Man looking at reflection in window
  • Sex & Love

    ¿Cómo saber si tu pareja es un psicópata narcisista?

    Share on Facebook76Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    No soy psicóloga, eso que quede claro antes de nada porque no pretendo sentar cátedra sobre el tema. Tan solo soy una de tantas que cayó en su día en las garras de un tío narcisista que me hizo padecer lo que no está escrito. Sufrí tanto y me costó tantísimo salir de esa espiral de destrucción, que por el camino me leí todos los libros relacionados con este trastorno de la personalidad y entendí que todos los narcisistas tienen una serie de características comunes.

    Si asientes demasiado ante los puntos que voy a exponer a continuación, ten cuidado, puede que te encuentres ante una persona con trastorno narcisista de la personalidad y quizás es momento de huir antes de que sea demasiado tarde:

    1. Te cuesta entender su falta de empatía:

    Es incapaz de ponerse en tu lugar, ni en el de nadie más. Ves en sus ojos que el dolor ajeno le es indiferente y que antepone sus argumentos a todo lo demás, sin importar pasar por encima del resto.

    2. Es una persona diferente cuando hay gente delante:

    Se guarda toda su mala baba y sus palabras ofensivas para cuando estáis a solas. Es un encantador de serpientes que suele caer bien de primeras a todo el mundo y que se esfuerza en que así sea.

    3. Busca reconocimiento constantemente:

    Él no te elogia jamás, pero sin embargo busca que tú le alabes constantemente y que le hagas sentir importante.

    4. Parece que tiene éxito social, pero en realidad no tiene amigos:

    Puesto que su único fin al relacionarse con la gente es aprovecharse, al final sus relaciones son de puro interés y cero profundas. Solo se rodean de personas que alimenten su seguridad, pero no conocen el verdadero significado de la palabra amistad.

    5. Sus relaciones anteriores todas acabaron mal y ‘nunca fue por su culpa':

    Por supuesto la culpa para él siempre es de los demás, que intentan hundirle. A poco que investigues te darás cuenta de que fue él el causante, y  lo más seguro es que haya dejado un montón de cadáveres por el camino.

    6. Tendencia a la infidelidad:

    Como les puede el morbo y la sensación de aventura, es más que probable que compagine varias relaciones o que sea infiel de forma esporádica. Todo en una búsqueda constante de nuevas sensaciones para intentar llenar el vacío que en realidad sienten consigo mismos. También tienden a usar el sexo como arma arrojadiza. Como son relaciones muy pasionales, dejará de tener sexo contigo si quiere hacerte sentir mal, mientras que te ‘premiará’ con relaciones sexuales muy intensas cuando quiera volver a tenerte donde quiere.

    7. A veces en vez de una relación parece una competición:

    Si tú consigues algo, él se muere de envidia y trata de conseguir lo mismo. Así con todo. No solo no se alegra de que consigas tus metas, sino que hará que sientas que estás en una eterna competición.

    8. No suelen reconocer sus errores:

    Da igual que se lo argumentes de forma exquisita, jamás reconocerá que fue su culpa. Da igual que grabes sus palabras, porque te dirá que en realidad él dijo otra cosa totalmente diferente e intentará disuadirte hasta conseguir que cambies de opinión. Siempre tienen la razón, y punto.

    9. Ha cambiado radicalmente desde que lo conociste:

    Es probable que al principio se presentase como el auténtico príncipe azul. Quizás llegaste a pensar cómo habías tenido tanta suerte, y que un chico guapo, atento, educado y perfecto te hubiera elegido a ti. Pero eso era solo la fachada. Se disfrazó para conquistarte y ahora se muestra como realmente es. Sin embargo ahí estás tú, esperando a que vuelva el Príncipe Azul del primer día, porque tú viste con tus propios ojos que podía ser perfecto, y quizás algún día vuelva a serlo… Créeme amiga, no volverá. De hecho cada vez será más cruel.

    10. Te necesita pero no porque te quiera, sino porque eres indispensable para su bienestar:

    Sin ti, sin tus cuidados, tu cariño, tu admiración y tu deseo, él no vale nada. Así que te hace sentir que te necesita, pero no te engañes, no es por los motivos correctos. Por otro lado, él también intentará convencerte de que sin él tú no eres nada, es su forma de mantenerte ahí sin moverte.

    11. Desprecian las emociones:

    Menosprecian a la gente  sensible, y os pongo un ejemplo, mi ex pareja se enfadaba al verme llorar. No solo no me consolaba, sino que se cabreaba y me acusaba de usar mis lágrimas para manipularle.

    12. Sensación constante de pasar del cielo al infierno:

    Los días buenos son los mejores de tu vida, pero en los malos podrá arrastrarte al mismísimo infierno. Obviamente no te da muchos días malos seguidos porque sino te irías. Se encarga de darte alegrías y amor en la dosis justa para que te mantengas enganchada sin darte cuenta. Sí, es como una droga, imagino que ya te has dado cuenta.

    Tranquila, si has llegado hasta aquí y crees que tu pareja (o follamigo, o rollete o padre de tus hijos) es un narcisista pero no te habías dado cuenta hasta ahora, ES NORMAL. No eres tonta, ni estás loca (aunque intentarán que lo pienses). Más bien lo contrario. Las personas narcisistas suelen elegir como víctimas a personas inteligentes, que aman la vida, que tienen una vida social estupenda y que tienen mucho que ofrecer. Así el narcisista tiene mucho de lo que alimentarse. No solo no eres idiota, sino que eres lo puto más, pero se te ha colado un gremlin en casa.

    Lo más importante es que ya lo sabes y lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda. Te mereces algo mejor <3

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login