psicólogo (el pobre se quedó un poco picuet cuando lo solté) y con mis parejas. No quiero cagarme mientras me hacen cucutrás, es así.

    miedo_al_sexo_anal

    Así que he recopilado (gracias amigos) una lista de consejos para practicar sexo anal, a ver si me decido de una vez y empiezo a gozarlo fuertecito como el resto de mortales que se lo pasan tan chachi enculándose. Que yo sé que lo de buscar por internet y leer lo que te dice el “consultorio de la sexóloga Paqui” está estupendo, pero a mí me gusta que me hablen fuerte y sencillo:

    – Estar completamente convencida de que quieres hacerlo. No vale lo de machacar a tu pareja para que acceda. Nadie puede convencerte de hacer algo que a ti no te apetece, lo primero eres tú y estar segura y con ganas de practicarlo.giphy

    – Hablar del sexo anal con naturalidad. Hay muchos tabúes y sigue siendo una práctica que suscita malos pensamientos. Parece que si dices que te gusta que te coman el culo ya eres una guarra, sin embargo decir que te gusta que te coman el chochete está mejor visto. Pues no chiquis, que aquí el sexo solo es sucio si no te lavas. En cuanto a ellos, hay muchos hombretones que siguen pensando que es una práctica de “mariconazos”, y se niegan siquiera a probarla por miedo a que les guste y eso no sabe en qué les convierte (un poco en gilipollas, pero eso ya lo dejo para otra ocasión).2YCJT8

    – Lubricante, mucho lubricante (a base de agua) y preservativos. Que aquí nos venimos muy arriba y como sabemos que del culo no nos va a salir un bebé ya pensamos que no es necesario el uso del preservativo. Pues a ver, obligatorio no es, pero facilita la penetración, te evita de la transmisión de enfermedades y que es más higiénico, coño.

    – Higiene. Una buena ducha y a limpiarte el hojaldre con jabón.

    – NUNCA PASAR DE CULO A COÑO. Como dirían mis amigos de Clerks “A veces es aceptable pasar de culo a boca” pero de culo a chumino, JAMÁS. Y si quieres hacerlo límpiate la pinga gorrino, así evitaré pillar cositis.UVVvH1A

    – Vamo a calmarno. Hay que tomárselo todo relajados y haber cagado una hora antes o así, lo que conseguimos con eso es evitar la sensación de que nos va a salir del culo el Señor Mojón. Si no te da por cagar una hora antes siempre puedes recurrir al enema para quedarte limpia cual Nenuco.

    – No lo hagas si estás mal de la barriga (lo mismo si tienes cualquier cosa en el ano). A ver titis, esto es como muy de lógica pero mis amichis me cuentan que se han encontrado con cada drama moderno que es lo que me ha convertido en una cagada del sexo anal. Si te duele la tripita, nada de enculadita.raw

    – Preliminares a tope. La idea es que aquello parezca las cataratas del Niágara, estar bien mojada y excitada, así que si eres de las que disfruta con el magreo aquí lo vas a gozar bien rebien. Recupera todas tus revistas de la Vale y la Bravo y sigue los consejos de petting, que con la edad a muchos se os olvidan porque vais directos al polvo conejero.

    – Despacico. Nada de meterla de golpe amigo, delicadeza al meter y al sacar, y si no lo captas te metemos a ti una barra por el ano sin cuidadito a ver qué coño opinas.

    – Las mujeres no llegamos al orgasmo con el sexo anal. La vida es así, y a todos los que os han vendido la moto… JA-JA! Tenemos terminaciones nerviosas que nos provocan sensaciones rarunas, pero corrernos en plan chichi japiberdei, no. Para ello hay que estimular el clítoris mientras hay penetración anal, así que chicas, haceros un buen dedo mientras os dan por el culamen.raw

    Pues oye mira, después de lo majo que me ha quedado esto igual me animo y os explico qué tal.

    Autor: Fornicia Adams.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login