RuPauls-Drag-Race
  • Cultura

    10 formas en las que RuPaul’s Drag Race cambiará tu vida

    Share on Facebook260Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Me enganché a RuPaul’s Drag Race hace más de un año mientras pasaba por una faringitis mortal. Estuve cinco días de baja y me pasé un mes entero metiéndome a la cama a las 7 de la tarde y, hoy por hoy, puedo asegurar sin temor a equivocarme que RuPaul me curó. Llevaba tiempo resistiéndome a ver este reality (¿Drag Queens? ¿Perdona?) pero las lecciones de vida que aprendí viendo este show me curaron no sólo de la faringitis sino de muchísimos prejuicios e ideas preconcebidas de la vida. La siempre dragtástica Perra de Satán ya nos contó en este post las lecciones sobre amor propio que aprendió viendo RuPaul: yo os voy a contar cómo cambiará vuestras vidas si se lo permitís.

    Atención, señoras: el siguiente post no desvelará a los ganadores de ninguna temporada, pero sí mostrará imágenes llenas de ESCÁNDALO RuPaulil. Yo avisé.

    Entenderás la importancia de las segundas oportunidades.

    Si algo he aprendido con RuPaul es la importancia de dar segundas oportunidades a quien se lo merece: a esa persona que lo hizo fatal, fatal, súperfatal, pero que tiene ganas de hacerlo bien. Como Shangela (Temporada 2). HALLELOO. 

    Aprenderás que las cosas buenas le pasan a la gente que se lo curra.

    Y no a la más bonita, ni necesariamente la más talentosa, ni nada. La recompensa le llega a la gente que se esfuerza a tope currando por sus sueños. Como a Alaska Thunderfuck (Temporada 5), quien participó en la quinta temporada luego de presentarse a los castings de toooodas las temporadas y no la elegían jamás. You better work. 


    Entenderás que SIEMPRE te van a juzgar…

    Y que será inevitable que a mucha gente le caigas mal y todo lo que hagas les parezca pésimo. El show hace mucho hincapié en la importancia de escuchar las críticas pero que, al final del día, te resbalen soberanamente, como Jinkx Monsoon (Temporada 4) dice en su famoso mantra: Como el agua en la espalda de un pato.

    Aprenderás que no es malo ser vulnerable.

    Al final del día, las drags de las que nos enamoramos son aquellas que, además de talentosas, muestran ese lado humano y vulnerable que muchas veces nos esforzamos en tapar. Como Katya (Temporada 7), quien confesó sus problemas de adicción y de ansiedad pero seguía ahí al pie del cañón.

    Aprenderás que el pasado está en el pasado.

    Es fácil dejarse atormentar por aquellas cosas que nos pasaron en el pasado, pero no debemos dejar que, como fantasmas, nos persigan en el presente. Nadie mejor para representar eso que Latrice Royale (Temporada 4), una drag con personalidad de hierro y una historia de superación increíble.

    …Y que se aprende mejor fuera de tu zona de confort

    El show está plagado de pruebas para las que las concursantes no están preparadas: como en la vida, vamos. Tienen que adaptarse y afrontarlos como mejor puedan y normalmente es ahí donde los concursantes descubren aquello que los hace especiales. Como Derrick Barry (Temporada 7) que pensó que se pasaría la vida siendo una imitadora de Britney y descubrió que podía hacer mucho más que eso.

    Aprenderás que está bien ser diferente…

    …Y que tienes que defender aquello que te hace especial en vez de intentar encajar. Sharon Needles (Temporada 4) y Kim Chi (Temporada 8) son mis dos drags favoritas al respecto: la primera por sus looks tan diferentes para la época, la segunda por aceptar su ceceo y su peso y ser una de las drags más originales de todas las temporadas.

    Aprenderás que hay cosas que pasan más tarde en la vida.

    Muchas veces pensamos que todo lo importante de la vida nos tiene que pasar jóvenes y que el resto de la vida se vive en piloto automático. Pues no. Es emocionante ver a concursantes de 22 años currándoselo a tope, pero (para mí) es más emocionante aún ver a concursantes llegando a los 40 y luchando a mil por sus sueños. Como Bianca del Río (Temporada 6).

    Recuperarás la capacidad de sorprender (y sorprenderte).

    Como en la vida misma, en RuPaul veréis escenas y pruebas que se repiten una y otra y otra vez. llegará un punto en que creerás que ya lo has visto todo. Pero viendo este show, sin embargo, recordarás que está en tu poder darle ese toque diferente a las cosas para que algo que ha estado ahí siempre se vuelva otra cosa verdaderamente mágica… como Sasha Velour (Temporada 9) en el MEJOR LIP SYNC DE ESTA Y TODAS LAS VIDAS.

    Sobre todo, aprenderás que no hay que tomarse la vida demasiado en serio.

    Que hay que reírse de uno mismo y que hay que hacer el imbécil: la vida es muy corta para vivirla tan seriamente. Por siempre, Alyssa Edwards (Temporada 5)

    Yo no sé a qué estáis esperando. The time has come for you to lipsync for your life watch RuPaul’s Drag Race (available on Netflix).

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mariella Villanueva

    (Lima, 1980) Escribo porque me permite abrir una puerta o cerrarla para siempre. Escribo porque es más barato que ir al psiquiatra. Escribo porque no sé, y quiero saber. Escribo para perder los escrúpulos y gritar cosas que yo nunca gritaría. Escribo porque cuando escribo miento y cuando miento, digo la verdad. Escribo porque escribir es una forma de nostalgia. Escribo porque no sé hacer nada más.

    

    Login