mario-3
  • Cultura

    Pues a mi no me pone Mario Casas… ¿es grave?

    Share on Facebook4,008Tweet about this on TwitterEmail this to someone
    Pues no, no es mi tipo. Vale, que el chico es majete, yo no digo que no. Pero que no, que no me gusta y punto. Se me ocurrió comentarlo en voz alta el otro día en la redacción y por poco provoco cuatro bajas. Una se atragantó con el agua que tenía en la boca, otra soltó un grito que pareció la alarma de incendios, la de más allá empezó a convulsionar “¿cómo que no, cómo que no?” y la de la otra esquina por poco se mata con una silla corriendo hacia nosotras “¿qué pasa, qué pasa?”.
    – Ésta, que dice que no le gusta Mario Casas…
    mario-noti_listado_mario-2m4611aea9893e4eab062b7060f7mario5mario_casas_2mario
    Entonces todas se agolparon en torno a mi ordenador, uno de los chicos también se acercó convencido de que hablábamos de las tabletas de algún futbolista, y nos dispusimos a hacer lo que no se debe hacer en estos casos: intentar convencer al otro de lo que no piensa. Pusimos “Mario Casas” en Google imágenes, y ahí estaba él, con su manita apoyada en la barbilla, frunciendo el ceño (siempre lo hace) y poniendo morros (siempre lo hace también). 8 de las 10 primeras fotos eran a pecho descubierto. No digo que eso sea un problema, pero me parece mu repetío. “Que siiiii, que ya te hemos visto las tabletas, hijo mío”.
    “A ver, feo no es ni mucho menos…” tuve que defenderme, “pero simplemente a mi no me parece un empotrador”. Y claro, no conseguí llegar a buen puerto, éramos 4 contra 1, más el tío que estaba por allí, que también estaba de parte de ellas y que me decía que no entendía por qué no me lo quería zumbar, que las tías no nos aclaramos y que estamos locas. Él fue el primero en marcharse de allí, porque le pusimos una cara por unanimidad de locaseratuputamadre; luego las chicas desistieron y me dejaron ante el ordenador llena de dudas.
    – ¿Me gustarán las tías?
    – ¿Me estoy haciendo mayor?
    – ¿Me estoy volviendo rara?
    – ¿Es necesario poner tan fuerte el aire acondicionado?
    Pero fue una falsa alarma, me reafirmo. No me gusta Mario Casas porque está mu delgaducho, aunque en alguna peli se haya puesto petao. No sé, lo veo delgaducho. No, no es la edad. Tiene 29, y a esos ya me los tengo yo repasaos sin problema. No es cuestión de gusto generacional. No sé. No me va su morrismo, sus ojitos, su rollo malote. Me parece manido ya el rol de macarra. Me recuerda a Juan José Ballesta en El Bola, sinceramente. Me parecen calcaos. Y si calladito tiene alguna posibilidad, ya cuando habla, ni te cuento. ¿Soy la única persona en este país que no lo entiende cuándo habla? En serio, me dan ganas de pasar por al lado y cascarle una colleja y decir: “¡Niño, vocaliza coño, que no se te entiende”.

    Y es que yo soy muy de charlar, qué queréis que os diga. Y al final me imaginaría yo iniciando una conversación con él y a la segunda palabra rumiada (niño sácate el chicle de la boca), al segundo “ejque” y al tercer “glugluglu” no tendría más remedio que acabar tirándomelo. Sí… y sería una pena follarme a Mario Casas sin ganas…

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Marina

    Soy periodista deportiva, soltera, hetero y bruta, muy bruta. Algunas veces las cosas me pasan a mi, otras no, pero tengo la manía de contarlas todas...

    • Marta

      A mi tampoco me gusta nada Mario Casas, ni el Duque, ni Cristiano Ronaldo… Y también me miran raro cuando lo digo!

    • Lenausten

      Es que no es necesario q nos guste. A mi no me gustan nada este tipo d tios. Entiendo q tengan sus fans, pero yo no soy una d ellas. No me gustan los cachitas. No me impresiona q tengan tableta. Y si, tambien mis amigas piensan q estoy loca, pero oiga, es q a mi me gustan tios tan variopintos como Marc Gasol, Colin Firth, Gerard Butler, Michael Fassbender, Richard Armitage… Y mi salud mental no tiene nada q ver. Cada persona tiene su tipo hay algunos mas habituales (o hasta cansinos, segun cual), y luego estamos las q buscamos otro estilo 😉

    • Sandra Sánchez

      Jolín, he de reconocer que a mí personalmente me parece guapete pero desde hace años me da un poco de tirria su trabajo. Es decir, verlo en las pelis de guaperas irresistible me da bastante asco, pero hoy he visto la entrevista que le hicieron recientemente en “En tu casa o en la mía” y joder, no tiene nada que ver. Me parece un tío super humilde y con mucho corazón, en cierto modo tímido y adorable. El Mario Casas de las pelis me repele pero el Mario Casas real de a pié me resulta muy interesante y atrayente :) Yo os invito a que veáis la entrevista ^^

    • Sweetilly

      Te comprendo, entre el Principe, el de sin tetas no hay paraíso y Mario….. Soy la rarita. Pensé que era la única!

