him-or-her
  • Cultura

    El machismo nos oprime a todos: mujeres y hombres

    Share on Facebook511Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Machismo, feminismo, feminazi, heteropatriarcado, machirulos, violencia machista, opresores, emponderadas… términos que hasta hace años ni si quiera conocíamos y que ahora están en boca de todo el mundo gracias a que el feminismo, poco a poco, y día a día, va cobrando más fuerza… a pesar de todos los intentos por acallarlo, partiendo del básico y fácilmente desmontable argumento de que “feminismo” significa la supremacía de la mujer sobre el hombre.

    feminismo definición

    Sin embargo, desde que empecé a interesarme activamente por el feminismo he notado que he ido alejándome cada vez más de una forma de pensar global, que nos incluya a todos, hombres y mujeres (igualdad de la que parte el feminismo) para empezar a pensar y a ver las cosas desde un punto de vista, en muchos casos, únicamente femenino y cada vez más individual. Tampoco me siento culpable: si durante siglos y siglos el pensamiento giraba en torno a lo masculino, qué puede tener de malo que yo empiece a pensar las cosas anteponiendo mi condición de mujer. Pero había dejado escapar una cosa: el punto de vista de los hombres, que, por supuesto, también deben formar parte del feminismo.

    Ponerse en la piel del otro es una de las cosas más difíciles que un ser humano puede hacer, sobre todo si ese otro no es tu padre, tu hermano, tu novio o tu hijo. De hecho, estoy bastante segura de que es una capacidad que muchos machistas no tienen. Pero yo no soy machista, y además me gustan los retos intelectuales, así que quise ponerme en el lugar de un hombre blanco heterosexual occidental para, si no comprender, al menos tener en cuenta su forma de pensar y actuar ante situaciones cotidianas. Para ello, recurrí a un documental del catálogo de Netflix que se llama ‘The mask you live in”, aquí os dejo el trailer:

    Nunca he podido estar de acuerdo con ese lema que culpa a todos los hombres por el hecho de serlo. Como son hombres, son potencialmente peligrosos, es probable que te ataquen. Es evidente que los hombres atacan y acosan a las mujeres, pero no todos los hombres lo hacen, así que generalizar, como casi siempre, me parece un error. Un hombre no es culpable de nada por ser hombre, simplemente ha nacido así. Como un negro nace negro, un francés nace francés o una mujer nace mujer. Nadie debe cargar con el estigma de su condición, ni siquiera los hombres blancos heterosexuales. Nadie es culpable de nada por haber nacido en una determinada forma, solo se convertirá en culpable cuando cometa una falta.

    ¿Y qué lleva a los hombres, tan fácilmente, a cometer actos machistas? La función que le otorga la sociedad occidental en la que vivimos. Desde que son muy pequeños, los niños no paran de escuchar este mensaje: “SÉ UN HOMBRE”. Y desde ese preciso momento, los niños también se convierten en víctimas del machismo y comienzan a crecer constreñidos por una idea de HOMBRE que deben alcanzar para encajar y satisfacer su entorno. ¿Os recuerda esto a ese ideal de mujer que todas sabemos que no existe pero que muchas mujeres aún persiguen, y se dejan sus dineros y, por desgracia, también la salud, física y mental, para conseguirlo? Pues a la mayoría de los hombres les pasa exactamente lo mismo.

    “La masulinidad no es orgánica, es reactiva [una reacción]. No es algo que se desarrolla, es un rechazo a todo lo femenino” – Dr. Caroline Heldman.

    Cuando tú le dices a un niño “sé un hombre, no llores, no seas una nenaza, échale huevos…” no le estás diciendo “venga, saca lo mejor de ti”. Le estás transmitiendo, literalmente, este mensaje: NO SEAS UNA MUJER. De este modo, y desde muy temprana edad, los niños entienden que todo lo femenino es malo y tienen que desarrollarse, no solo evitando todo lo femenino, sino haciendo alarde de todo lo masculino (o lo que ellos entienden por “masculino”).

