portadaok
  • Cultura

    Los realities, el arte de la telebasura

    Share on Facebook5Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Las personas que critican la telebasura o dicen que no la consumen porque no le aportan nada me inspiran más desconfianza que la gente que pide una pizza hawaiana en lugar de una buena pizza con doble de queso y bacon.

    Veamos, yo si me siento en frente de la tele tras un miércoles de curro hasta arriba, lo único que busco es entretenimiento. No busco pensar, no busco reflexionar. Quiero divertirme, flipar, reír y comentar. Y quien piense que tengo algún tipo de retraso mental por consumir ese tipo de televisión le digo: ” el retraso quizás lo tienes tú”. No, tanto no, pero que el que piensa así es un poco estrechito de mente sí. Me considero culta, inteligente, sensible…puedo ser todo eso y flipar los jueves viendo Gran Hermano Vip. ¿Acaso tú estás leyendo “La divina Comedia” de Dante en bucle por no ver telebasura?. Sorry, pero hemos nacido en la época en la que hemos nacido y en el país que nos ha tocado.

    1

    Si crees que la televisón en España actualmente ha llegado a unos límites que rozan la crueldad y el hiper-realismo debo decirte que nada más lejos de la realidad y que en mi humilde opinión en cuestion de realities en España cualquier tiempo pasado fue mejor y que nuestra tierrra cañí no es ni de lejos, la más especializada en realities  heavys. Así que si me lees,  ya puedes dar gracias porque ahí van algunos realities que son tan guays como inmorales (también son y/o han sido mis preferidos)  y que todo el mundo debería ver. Los que reniegan y los que no.

    Actualmente para ver un reality digno de mención debemos cruzar un océano entero. En Chile encontramos “Amor a prueba”. Este reality show lo protagonizan un montón de parejas y ex parejas de tíos y tías buenas encerrados en una casa zorreando todo el día ¿Qué tiene de interesante? Pues nada, interesante es la obra de Goya en sus denominadas y famosas “pinturas negras” cuando se quedó completamente sordo, por ejemplo, no Amor a Prueba. Pero os digo que esta es “La maja desnuda” de los realities. Canela fina. Os resumo; la premisa del concurso consiste en reunir parejas: ciclados ellos y recauchutadas ellas,  y solteros/as  que tendrán que tentar a los comprometidos. ¿Qué os parece? Arte. Venga, va, os adelanto, para que os animéis del todo, que nuestros viceversos patrios Oriana Marzoli y Tony Spina se han colado en este maravilloso casting. Eh, tú,no te hagas el longuis, sabes perfectamente quienes son. En Youtube puedes ver todos los capítulos.

    amoraprueba

    Situado también al otro lado del océnao nos encontramos con RuPaul´s Drag Race. ¿Y eso qué es? Para empezar deberías saber quien es Ru Paul, si después de buscar en google imágenes sin saber quien es te recomiendo que dejes de leer. Para que nos entendamos; este reality estadounidense es la mezcla entre Supermodelo (también muy muy guay) y el carnaval gay de Las Canarias.  El objetivo es encontrar la siguiente Drag Queen Superstar. ¿Si Da Vinci hubiera visto ese reality creéis que La Gioconda sería como hoy la conocemos? Doy por hecho que entendéis la coña. Para cada programa (semanal) todos los drags deben crear un show distinto al anterior: vestuario, maquillaje y peinado. El jurado encabezado por RuPaul, el mentor de las drags, elige las dos peores y les retan a hacer un playback para, finalmente, eliminar al peor. Quien crea que eso no es espectáculo televisivo es que no es de este planeta.

