ella_baila_sola
  • Cultura

    El efecto Ella baila sola

    Share on Facebook3,820Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    De pronto, en un bar cualquiera se escucha “¿Por qué ya no me baila…”. Inmediatamente todas las chicas que estamos por ahí (y que andamos en la treintena, año arriba, año abajo) nos miramos. No tenemos nada en común. Una es pijilla; otra lleva rastas. Una lleva tacones y la otra va en chándal. No importa, al unísono todas comenzamos a desgañitarnos: “… un gusano en la tripa…”. Es el efecto Ella baila sola.

    Hace muchos años que no las hemos vuelto a escuchar. Pero no importa. La letra está ahí, tatuada en un pequeño recoveco de nuestra memoria, preparada para salir.

    Éramos niñas. Con nuestras amigas nos repartíamos las voces. Tú, la voz grave. Yo, la alta. Tú, la rubia. Yo, la morena. Tú, Marta. Yo, Marilia. Porque ellas, Marta y Marilia (siempre nombradas así, en ese orden), se convirtieron en parte de nuestras tardes escuchando  y cantando sus canciones.

    Aprendimos sus letras (y las de Amistades Peligrosas pero eso era otra cosa). Nos emocionábamos con unas canciones que hablaban de rutinas de pareja (que se hacen máaas, máaaas fuertes), de rupturas y de promesas sin haber pasado nosotras por nada de eso todavía. Nos comentaban que repartir los amigos después de una separación era muy difícil y me dejaron muy claro que de mayor nunca sería una “mujer florero”.

    Ahora cantamos las canciones en un bar cualquiera, acordándonos de cómo éramos hace años, pensando en cuánto tiempo ha pasado (ay, la nostalgia noventera). Es entonces cuando nos damos cuenta que Ella baila nos habían adelantado todo por lo que íbamos a pasar, nos habían preparado.

    Allá por 1996 nos dijeron lo que nos pasaría unos años más tarde: “Será que nuestra vida ya no es diferente, hacemos todo igual que el resto de la gente”. Que  llegaríamos a entender qué se siente cuando escuchas promesas mientras alguien se aleja, saber que piensa volver algún día cuando los sapos bailen flamenco…  Y sí, también  nos avisaron que llegaríamos a encontrar consuelo en los amores de barra.

    Pero como en sus canciones, ellas también terminaron separándose. Adiós a Marta y Marilia.

    Marta, con una nueva compañera, volvió a ser Ella baila sola (bueno, E.B.S.) pero terminó separándose de nuevo para trabajar en solitario. Y Marilia hace un par de años sacó nuevo disco. Ya no están las chicas con las que cantábamos nuestras primeras canciones de desamor. Pero no importa, porque ellas crearon el efecto Ella baila sola.

    Porque ahora, mujeres que aparentemente no tenemos nada que ver poseemos esas letras preparatorias guardadas a fuego en nuestra memoria. Porque las cantamos dándolo todo en los bares. Porque las tarareamos cuando nos vemos con lápiz de labios mal puesto en el baño. Y las bailamos juntas aunque sí, nosotras bailamos solas.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mireia Clavero

    De pequeña quería ser trapecista. Ahora me lanzo al vacío contando historias. De vocación, cuentista. De corazón, teatrera. Me gusta lo rarito, lo hortera y los chistes malos.

    • Mac

      A veces pienso que cómo le gustan canciones adultas a los niños si no las entienden, pero luego suena Ella Baila Sola y me llena de sentimientos geniales por haberme aprendido las canciones cuando todavía era joven. :’)

    • Ana G. Ruiz

      Yo me sabia todo el puto cassette. SI. CASSETTE.

    • Yaya Ceravieja

      Jo, yo era una incomprendida. Lo mío era el rap, funcky y demás, y mientras mis amigas estaban con EBS yo me desgañitaba con Gett Off de Prince (que me daba un morbazo impresionante, él y sus NPG).

    • Grecia Rock

      A pesar de que aún no he llegado al cuarto de siglo, me sabía (y aún me sé) casi todas sus canciones a muerte, porque mi madre no paraba de poner sus cintas y discos en casa y en el coche. Y sigue siendo un gustazo escucharlas :)

    • Perra de Satán

      Qué fuertas fueron estas chicas. Y totalmente de acuerdo, yo no fui una gran fan, pero si escucho una de sus canciones siempre me vengo arriba a cantar a tope.

    • Sarah

      Nunca lo había pensado, pero es totalmente cierto que no entendíamos nada de lo que decían y aún así molaban mucho!! Al leer el artículo me he acordado de que yo obligaba a mi pobre hermano a cantar sus canciones a dúo conmigo, jajaja. Pobrecillo…

    • Raquel Venancio

      Sí que nos prepraron sí. El primer día que te ves en el baño, con la mirada turbia y sin atinar a pintarte bien el labio…ese día, tu amiga y tu la cantáis más alto que nunca.
      No soy una mujer florero y a los sapos hace tiempo que no em interesa verlos bailar. Pero me sigue dando mucho juguito cantar sus canciones como si aún fuera entonces. Es raro, pero me sigue poniendo cosquillas en el estómago.

    • Andrea

      Y lo que sufría con Despídete, sin tener que haberme despedido nunca…

    • Cristina Mas

      No te creo!! jajajajajaja justo anoche me dió por buscarlas y escucharlas en spotify!!!! Eran muy grandes y, da igual el tiempo que pase, ¡¡nos sabemos las letras de memoria!!!

    • Sol Aguirre

      Me he puesto melancólica perdida, y eso que a mí me pillaron ya talludita….

    • Gabriela Ovando Gimenez

      Ay qué alegría de artículo!! Y de hecho las ves ahora y tienen una estética casi de moda (bueno, Marta no tanto, pobre jajaja)

    • Mireia

      Llevo días con Marta y Marilia cantándome en la cabeza.

      Voy a empezar a usar la expresión “me he echado un amor de barra” en la vida.

    • Annie Doors

      Ay😍

    • Eva C

      Que recuerdos!! Aún guardo la primera cinta de cassette.

    • Also Known As Eider

      “Ya no están las chicas con las que cantábamos nuestras primeras canciones de desamor.” Y las que seguiremos cantando..

    • http://www.sonmishistorias.com Mariella Villanueva

      PEGOTE DE RIMMEL, LA COPA EN LA MANO…. Y VUELVO A TU LADO-OH
      Qué memories

      • Mireia

        Colirio en los o-jos.

    • https://twitter.com/sugusienne Marieta Escobedo

      Ay, amores de barra era mi favo aunque no entendía nada.

      • weloversize

        es que eso es lo fuerte, que las cantábamos sin tener ni idea y ahora es como WTF

      • Annie Doors

        Jajajajajaajjaaj

      • Mireia

        Total. Pero ¿has vuelto a escuchar a Amistades peligrosas? Te-li-ta.
        “Enséñame a bajar tu cremallera ya sabes dónde voy…”

        • https://twitter.com/sugusienne Marieta Escobedo

          Es que entiendo por qué mis padres no me dejaban escucharlos jajajajajaja

          • Mireia

            Yo cantaba ‘Africanos en Madrid’. Que estaba en el vinilo del Boom 8 que tenían mis padres.

    • Rebeca Loversize

      Lagrimilla.

      • Mireia

        Uuuuu. Voy a estar tarareando las canciones días.

    • weloversize

      ME FLIPA

      • Mireia

        ^^

        Bailasoleras.

    

    Login