Print
  • Cultura

    Alternativas a las palas en el ocio veraniego

    Share on Facebook19Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    No solo de jugar a las palas viven las personas veraneantes. Las que renegamos un poco de los calores y los planes de ocio veraniego típicos, tenemos que buscarnos la vida para estar entretenidas durante las horas muertas de las vacaciones (si es que tienes días libres, claro). Este escenario no es fácil de gestionar, cuando te ves rodeada de hordas de fanáticos playeros y te quedas más sola que la una en tu cruzada por encontrar el lugar con la cerveza más fresca de tu ciudad/pueblo/whatever (una ocupación la mar de divertida a partir de las 19:00 horas). Porque de viaje no te puedes ir, no te dan los euros ni para un camping y además está todo tan masificado que mira, pereza máxima. Por eso es bueno tener preparados pasatiempos alternativos para sobrellevar el calor y la calma chicha lo más dignamente posible.

    giphy (2)

    – Una apuesta segura de cada verano es el Cuaderno de Vacaciones para adultos de Blackie Books. Al más puro estilo Cuadernillos Rubio pero bien de morir de la risa y del discurrimiento (y si esta palabra no existía… hacía mucha falta y ya).

    – Dicen que colorear concienzudamente, sin salirse de las líneas y todas esas cosis, desestresa mucho. Yo es que no soy muy de mandalas y tal, pero si me ponen delante un cuadernito de colorear lleno de unicornios haciendo cosas de humanos, me vuelvo loca de purpurina y ya tengo el verano hecho.

    – A lo mejor lo que estás buscando es una lectura “ligerita” (mentira) para los momentos tontos. Anímate con el Agente Provocador Nº6 de La Felguera… que encima es un especial anti-verano con Escuela de Calor como himno. Podrás conspirar desde las sombras. Arde la calle al sol de poniente…

    anigif_enhanced-1133-1453723662-2

    – También puedes leerte el libro de moda (con razón) de la temporada. Las niñas prodigio de Sabina Urraca. De nada.

    – Como es posible que lo de Sabina te lo fulmines en menos de una semana siempre puedes reintentarlo con La Casa de Hojas. Y ya van cuatro veranos seguidos. (No, por esto no hace falta que me des las gracias, porque probablemente te esté jodiendo la vida).

    – Volver a ver Twin Peaks desde el principio (Fuego camina conmigo incluída), con las persianas bajadas y el ambiente cargado, pensando que Lynch estaría muy orgulloso de ti. Esforzarte en entender la nueva temporada que, según dicen, da para mucho estrujamiento sesudo. (Vale, esto es aplicable a la serie que te salga del mondongo, pero necesitaba poner un gif de Lady Leño y tal).

    giphy

    – Si eres de las mías, llevarás años pensando en tunearte unas zapatillas Victoria o similares. Que sí, que esto ya se hizo por allá por el año 2008 pero ¿y qué? Los sueños en verano se vuelven realidad y, si te esfuerzas un poquito, podrás tener los tenis más cool y únicos del universo para chulear en el chiringuito de turno. También puedes dedicar tu tiempo a cualquier otro DIY de esos que llevas postergando con la excusa de no tener tiempo…

    – Llevas meses viendo los fucking Bullet Journal en todas tus redes sociales… teniendo mucha envidia y pensando que el tuyo sería mucho más molón. Prepara las tijeras y el washi tape: quizás sea un buen momento para currarte uno, llenarlo a tope de pegatinas y tenerlo preparado para el inicio del curso (con sus buenos propósitos y toda la vaina).

    ¡A disfrutar del verano, titis!

    giphy (1)

     

    La ilustración empleada como imagen de portada es de Meriel Waissman.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Romero

    Politóloga y divina. Defensora a ultranza de la cultura popular y del pecho grande y natural. Sufro de la terrible enfermedad de lo cuquis pero intento llevarlo con dignidad.

    

    Login