    drag

    REDOBLE DE TAMBORES. Del mejor reality hasta ahora emitido solo se grabó una temporada. El reality que me hubiera gustado crear a mi y además made in Spain, es sin duda alguna: CONFIANZA CIEGA. Antes de que Antena 3 en un intento de alejarse de la chabacana y divertida telecinco y se autodenominara como la televisón familiar por excelencia,  fue el responsable de este date show de principio de los “dosmiles” El planteamiento es muy sencillo: 3 parejas estables son separadas en dos casas distintas, los chicos en una casa y las chicas en otra. Hasta aquí todo correcto. Pero los chicos están acompañados de 8 chicas cañón y su respectivas parejas, las chicas, acompañadas de 8 fornidos maromos. La cosa sigue como estáis pensando, sí.  Todo apunta a que la pareja ganadora es la que no es tentada por ningunos de los pivones con los que convive, ¿no? PUES NO. Confianza ciega va más allá. Cada mienbro de la pareja debe someterse semanalmente al visionado del un vídeo protagonizado por su respectivo/a en el que no sabe si está manipulado o no. Ahí es donde está la verdadera Confianza Ciega. Sin duda alguna, la joya de la corona.

    portada

    De verdad, dejemos los prejuicios a un lado y disfrutemos con los realities shows. La telebasura es como la comida basura. Fast food y fast t.v. Algo rápido, divertido y apetecible. No hay que darle más vueltas. Ni todos los que consumimos telebasura somos gilipollas ni todos los que no la ven son inteligentes. Amplitud de miras, respeto y consideración.

    Y tú ,¿cuál es tu reality favorito?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Marina Palés

    Perpetua universitaria. Obsesiva con el control, encontrarle explicación a todo y las conspiraciones mundiales. Soy risueña, charlatana, leal y un poco histérica y mandona (especialmente los días nublados y si no he dormido lo suficiente) Enamorada de mi gente y, porque no decirlo, de mi misma, sobretodo en mis días buenos y de guapo subido.

    • Sara

      Las personas a las que la telebasura nos parece penosa no es que busquemos pensar con la televisión, es que somos críticos con la calidad de lo que consumimos. Sin más. Sencillamente, la gente chabacana por naturaleza no nos divierte, nos da pena.

    • Patricia

      Lo siento pero no, nada de acuerdo con este artículo.
      No leo Dante y de verdad que no se quienes son el tal Tony y la Oriana que mientas.
      Si me quiero entretener sin pensar me veo una serie o una película cómica, o me pillo un libro ligero y me leo un par de capítulos, pero nunca nunca nunca me veras viendo un reality de los que mencionas, me niego, siento mis neuronas morir una a una con solo oír hablar de la Esteban, como para verla.

    • https://twitter.com/fonso_fg Fonso

      Pues eso, que si te gustan los reality shows no hace falta que te justifiques ante nadie, ni tampoco que etiquetes a las personas a las que no les gustan los realitys con una descripción como la que has hecho, que tampoco nos dedicamos a pasar el día flagelando a los millones de consumidores de estos formatos. Cada uno se entretiene como quiere, y todas las opciones son buenas. Incluso existen las que no necesitan de una televisión encendida, y hay gente a la que le sorprendería saber la cantidad de cosas divertidas que se pueden hacer lejos del aparato de marras, solos o en compañía. Groucho Marx decía que encontraba la televisión muy educativa, pues cada vez que alguien la encendía él se iba a otra habitación a leer un libro. Y ese es solo un ejemplo, dejo los demás a vuestra fértil imaginación.

    • Inmaculada Rodríguez Romero

      Denominar basura a un contenido televisivo o a ciertos tipos de comida no lo considero correcto para gusto los colores a mi me aburre soberanamente gran hermano en todas sus versiones pero he de reconocer que estoy enganchadísima a Hell,s Kitchen que no me pierdo ni un solo Master Chef o Top Chef, también hubo una temporada que veía La Bascula pero me canse por la hipocresía de los asesores que yo prefiero las cosas claras y sin anestesia.

