miller-15
  • Cultura

    ¿Por qué a la gente le importa más que Wentworth Miller esté gordo a que esté sano?

    Share on Facebook476Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Riete de él, está gordo. Humíllale, mira cómo está.  Si está así es porque quiere. No le debe molestar, ha comido hasta ponerse así.

    ¿Crees que le importa? ¿Crees que le afecta algo? Si se ha descuidado hasta ser así es porque no le afecta.

    Sí, da asco. Poco importa si por dentro está hecho añicos y con cada palabra, con cada insulto todo le duela por dentro.

    Esta mañana he despertado con la carta pública de Wentworth Miller. Unas líneas sinceras, duras y reales. En ellas, el actor de Prison Break habla de la depresión que ha sufrido desde su infancia, una batalla constante a la que se ha enfrentado durante años. Debido a esta fuerte depresión llegó a pensar en el suicidio. Y, en esa carta, también habla de un meme  suyo que ha comenzado a circular por Internet en la que ridiculizaban su aspecto (no es la primera vez que aparece esta fotografía).

    FB_IMG_1459248437991

    La fotografía es del año 2010, momento en el que el actor estaba pasando por el momento más bajo y difícil de su vida. “Buscaba alivio, consuelo en cualquier parte. Me dio por la comida. Podría haber sido cualquier cosa. Drogas, alcohol, sexo”. Podría haber sido cualquier cosa pero fue la comida. La comida como una adicción con gravedad, igual que cualquier otra. Pero al tratarse de comida, de peso parece dar autoridad moral al mundo para poder ridiculizarle.

    La fotografía con el aspecto que tenía en ese momento está circulando por Internet ridiculizando su físico. “La primera vez que vi el meme en mi red social, tengo que admitirlo, me dolió hasta  quedarme sin respiración”, ha dicho el actor.

    Ahora que ha pasado el tiempo y el actor se ha recuperado, ve en esas fotografías una muestra de su lucha, de los obstáculos que ha tenido que pasar, de todo a lo que se ha tenido que enfrentar. Un recuerdo de la gran batalla ganada.

    Pero nos queda pensar, ¿por qué ese ataque? ¿Porque era famoso? ¿Porque cambió su físico de forma radical? ¿Porque era gordo? ¿Porque es fácil insultar desde el anonimato que da Internet?

    La sociedad asocia que quien tiene un aspecto u otro es porque quiere y si no cumple con lo que es “bello” para todos, merece el rechazo. Si está gordo, merece el insulto. Da asco porque quiere, ríete de él. No importa si le duele, ni si remueve los añicos rotos de dentro, las cicatrices o problemas que pueda tener. Parece que importe más que una persona esté gorda a que esté sana.

    Da igual que sea famoso o no. No juzguemos. No hablemos sin pararnos a pensar que cada palabra puede ser un latigazo.

    Al final de su carta, Miller habla que para salir de esa prisión en la que él ha vivido, hay que pedir ayuda, es la única salida. Siempre hay alguien que está esperando para escucharte. Es duro, es difícil, pero hay salida.  #prisonbroken


    IMG_20160329_125122 IMG_20160329_125158

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mireia Clavero

    De pequeña quería ser trapecista. Ahora me lanzo al vacío contando historias. De vocación, cuentista. De corazón, teatrera. Me gusta lo rarito, lo hortera y los chistes malos.

    

    Login