    • Lara Rodríguez González

      A mí me horroriza. Es que no tiene cara de empotrador; tiene cara de que hay que ir a llevarle un Cola Cao a la cama (y no tiene nada que ver con la edad, que es mayor que yo, y ese mismo efecto me lo provoca Chris Evans, sí, el Capitán América por el que la mitad de las chicas de mi quinta suspiran). Yo sólo digo que un verdadero empotrador no necesita sacarse la camiseta para demostrarnos que es empotrador. Si lo hace, guay, pero un verdadero empotrador tiene mirada de ello. No hay más que ver fotos de Gerard Butler o Jeremy Renner. Tú los ves, con una media sonrisa, en una foto en un plano bastante de cerca, y sientes que tus hormonas hacen “uépala!” con doble tirabuzón y salto mortal hacia atrás. Para muestra, un botón:

      (Gerard hace con esa única mirada lo que Mario Casas tiene que trabajarse sacándose la camiseta cinco veces)

    • sofia esther ruiz garcia

      Pues a mi tampoco me pone mario casas, me pone más un Jason Statham, Al Pacino en sus buenos tiempos, Jhonny Deep, Quim Gutierrez (ay que tiene este hombre que me vuelve loca)… con esos si que me derrito (babas infinitas)

    • Eva EdenSnake

      La insulsez y postureos de modelo de catálogo de ropa de supermercado me fatigan nada más de pensar en la mala conversación, ahí ni aunque estuviera un individuo dispuesto e insistente daria yo mi brazo a torcer; me gustan algunos de la amplia gama de fofisanos nerdos acurrucadores-chiqueadores-empotradores. No estoy diciendo que por guapos sean sosos ni antipáticos pero en México los bajos estándares (sobre todo de chicas acostumbradas a los galanes de barrio mestizos) hacen que los lindos, y los no-morenos aunque estén muy horribles (en está zona del país y en ámbitos con Historia y taras de discriminados), ni se esfuercen en no ser pesados ni simplones, en otros lados donde no nada más tienen que poner su cara para apantallar al personal, se tienen que cultivar alguna gracia, talento o ingenio y hasta les reconozco el esfuerzo por querer simpatizarme a distancia o decir alguna cosa ingeniosa viendo mi cara de mamila condescendiente dulce, amable y feliz, y mis respuestas de desaires ingeniosos por querer ligarme burdamente donde algún conosureño ha tenido la desorientación de asumir que soy argentina y los de otros lados donde abundan los blancos y me ven como “belleza exótica” por racistas – aquí soy de aspecto común y mis “defectos” son la gordura, la inteligencia, la expresividad, los buenos modales y tener opiniones y criterio – asumen que soy musulmana o judía sefardita privilegiada, pero nada más cruzan el charco o el continente y ya no hay esfuerzo ni decencia ni gracia ni seso (en mi enclaustramiento voluntario mi convivencia online le gana por mucho a la offline, y por eso trato a otras gentes aunque no he viajado). Y por eso se sienten tan a gusto y bienvenidos en México como en los libros de Luis Spota, porque se les da todo en bandeja de plata y se les trata aún como santos aparecidos, y suele ser más insoportable y soso un hombre extranjero joven (a los de más edad no les mueve tanto el piso la “ovación” nacional), de aspecto blanquillo con guapura que saque suspiros o güerez/blancura simplona-fea, como tantos norteños, rusticazos chipileños o hidalguenses o patanes de barrio del DF-güeros en desabridez que una extranjera tipo valkyria o norteña o rústicas chipileñas o blanquitas o rubias de barrio, porque las primeras por ejemplo, apantallando en plan de “diosas nórdicas” a los chicos barrio o narco-fresas o “normalillos” pero de cortas miras, se topan con acoso sexual y malas ondas por parte de mexicanas con envidia competitiva en vez de pura dicha.

