cenicienta por un dia
  • Cultura

    Cenicienta por un día y otras películas de mierda

    Share on Facebook198Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    He estado unos días en casa de mami y eso significa: ¡ADIÓS, CANAL+! ¡HOLA, PELÍCULAS DE SERIE B DE ANTENA3!

    Y ahí estaba yo, con mi tripita llena de cocido de mamá y el pijama que iba a tener que quitármelo con espátula haciendo tiempo para echar un sueñecito cuando aparece en la tele la señorita Poppy Montgomery, tan mona, tan pelirroja, tan… ¿GORDA? Y gorda mal. Me explico: Gorda de que sabes que lleva un traje de gorda.
    Lying-to-be-perfect

    Actriz con traje de gorda

    VS
    Stuff-Shoot-poppy-montgomery-1108115_480_600

    Misma actriz sin traje de gorda

    La película en cuestión se llama ‘Cenicienta por un día’ y cuenta claramente que no se puede ser gorda y feliz. Que cuando estás gorda te va todo mal. Tu jefa es una zorra que te llama gorda en tu propia cara (WTF?) y te dice que tu trabajo como escritora no vale nada porque estás gorda.
    Tus amigas, las dos únicas que tienes, son gordas también, faltaría más. Gordas e infelices. Una de ellas no lleva a sus hijos a la playa porque no quiere ponerse un bañador. Y todo así. Su vida es una mierda absoluta por el mero hecho de estar gorda. No por la actitud que toman ante la vida. No por ser unas derrotistas acomplejadas. POR GORDAS.
    large_size_Lying-To-Be-Perfect_D5
    Un chico guapo se interesa por la protagonista y ella, que se sabe gorda, le dice que es demasiado bueno para ella.
    ¡OLE, OLE, OLE!
    La misma protagonista se sienta con el chico guapo a tomar algo cuando aparece la ex novia de éste gritando: ¿ME HAS DEJADO POR ESTA FOCA? Te corro a hostias, bonita. Pero por todo el bar.
    Pero no os preocupéis, amigas, porque la vida empieza a mejorar para estas tres mujeres. ¿Cuándo? Pues cuando empiezan a adelgazar, que estáis tontas. Se lleva al chico, publica un libro, vive sus sueños pero, eso sí, cuando está delgada. Es más, lo hace PORQUE ESTÁ DELGADA.

    Y mira, a mí cada vez los garbanzos me estaban sentando peor.

    Claramente estoy haciendo mal esto de estar gorda. Porque yo estoy gorda. No soy gorda. Y no permito que mi vida gire entorno a mi peso. A veces me afecta y otras veces no me afecta en absoluto. Voy a comprar ropa y me cabreo. Me voy de cañas y me lo paso pipa y bailo y me divierto y voy con todo. Tengo una vida maravillosa en la que soy feliz y, a veces, me pasan cosas malas QUE NO TIENEN ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER CON MI PESO.
    a40d2-lying-to-be-perfect-2010-dvdrip-h264-feel-free-mp4_snapshot_00-22-29_255b2010-10-02_15-50-12255d
    Ver una película en el que el mensaje es que no puedes ser feliz siendo gorda me cabrea y me asusta. Me asusta porque yo tengo 30 años y esto solo me deja con un cabreo de narices agitando el puño ante la tele pero tengo dos sobrinas pequeñas, dos niñas preciosas que pueden verse afectadas por toda esa mierda y quiero que mis niñas sean felices, tengan el peso que tengan, la altura que tengan y amen a quien amen. No quiero permitir que nadie les diga que son peores que otras personas más o menos delgadas.
    Por favor, no hagamos futuras mujeres acomplejadas. No fomentemos el rechazo. No permitamos que nos traten como personas de segunda. Poppy Montgomery me puede comer la pepitilla.LA BELLEZA NO SE PESA.

    Autor: Paula T. Suárez

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login