    Si resulta que ese niño es más básico que un botón y puede, simplemente, hacer eso, será un hombre la mar de afortunado y, seguramente, también exitoso. Pero si un día un niño descubre que le encanta jugar con muñecas, que disfruta cocinando con su abuela, que siente la necesidad de llorar porque una chica le ha rechazado, que prefiere tocar la flauta antes que jugar al fútbol, o que le gustan los hombres, se creará un conflicto en su interior del que quizás no sea capaz de salir. Primero, porque es demasiado joven para saber enfrentarse a este tipo de problemas, pero, sobre todo, porque es un hombre, y los hombres no piden ayuda.

    Cuando un adulto (hombre o mujer) le dice a un niño “¡Sé un hombre!” es cuando se convierte en culpable, y pasa a formar parte de un gigantesco problema que está minando nuestra sociedad: el machismo. A pequeña escala solo está oprimiendo el desarrollo de su hijo, a gran escala está fomentando los valores del heteropatriarcado, una forma de sistema político-social asentada en el machismo. Y todo esto, probablemente, sin darse cuenta. Porque el machismo está tan asentado en nuestros valores sociales y en nuestras ideas de éxito que mucha gente no es consciente de su existencia, y mucha otra cree que es hasta positivo. Y no darse cuenta de que promueves actitudes machistas en tu día a día no es tan malo, no entiendo por qué estas personas son atacadas si solamente están demostrando ignorancia. Desde mi punto de vista, la ignorancia no se cura insultando, atacando, o censurando, sino invitando al diálogo y a la reflexión, cosa que, y quiero hacer hincapié en que esto solo es mi opinión, es el punto más débil de la lucha feminista.

    d042cc307768b89347431dac1416a83e

    En menos de una semana dos noticias han conmocionado nuestra sociedad occidental: la primera, un hombre que entraba en un local gay de Orlando y mataba a cincuenta personas. La segunda, un hombre que se empeñó (y consiguió) en asesinar a una diputada inglesa. Y estos dos crímenes solo nos conmocionan por las circunstancias que los rodean (el primero por el gran número de muertos, el segundo por ser la mujer asesinada una diputada), pero todos los días también hay hombres que matan a sus mujeres, hombres que matan a sus hijos y hombres que se suicidan. Y todas estas muertes solo tienen un elemento en común: son la consecuencia del machismo a largo plazo.

    No todos los niños que reciben constantemente el mensaje (y ya no solo a través de su familia, si no en la tele, en el colegio, en su grupo de amigos…) de “sé un hombre” acaban apretando un gatillo. Empuñar un arma podría ser considerado el último nivel, la máxima expresión. Muchos simplemente deciden adaptarse a lo normativo para poder sobrevivir, y básicamente eso es lo que hacen toda su vida: sobrevivir. Sobrevivir a la idea de hipermasculinidad que le ha sido impuesta y que le crea más y más frustraciones e inseguridades.

    Llegados a este punto, conviene reflexionar sobre a quién le está beneficiando, realmente, el machismo. Está claro que a las mujeres no, a excepción de aquellas pocas elegidas por los hombres para desarrollar funciones sociales propias de los hombres. Y parece que a la mayoría de los hombres tampoco. Entonces, ¿por qué lo perpetuamos? ¿Nos vamos a conformar con lo malo conocido en vez de luchar por lo bueno por conocer? Y puestos a luchar por cambiar algo, ¿por qué no luchar unidos, hombres y mujeres, en igualdad, si claramente somos mayoría?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    • Inma Rodríguez

      Eres increible perra cada día me gusta mas leerte

    • Braxuss

      Me ha gustado mucho pero discrepo un poco con esta afirmación. Como hombre nunca he entendido esta frase como tú dices.
      //Cuando tú le dices a un niño “sé un hombre, no llores, no seas una nenaza, échale huevos…” no le estás diciendo “venga, saca lo mejor de ti”. Le estás transmitiendo, literalmente, este mensaje: NO SEAS UNA MUJER.//
      Esa frase nos oprime, a los hombres, pero no usando a la mujer como referencia, en mi opinión, si no a lo que muestran el resto de los hombres. Esa frase significa “mira a los hombres, tienes que ser como ellos”. Y es una mierda, porque cada uno es como es, y esos otros hombres probablemente están interpretando a su vez un papel heredado. Finges parecerte a los que a su vez fingen.