    • http://www.notengo.com Sue

      Me parece bien que no toleres faltas de respeto hacia ti por ver telebasura, porque no hay motivo para faltar al respeto a nadie. Pero si la gente critica la telebasura, te aguantas. Tengo derecho a expresar que es una mierda, porque es una enorme mierda pinchada en un palo. Yo también me aguanto cuando oigo a mis amigas poniendo a la Esteban en un pedestal.

      • Lia

        JAJAJAJAJAJA totalmente de acuerdo!!
        Yo puedo respetar que haya gente que los vea y les guste, pero eso no quita que esos programas son una mierda, y es realmente penoso que se cada vez haya más programas basura de éstos. ¿En qué se está convirtiendo la televisión? ¿Qué va mal en nuestra sociedad para que éste tipo de programas sean tan populares?

    • Joelle

      He compartido piso con gente que veía Gran Hermano (VIP y el de la plebe), así que quisiera o no estaba expuesta a su visionado. Y tu premisa no es válida en mi caso, porque tú relacionas reality show con entretenimiento… y a mí eso me ABURRÍA soberanamente. ¿Dónde está la gracia de ver a una panda de sujetos haciendo el tonto?

      En fin, que no digo que todos los que consumen reality shows son retrasados mentales, pero existe gente que no lo vemos porque no nos entretiene… y eso no significa que estemos mintiendo o que nos las estemos dando de Einstein.

    • Maria Cassiopeia

      Yo cuando he tenido un duro día también necesito desconectar, y divertirme, y busco algo que me entretenga. Pero en mi caso NO es la telebasura. No porque crea que es de subnormales, ni nada de eso (conozco gente con doctorados y carreras mucho más chungas que la mia que ven Hombres Mujeres y Viceversa, y no creo que una cosa tenga que ver con la otra), sino porque personalmente, no me gusta. Me pone literalmente nerviosa (más de lo que ya soy de por si) ver a gente gritándose, insultándose, hablándose mal, etc. Me relajo más viendo otras cosas, o haciendo otras cosas (y no, no me refiero a leer a Dostoievski en ruso y traducirlo después a esperanto), o simplemente, no haciendo absolutamente nada. Que si, que soy rara porque no me entero de la mitad de las conversaciones que suele tener la peña por ahi, pero tampoco me molesta mucho xD

    • Mercedes

      No consumo realities, de hecho si eliminase tele 5 de mi televisión ni me daría cuenta. Pero el hecho de que no me gusten los realities no quiere decir que sólo vea los documentales de la 2 ni que considere gilipollas a los que les gustan ni que sea estrecha de miras, simplemente quiere decir que no los veo.
      Me encantan las series, cuanto más frikys mejor, las pelis de todo tipo y de vez en cuando me gusta un programa o documental si son amenos y me mola el tema. Mentiría si dijera que no he visto nunca un reality y sé que enganchan, por eso puedo decir con conocimiento de causa que no son para mi.
      No me gustan los realities por varios motivos pero puede que el principal sea que veo demasiado surrealista el hecho de que periodistas y aspirantes a ello se dediquen a debatir de lo que dos chonis (o su equivalente masculino) perfectamente desconocidas hasta entonces se dedican a hacer en una casa con la misma pasión e interés que si debatieran sobre un asunto de vital importancia para el futuro de la raza humana… O peor aun, cuando el asunto de vital importancia es la última perlita de Belén Esteban.
      Otro motivo es que dichos realities no son tan reales, de hecho son actores quienes los protagonizan y lo sé porque me muevo muy cerca de ese mundo y lo he visto, no me lo han contado… aunque eso me alivia más que otra cosa.
      De todos modos, lo fundamental es que me da igual lo que la gente consume al llegar a casa para entretenerse, y es un hecho que si existen es porque la gente los ve. Tengo amigas a las que considero muy inteligentes y con las que tengo mucho en común y les encantan esos realities, ¿y qué? yo no les digo lo que tienen o no tienen que ver como no consentiría que nadie me diga lo que tengo que ver yo.
      Para gustos se hicieron los colores… y los programas.

    

    Login