    • Eva EdenSnake

      La insulsez y postureos de modelo de catálogo de ropa de supermercado me fatigan nada más de pensar en la mala conversación, ahí ni aunque el estuviera el individuo dispuesto daria yo mi brazo a torcer; me gustan algunos de la amplia gama de fofisanos nerdos acurrucadores-chiqueadores-empotradores. No estoy diciendo que por guapos sean sosos ni antipáticos pero en México los bajos estándares (sobre todo de chicas acostumbradas a los galanes de barrio mestizos) hacen que los lindos, y los no-morenos (en está zona del país y en ámbitos con historia y taras de discriminados), aunque estén muy horribles, ni se esfuercen en no ser pesados ni simplones, en otros lados donde no nada más tienen que poner su cara para apantallar al personal, se tienen que cultivar alguna gracia, talento o ingenio y hasta les reconozco el esfuerzo por querer simpatizarme a distancia o decir alguna cosa ingeniosa viendo mi cara de mamila condescendiente dulce, amable y feliz, y mis respuestas de desaires ingeniosos donde algún conosureño ha tenido la desorientación de asumir que soy argentina, pero nada más cruzan el charco o el continente y ya no hay esfuerzo ni decencia ni gracia ni seso (en mi enclaustramiento voluntario mi convivencia online le gana por mucho a la offline). Y por eso se sienten tan a gusto y bienvenidos en México como en los libros de Luis Spota, porque se les da todo en bandeja de plata y se les trata aún como santos aparecidos, y suele ser más insoportable y soso un hombre extranjero o hasta un norteño que una extranjera o norteña, porque ellas apantallando por ejemplo en plan de “diosas nórdicas” a los chicos barrio o narco-fresas o normalillos pero de
      cortas miras, se topan con acoso sexual en vez de pura dicha.

    • Amanda Torondel Rodríguez

      Nah. No me gusta. Pero ni él ni Brad Pitt, ni Ryan Reynols ni la mayoría de hombres que el público considera “tíos buenos”.

    • Ariadna GF

      Jamás me ha gustado… En realidad lo veo feúcho, con buen cuerpo, pero feúcho. Pero yo ya estoy acostumbrada a que me llamen loca: tampoco me gustaba el de Crepusculo (en realidad ese es que lo encuentro feísimo directamente) así que jajaja.

    • Cereza Explosiva

      No estas solas a mi me pasa lo mismo (y ahora vienen el aluvión de QUÉ?!) con Miguel Angel “Morritos” Silvestre (este si que es Mister Morritos y sino fijaros en cuando pone carita de pena y en sus posados) y Alex Gonzalez. Supongo que por mi parte es más un tema de que me parecen pesimos actores porque no ponen ningun tipo de sentimiento en sus escenas y por tanto dan la sensación de que no tienen sangre en las venas pero tambien es que fisicamente tampoco me dicen nada , no sé no les veo una cara que a mi me llame :-s. Miguel Angel Muñoz , Yon Gonzalez (y bro) o Rodolfo Sancho por ejemplo si son tios que tienen una cara que me parece guapa (aparte de que creo que actuan bastante mejor) pero los otros 3 ni fu ni fa.
      Pero vamos que lo bueno de que a unas nos gusten unos y a otras otros es que tocamos a más…bueno tocar me da que no los tocaremos pero soñar es gratis XD

    • Martabf

      A mi me encanta. Pero oye, para gustos los colores. Menos mal que no a todas nos gustan los mismos sino Houston tendríamos un problema. jajajaja lo que no me parece justo es que se le tache de mal actor por estar bueno. A mi me parece que lo hace de puta madre, lo calca en el papel de macarra que es el que más le va, pero cuando ha hecho películas cómicas o incluso intensitas en plan drama creo que también ha estado a la altura. Lo de vocalizar…bueno, supongo que igual el hecho de tratar de disimular su acento hace que suene raro. No sé si tendrá algo que ver. Pero vamos que esto dicho desde mi humilde opinión y teniendo en cuenta que yo me lo empotraba quince veces seguidas, que igual muy imparcial no soy :_____)

    • Mi Vía de Scrape

      No eres la única no. A mí me rechinan los dientes cuando lo veo…

    • Noelilla

      Has dado en el clavo, para mi tampoco es mi tipo. Sí, el niño es muy mono y todo lo que quieras pero no me pone nada. Será que el aire acondicionado está muy alto jaja jaja y nos afecta. La vida es así de dura 😄😄😄😄

    • Sara P.

      Conste que había leído mal el título y pensé que era que sí que te ponía! A mí nunca me ha gustado, pero de la misma manera que nunca me gustó el Duque (Ahora es cuando me descuartizan), no son mi tipo. Pero es que además Mario Casas me parece el horror actuando, es totalmente plano el tío, siempre con la misma mirada intensita y hablando para el cuello de su camisa. Cuando le da por llevar una, claro.

      Nada nada, que por nosotras no sea, ¡A más tocan las otras!

      • Candy_Blue

        A mi tampoco me gustan ni el uno ni el otro. En el vestuario del curro tenían un póster de Mario C, otro del Duque y otro de Christiano R. y yo salia de allí con ganas de ser lesbiana… eh! pero la rara era yo porque gustándome los tíos ninguna de mis compis entendía que no me gustara ninguno de ellos. A mi es los hombres me gustan con pinta de hombres, no de Action Man, XD.

        • Marta

          Justo los que a mi no me gustan! Somos muuu raras jajaja

    • Perra de Satán

      A mí me gusta. Pero Quim Gutiérrez >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> Mario Casas.

    

    Login