    • Roxas13

      Un principio básico del feminismo para mí es que nadie le puede decir a nadie cómo ser feminista, pues cada persona es distinta y, mientras exista el respeto, sororidad y el deseo y lucha (no importa como luches) por la igualdad, estará bien aunque no se esté de acuerdo con las formas de decir o partes de opiniones. De otra manera sería una secta, y si no se puede debatir o enriquecerse como persona, chao muy buenas.
      Dicho esto, quisiera aportar a tu texto, Perra: es cierto que los hombres reciben daños colaterales del machismo. El problema es que no se cuestionen la situación por el sistema, sino que echen balones fuera hacia las mujeres.
      Un ejemplo es: “Joder, ¿De qué os quejáis las tías, que entráis gratis a las disco?” Cuando no pagas por entrar, el producto eres tú. Estamos objetivizadas y servimos de cebo, pero siguen culpándonos por ello. Pondría más ejemplos, pero se me haría larga la lista.
      Para ser aliados, en lugar de culpas, hay que responsabilizarse; es decir, un hombre, en sí no es “malo” por existir, lo es si culpa al resto de personas en lugar de cuestionarse su papel en la sociedad. Culparse por serlo tampoco es solución, sino plantearse cómo relacionarse de verdad con las mujeres y señalar lo incorrecto a sus compañeros masculinos.

