af5e8e321872206efc28d1d1350b4a77
  • Cultura

    11 cómics hechos por mujeres a reivindicar fuerte

    Share on Facebook156Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    A  veces, cuando una cosa te gusta mucho, es muy difícil observarla con un ojo crítico. Esto solía pasarme a mi con el mundo del cómic, hasta que el día que decidí escribir este artículo me di cuenta de que en mi biblioteca lo que más había eran títulos escritos por hombres, porque el machismo es así y se presenta el momento menos pensado. Todavía sigue siendo muy necesario reivindicar la obra de las mujeres en muchos campos, no porque sea mejor o más sensible que la de los hombres, si no porque necesita esa visibilidad que durante años le ha sido robada, por eso son importantes este tipo de artículos (y ojalá llegue el día en que dejen de serlo). Así que ahí van mis 11 cómics favoritos hechos por mujeres, entre las cuales se encuentran varias artistazas españolas.

    1. Gran bola de helado de Conxita Herrero (Apa Apa Cómics, 2016). Una maravilla que entra por los ojos nada más tenerlo entre las manos. Colorismo y cotidianidad a tope en el primer tebeo largo de Conxita, una jóvena que viene del mundo de la autoedición y del fanzineo y que ha recopilado estas 17 historias que juntas hacen un libro redondo y maravilloso.

    collage

    2. Teen Wolf, varias autoras (Fosfatina, 2016). De verdad, este libro es un sueño. Se trata de una antología en la que participan un grupo de mujeres (y algún muchacho) que me atrevo a decir que pueden ser consideradas la vanguardia del cómic y de la ilustración de nuestro país. El hilo conductor es Teen Wolf, la peli de los ochenta que protagonizara Michael J. Fox, bien de mujeres loba y referencias adolescentes.

    collage2

    3. Persepolis de Marjane Satrapi (Norma Editorial, 2004). Este tebeo cambió mi vida y me acercó al mundo de la novela gráfica. La primera mitad cuenta las vicisitudes de la propia autora en su país, Irán, en un momento bastante convulso política y socialmente. La segunda mitad trata de su llegada a Europa, el choque cultural y los problemas de estar lejos de su familia. Una joyita que, además, fue adaptada al cine estupendamente.

    persepolis--644x362

    4. Fun Home. Una familia tragicómica de Alison Bechdel (Reservoir Gráfica, 2006). Sí, la misma Bechdel de ese test que se usa para hablar de la brecha del género en el cine. Otra historia autobiográfica que narra las complicadas relaciones de una familia bastante peculiar. Además trata, de una manera muy sincera, la problemática de la identidad sexual en un tiempo en el que no se trataba con tanta naturalidad como hoy en día.

    collage5

    5. Histoire decolorée de Amandine Meyer (Misma, 2015). Belleza contemplativa en estado puro, de esa que te hace cosquillitas y no sabes muy bien. Funciona como una especie de experimento sensorial que te hipnotiza  y que, además, tiene un deje así muy Henry Darger que me fascina.

    collage6

    6. Una entre muchas de Una (Astiberri, 2016). Abusos sexuales, violencia de género, machismo, culpabilidad… este cómic va de eso. Es duro y delicado al mismo tiempo, hace reflexionar hasta que se te encoge el corazón y te identificas con la misteriosa autora. Una ha sufrido mucho, cosas inconfesables por la carga de vergüenza y culpa, ¿cuántas mujeres habrán sufrido lo mismo que Una? Muchas, está claro.

    collage9

    7. Vida de una niña de Phoebe Gloeckner (La Cúpula, 2005). Minnie, una niña viviendo una infancia muy complicada, es el hilo conductor de este libro. Probablemente sea el cómic más incómodo de toda la lista por lo sórdido y realista, pero merece la pena hacer de tripas corazón porque es de una honestidad brutal.

    Comic1

    8. Havarti Party de Roberta Vázquez (Fosfatina, 2015). En tienda no quedan ejemplares, se siente. Pero si tenéis ocasión de leerlo, hacedlo por favor… porque es un reflejo divertidísimo de los millennials en época universitaria. ¿Motivos para adorar este tebeíto? Pues porque los protagonistas son animales antropomórficos libres de la ñoñería de La Aldea del Arce pero igual de molones y porque las referencias musicales son lo más.

    collage4

    9. La Cura de María Melero (Jekyll & Jill, 2016). María Melero es ilustradora, esta es su primera obra editada y está llena de fuerzas telúricas. Un misticismo pagano muy bien llevado por su sinceridad y por ese toque naïf tan molón, puede llenar nuestras vidas de magia. La Cura lo consigue y hace que te replantees el proceso de sanación del alma como un ejercicio que busca conectar con tus propios monstruos y miedos.

    collage7

    10. Nuevas Estructuras de Begoña García-Alén (Apa Apa Cómics, 2017). Un sueño de lo mundano que parece hablar de la obsolescencia de las cosas. Cuando las ideas sencillas te hacen cuestionarte hasta los objetos más banales, es que están bien planteadas. Suspiritos de amor infinito.

    collage3

    11. Aquel Verano de Jillian Tamaki y Mariko Tamaki (La Cúpula, 2014). ¿Qué hacíais en verano cuando erais pequeñas? Imagino que lo mismo que las dos protagonistas de este tebeo: disfrutar de un aburrimiento medio buscado medio no y explorar el mundo adulto todo lo que os dejaban. Una obra estupenda para dejarte llevar cualquier tarde de lo que queda del verano.

    collage8

    Nunca nos vamos a cansar de nombrar una y otra vez a artistas femeninas que hacen cosas preciosas… así que atentas que seguro que, más pronto que tarde, volveremos con un segundo volumen de este artículo. 

    Foto de portada.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Romero

    Politóloga y divina. Defensora a ultranza de la cultura popular y del pecho grande y natural. Sufro de la terrible enfermedad de lo cuquis pero intento llevarlo con dignidad.

    

    Login