libros de papel
  • Cultura

    Larga vida a los libros de papel

    Share on Facebook351Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Hace cinco años se anunciaba que el papel como formato de lectura moriría, ¡¿qué puñetas  le pasa al mundo?!! Chillábamos todos a merced del pánico. Pero el apocalipsis digital nunca llegó, mientras que los analistas predijeron que una vez que los libros electrónicos salieran podrían superar a la impresión en 2015, las ventas digitales en lugar de aumentar han disminuido drásticamente según The New York Times.

    ¡¡¡Bien por nosotros!!! Gritamos mientras nos secamos el sudor frío que lleva años bajándonos por la sien.

    Amo los libros. Creo que cualquier lector que se precie ha soñado con tener su propia biblioteca en casa, en la que contemos con la comodidad de una buena butaca donde acomodarnos, disfrutar de la lectura y dejar volar nuestra imaginación.

    Tenga-una-biblioteca-en-casa

     “El papel no está muriendo y, sobre todo,  el digital no es una amenaza, sino que veremos como aprenden a convivir. Se crearán dos tipos de lectores diferentes o existirán géneros que funcionarán mejor en un formato y otros en el otro”, nos explica Álex Fernández, de 24Symbols.

    Está claro que hoy en día las nuevas generaciones se saben desenvolver de manera más efectiva ante todo lo que nosotros tuvimos que aprender con mayor dificultad. Los e-books consiguen llamar la atención de los más pequeños por la dinámica de su lectura, mucho menos sobria que la que los mayores preferimos. Entonces podríamos decir que no está mal para entretener a nuestros sobrinos pillarnos un cuento en el que puedan interactuar ellos también, sin embargo la mayoría de los adultos seguimos prefiriendo el papel al pixel. Si miramos atrás veremos como el vídeo no mató a la radio, ni el cine y la televisión al teatro. Se trata entonces de piezas tan únicas y carismáticas que jamás lograrán ser sustituidas.

    0e5ab9373252fcc2c1b37dccd5e4ceff

    “La gente hablaba de la desaparición de los libros físicos como si fuera sólo una cuestión de tiempo, pero incluso 50 a 100 años a partir de ahora, la impresión será una gran parte de nuestro negocio”, dijo Markus Dohle, el director ejecutivo de Penguin Random House , que tiene cerca de 250 sellos editoriales a nivel mundial.Los libros impresos representan más del 70 por ciento de las ventas de la compañía en los Estados Unidos.

    Todo indica que quedan libros de papel por mucho tiempo.

    Los libros consiguen definirnos, hay lectores a los que les gusta tener el libro impoluto, otros suelen doblar las esquinas de las páginas donde aparezca cualquier cosa que le resulte interesante, algunos leen con lápiz en mano y garabatean alrededor de palabras o subrayan frases dignas de recordar. Hay libros que tienen manchas de café en ellos, símbolo de que nos acompañan desde buena mañana. Otros tienen pequeñas gotas ya secas de lágrimas que cayeron sobre él, signo de que también están en nuestras horas bajas. Cada libro tiene una historia detrás, y eso es lo que lo hace especial. ¿Cómo podría un e-book intentar igualar tan siquiera esas sensaciones?.

    4d37473ba3ed098fc5c054aedafc3898

    Y es que tengo más que claro que los bibliófilos podríamos pedirle matrimonio a los libros sin miedo al tiempo, sabemos a ciencia cierta que nunca los cambiaremos. Amamos el olor a nuevo que desprenden sus hojas, el peso que sentimos cuando lo llevamos sujeto del brazo contra nuestro cuerpo, y el alivio de poder tenerlo siempre a mano cuando finalmente lo colocamos en la estantería. Quizás sea la próxima generación la que adorará leer los libros en sus teléfonos o tablets, pero esta, a la que estoy orgullosa de pertenecer les aseguro que no.

    Larga vida a los libros de papel.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Liza Peter

    Estudiante de periodismo y esperanzada futura escritora. Domadora de gatos a tiempo parcial, escribo para comprobar que no soy la única que pensaba que la vida sería otra cosa. Escorpiona de pies a cabeza, me encanta viajar, adoro leer y disfruto viviendo.

    

    Login