      • https://freitagichbinverliebt.wordpress.com/ sXeRiotWiccanDoll

        ( <3 Amo a Perra de Satán <3 ) Hay maneras prácticas y efectivas para ser feminista y dejar de ponerse la zancadilla, una de ellas es dejar de buscar chivos expiatorios y exorcizarse de las taras patriarcales en vez de "ir señalando la viga en el ojo ajeno", sí hay feminismos contraproducentes o imprácticos que han contrapuesto por sectarios y por moralinas a una gente contra otra y han hecho brechas en vez de puentes, otro quizás básico del feminismo de 4ta ola es darse cuenta de que los problemas y la violencia machista hacía todxs empieza por el binomio de género y que como constructo social, "palabra de dios" y argumento "científico" (si la ciencia de desarrolla en este sistema, es misógina, ya que estamos conectados, no se puede abstraer, además de que ha servido de instrumento del capitalismo – y el nazismo y facismo en su momento – resquebrajando sociedades y satanizando mujeres fuertes), se sostiene como dogma inamovible defendido con rabia, el transfeminismo no es una panacea pero muchas estructuras e instituciones injustas se basan en el binomio de género, por eso una cosa tan prescindible y mutable que es simulacro y teatro, si se mueve tantito o se cuestiona causa pánico a los cis-hombres y cis-mujeres que defienden a los "jefes" más encumbrados a capa y espada aunque no les reporte beneficio, atacan cualquier cosa que "atente" contra los moldes de género, por eso mismo dicen que la virilidad como concepto y como actitud en la vida es muy débil, porque si alguien la trastoca o experimenta con ella tantito, como con el genderfuck la gente débil de carácter, corta de empatía y criterio, pobre de espíritu y atrofiada del sentido común, siente que es el acabose, como si alguien se cagara en todos los dioses, y responden con necedades, agresividad y violencia, o con crímenes de odio y de lessa humanidad, solo porque creyeron que su voz individual era repetir sandeces enfermas y radicales que por normalizadas son el pan de cada día, por encajar y por ser aceptados de niñitos se tragaron el cuento y ahora no toleran ni que se los rocen. Casi todos hemos dado por "verdad" o por normal alguna injusticia en la vida, y muchas veces lo hicimos con convicción de justicia y sentimientos nobles, las injusticias se perpetúan por la manipulación emocional y la necesidad humana de pertenecer y no salirse del guacal, y es responsabilidad de cada quién dejar de cagarla, sin auto-castigarse, simplemente asumir el error en introspección empática y cambiar las "líneas de código" "infectadas". Sí hay maneras de ser feminista sin cagarla, y ello implica tender puentes y no seguir las mismas pautas del sistema que ya sabemos que no funciona, no se trata de superioridad moral ni de entrometerse en la vida ajena sino de que el feminismo funcione y no se estanque a medio camino por no querer sacarse piedras de la mochila. Por supuesto que los hombres tambn son víctimas del patriarcado, pero se los pintan como si fueran ganadores, por ser muchas veces los abusadores más obvios, directos o típicos, me explico, como ejemplo casi ningún hombre que haya acosado se cuestiona el que está entregando su libertad sexual y su dignidad al patriarcado cuando dice que no puede contenerse cuando ve a una chica con minifalda o escote, es como con la población gringa, que les dan atole con el dedo por estar en la ignorancia, el consumismo, la violencia epidémica, la segregación, los radicalismos y las enfermedades sociales, pero su mismo gobierno y sistema les dice que están mejor que todos los demás habitantes del planeta y muchos se la creen, pues eso mismo pero con los hombres, el mundo los engaña para que crean que son dueños de las situaciones y que van "ganando" siempre por imposición viril violenta o amedrentadora, pero es otra manera de joderlos, y de que el sistema se sostenga y perpetúe, porque hombres y mujeres misóginos oprimen a los demás y se oprimen entre ellos, y así, qué big brother ni que nada. Además de que la opresión a las mujeres solo por ser mujeres como con los botines de guerra y las violaciones tumultuarias sirven justo para que crean unos que van "ganando" y las élites sigan en el poder, osea se sostienen los negocios billonarios de armamento, los genocidios, los ecocidios, etc. y en plano menos monstruoso se "legitimizan" las brechas socio-económicas y el racismo por usar a la población femenina de chivos expiatorios de todo y para todo, y como a la gente "aborregada" no le han dicho ni "brinca" y ya brincó a Júpiter, no conocen ninguna proporción, y de "micro" machismos saltan con la mano en la cintura y como si no fuera el colmo de la sociopatía, a violación tumultuaria creyendo que son re-buenas personas pero que tuvieron un mal día y necesitaban desfogarse y se dejaron llevar o "era una puta, nadie la va a extrañar", y a ser defensores y defensoras del esclavismo sexual y los feminicidas, porque "quién le manda andar con malas compañías" o "no saber escoger a sus amigos" o si son agresivos y agresivas un "para que aprenda: las niñas decentes no se visten así / no son las más listas de la clase / no son tan seguras de sí mismas / no dicen sus opiniones de forma tan asertiva y directa / no hablan de política ni religión / no hacen sentir a los hombres como tontos / no se creen guapas ni aunque lo estén, son modestas, discretas y medio tontas" (y me pasó: el psiquiatra que me trataba por depresión se deleitaba en provocarme crisis de pánico y en insultarme haciendo mancuerna con mi madre, una de sus joyas fué: "se ve que eres de esas niñas que se creen demasiado listas y demasiado guapas y crees que puedes estar eligiendo con quién salir, tú no escoges Fernanda", o la prefecta de la escuela de diseño cuando un borracho random me amenazó en un aula de la Uni: "es que las niñas buenas no se visten *como niños* ni hablan tan seguras de sí mismas, tú te lo buscaste, pero no te vayas, llevas el primer lugar de tu generación, ay, qué lastima", y eso lo dijo la señora que me contó que la habían violado en la Escuela de Ballet de Bellas Artes a los 10 minutos de conocernos porque me estaba haciendo la entrevista para entrar a Ingeniería Gráfica, que tmbn muuuuuuy desubicada por estar contándome eso a los pocos minutos de tratarnos y en un ambiente de entrevista escolar y que además era la persona responsable de meter orden y de no dejar entrar gente alcoholizada a la Uni, con lo restringida que tenían la entrada los guardias y con el dato de que media población estudiantil siempre estaba o borracha o groovie o las dos, o los "siéntate como señorita", o "no seas guarra Fernanda, tienes reporte, no les pintes dedo a tus compañeros ni aunque te digan que te vas a morir de cómo te rompen el himen entre todos y que van a llenar de semen tu cadáver", además de que qué puto miedo, a los 13 años no se esperan esos bullyings ni se puede ni se sabe responder a ello "como una dama", a los 26 años tampoco sabría responder a ello ni "como una dama" ni de cualquier otro modo, ¿cómo hubiera respondido esa maestra me pregunto? y tmbn ¿qué chingados hacía viendo como me gritaban de guarradas feminicidas y solo intervino cuando puse dedo y los mandé a la mierda?).

