Captura de pantalla 2017-03-21 a las 18.16.03
  • Cultura

    ¿Hasta cuándo subir un poco de peso seguirá siendo noticia?

    Share on Facebook503Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Parece que, una vez más, algunos medios de comunicación no tienen nada interesante de lo que hablar (quizás el panorama político-social no sea suficiente como para generar noticia… tócate los cojones, MariLoles) y prefieren cargar contra el físico de una mujer (otra vez) porque claro, eso da muchos clicks. Esta vez ha sido La Vanguardia en este decadente ¿artículo?, mañana podría ser cualquier otro medio. No es la primera vez que denunciamos algo así, ni será la última. Pero ¡eh! las exageradas somos nosotras…

    El objetivo esta vez es Elettra Miura, nietísima del imperio Lamborghini y mi concursante favorita de esta edición de GHVip (os prometo que me estoy quitando pero… PERO). Resulta que ha engordado unos kilos y claro, lo importante es comparar sus fotos de hace dos meses con las fotos actuales y dejar muy clarito que antes tenía un cuerpo que llamaba la atención por sus curvas pero que ahora ya no.

    Captura de pantalla 2017-03-21 a las 18.16.03

    Básicamente lo que insinúan es lo de siempre: cuando una señora engorda un poco deja de ser una mujer explosiva y está obligada a mejorar su alimentación para recuperar su figura y así poder lucir bikini en las playas este verano, porque ya se sabe que si estás gorda (o has engordado) mejor quedarte en casa con un saco que esconda bien esas supuestas imperfecciones tan terribles. Y todavía mejor si es negro, que disimula más.

    Y yo me pregunto muchas cosas y me enfado mogollón porque ¡qué puto asco, joder!… ¿Qué coño les importa que esta muchacha haya engordado? ¿Por qué sigue siendo noticia el físico femenino? ¿Esto es periodismo? ¿Cómo pueden ser ustedes tan rancios y sexistas? ¿No se dan cuenta del daño que pueden llegar a hacer con este tipo de publicaciones? Lo que es notable y evidente no es el cambio físico de Elettra, no. Lo notable y evidente es su machirulismo y su gordofobia, todo disfrazado de buenrollismo envenenado.

    Estamos HARTAS de esta cosificación constante de nuestros cuerpos, de que nos digan cómo tenemos que comportarnos, cuánto tenemos que pesar, cómo tenemos que vestir. Estamos HARTAS de ser la diana de habladurías y juicios sobre nuestro aspecto físico. Y, sobre todo, estamos HARTAS de leer este tipo de basura.

    tumblr_o3p5eo5hr71ux6jrzo8_500

    Elettra, cariño, estás estupenda. Fin. 

    Ampliación informativa: Efectivamente, en menos de 24 horas desde que escribí este artículo, nos encontramos con otra joyita. Esta vez de mano de los amichis de “¡Qué me dices!” (que son de 10 minutos en realidad), pero con mucha más sorna y mala leche. La llaman “chochona”, que es un término súper gracioso y para nada despectivo. Saben qué les digo: ¡váyanse a cagar!

    Captura de pantalla 2017-03-22 a las 11.11.19-crop

     

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Romero

    Politóloga y divina. Defensora a ultranza de la cultura popular y del pecho grande y natural. Sufro de la terrible enfermedad de lo cuquis pero intento llevarlo con dignidad.

    

    Login