        • Roxas13

          Coincido en varios puntos contigo pero en otros lo veo diferente. Yo sí creo que hay maneras de luchar contra el machismo, todo dicho desde mi visión neófita.
          Mi lucha es que en mi casa se deje de verme como una exagerada cuando saco el tema. Otras mujeres luchan haciendo escraches, o ayudan a otras a través de asociaciones, o difunden por Internet ya sea la teoría o la práctica, etc.
          Para ti, el transfeminismo es tu camino para desarrollarte como mujer. Hablándote de mí, yo no soy transexual, no soy lesbiana, y soy de raza blanca, por lo que yo no podría participar (activamente, aunque apoyo su lucha) por ponerte un ejemplo de raza, en un círculo feminista en el que haya mujeres indígenas liderando, porque yo no viviré lo que viven ellas. Y mi forma de ver las cosas hace que no tenga ninguna religión, aunque hay mujeres que a través del feminismo se convirtieron al Islam. Hay tantos tipos de feminismo y variantes de ellos como personas. Mientras se mantengan los puntos que mencioné antes, no se debería de calificar (porque no corresponde ahora ni nunca) como feminista o no, aunque no esté de acuerdo con algunas cosas, porque deconstruir conceptos de hombre, mujer o no binomio no es nada fácil, y menos cuando no hay una sociedad que lo facilite. Entonces, creo que más que haya o no cagadas, se puede revisar y modificar puntos de vista. Los primeros movimientos feministas occidentales olvidaron a otras mujeres de distintas razas a la blanca, por ejemplo, pero hoy día, se tiene en cuenta su doble discriminación (y más si añadimos sexualidad como punto a discriminar).
          Dato de Historia: Sí, las primeras feministas estadounidenses lucharon también por la abolición de la esclavitud de la población negra, aunque los hombres de esta raza les dieron la espalda en cuanto ellos consiguieron el derecho a voto.

          • https://freitagichbinverliebt.wordpress.com/ sXeRiotWiccanDoll

            Por supùesto que hay maneras de luchar contra el machismo, para nada abogo por cruzarse de brazos o el derrotismo, sino todo lo contrario. Lo de “cagarla” suena muy radical pero lo digo en afán constructivo y justo de aprender de los errores incluso previniéndolos viendo la Historia y las metidas de pata ajenas no por calificarlas ni juzgarlas, sino para ahorrarse esfuerzos infructuosos y ser prácticas tal cual, tampoco soy transgénero y muchas veces tengo que frenarme los ánimos, los afanes de ayudar y la boca porque sé que no puedo hablar por personas transgénero y entender totalmente más allá de la empatía y la inconformidad y dolor que me dan el borreguismo cruel y las luchas y dolores ajenos, tampoco puedo hablar por mucha gente POC porque me ven el privilegio marcado en la frente aunque soy mestiza y sacan el resentimiento social porque asumen que he tenido oportunidades que nunca me han tocado, además de que ciertamente han vivido otras realidades y aunque no crecí en el colmo del elitismo y para nada de la opulencia, sino más bien en medios clase medieros progres liberales-feministas pijos hiperacadémicos polímatas judeo-budistas-ateos pro-comunistas, y hay muchas cosas que no entiendo, ni he vivido y muchas que de inicio siento imposibles, surreales e irreales a primeras oídas o al leerlas porque me shockean la mala leche y los absurdos humanos, lo máximo que puedo hacer es empatizar hasta donde me es posible y hasta donde sé que puedo hablar, porque si siguiera hablando sería desubicada e irrespetuosa, hay conversaciones en las que no tengo derecho de voz como pasa con la prostitución y el esclavismo sexual más allá de lo que he leído, aún así me considero transfeminista porque desde mi percepción de las cosas el bigenderismo es una tara humana mayor y sustenta muchas injusticias y terrorismos estatales, y dicho eso puedo caber en lo POC por el mestizaje aunque en mi medio inmediato existe la incongruencia de que se exaltara el orgullo mestizo folkie elitista y las raíces indígenas, están muy de acuerdo y apoyen a las guerrillas y resistencias indígenas y al activismo social, a la par del racismo de mi abuelo materno y el clasismo hasta de mi madre. Con el ecotransfeminismo no me desarrollo como mujer, son mis convicciones políticas no mi identidad de género; estoy intensamente en contra del bigenderismo, me identifico como mujer que es mi género de ADN, neuronal y biológico a la par que soy Otherkin y por el asperger no me cuadra lo cisgénero ni muchas otros consensos sociales así que se podría decir que soy neuroqueer por mis divergencias neuronal y cognitiva; prefiero deconstruir el sistema de raíz dentro de mí misma que seguir apoyando, normalizando y siendo cómplice de los crímenes de misoginia, lesbofobia, homofobia y transfobia, y prefiero defender activamente a los atacadxs, mi naturaleza autista no me deja opciones como la indiferencia y apatía borreguil neurotípica.

    • Patricia Sánchez

      Recibe un fuerte aplauso virtual.

      Como siempre, por otro lado.

    • Sol Aguirre

      Amor loco, Perri. Felicidades.

    • Sarah

      Muy interestante post. Está claro que todo lo que afecta negativamente a un grupo social acaba afectando negativamente a la sociedad en su conjunto, y el machismo no es una excepción.

    • Dani Vera

      Muy buena la reflexión… coincido al 100×100 que si realmente nos pusiésemos en la piel de los demás, veríamos mucho más claras las cosas.

      Apuntadisimo el documental. gracias!!

    • Ceci Wallace

      Me encantó

    • Txell028

      Lo que se expone hoy en este post, el hecho de que los hombres (expresamente los hombres) sufran machismo, es simplemente un efecto secundario (por decirlo así) del patriarcado (concretamente de los roles de género que se han perpetuado), pues, este no está planteado para oprimir metódicamente a los hombres, sino a las mujeres. Los hombres serán oprimidos por otros factores, por ser hombre y ser homosexual, por ejemplo (causa del heteropatriarcado) y no por ser hombre en sí.

      • Perra de Satán

        Te recomiendo muy mucho el documental del que hablo!

      • https://anonimoesnombredemujer.wordpress.com/ Anonimilla

        Cuando un hombre no puede ni llorar porque le hace “menos hombre”, sí le afecta el machismo por ser hombre en sí, no por ser homosexual ni nada así. Cuando le ponen trabas y le miran mal en su empresa para coger una baja por paternidad de varias semanas, sí le afecta el machismo por ser hombre en sí. Cuando se ríen de un hombre que cobra menos que su mujer, y le hacen sentir mal por ello, sí le afecta el machismo por ser hombre. Cuando no puede decir que alguien es guapo o algo cuqui es bonito sin añadir frases chorra del tipo “no homo”, “para chicas” o “pero es gaaaaaaaaay” sí le afecta el machismo.
        Y en casos extremos, se ha llegado a relacionar la tasa de suicidio superior en los hombres por la presión que los roles de género les plantean en el mundo moderno, el no poder pedir ayuda y la presión de mantener ellos a toda la estructura familiar económicamente sacando lo más posible hace bastante daño.
        Que el machismo se dé para oprimir a las mujeres no quita para que también afecte a los hombres de forma negativa.

        • Txell028

          Ya. Y todos los ejemplos que me acabas de exponer vienen dados por los roles de género. Es que no sé como contestarte a esto porque sería repetirme nuevamente… creo que no entendiste mi comentario.
          Es que me voy a volver a repetir, pero ahí va… cuando eso sucede, sucede porque se perpetúan los roles de género que el patriarcado ha impuesto, no porque sistemáticamente se oprima al hombre (esto nunca se va a dar), porque el patriarcado siempre va a otorgar privilegios para este. Que se den esas situaciones son y serán daños colaterales. Sólo eso.

          • https://anonimoesnombredemujer.wordpress.com/ Anonimilla

            Es que al oprimir sistemáticamente a la mujer, y dar como “malo” lo femenino, se oprime sistemáticamente al hombre como consecuencia de ello, aunque a simple vista sea el privilegiado. La sociedad machista oprime a ambos en diferentes niveles. Tú lo ves como un daño colateral como si no fuera importante, pero es que al atacar también esos problemas se ataca al machismo, y se benefician de ello hombres y mujeres. Un ejemplo, el del hombre que le ponen trabas para coger baja por paternidad por los roles de género, eso genera que la carga del cuidado familiar recaiga en mayor medida en la mujer, perpetuando esos roles tradicionales que oprimen a la mujer.

    

    Login