quierosermonja2
  • Cultura

    Quiero ser monja: la llamada de la audiencia

    Share on Facebook129Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    ‘Cristo es mi hombre’, esto es lo que dijo Paloma, una de la protagonistas de ‘Quiero ser monja’, ayer en Cuatro. Con apenas 21 años, esta mujer tiene claro que quiere dedicar su vida a Dios. La iglesia está viviendo momentos de deserción después de muchos años de escándalos dentro de la propia institución; las iglesias y conventos se vacían, la edad de las monjas y curas es cada vez mayor. En medio de esta situación, ¿qué hay mejor que crear un programa donde las futuras monjas sean jóvenes, salgan de fiesta o hasta tengan novio? Este binomio perfecto entre el lavado de cara de la iglesia con un mensaje como; cualquiera puede sentir la llamada y somos una institución moderna que salimos en la tele y una cadena con sed de audiencia. Cuatro lleva años con unos datos de share que van a pique, tanto es así que sólo despunta gracias a los programas ‘tróspidos’ y a un Iker Jiménez que aguanta el barco como puede. Así que este formato ‘Quiero ser monja’ que tiene cierto punto morboso, le viene como anillo al dedo. Al ver el programa me hago muchas preguntas:

      quierosermonja5

    ¿Son actrices?

    Sobre los programas de Cuatro, a veces, planea la duda sobre su veracidad, recordad aquel programa ‘Perdidos en la Tribu’ que generó gran polémica sobre si sus protagonistas eran reales o actores. En el caso de ‘Quiero ser monja’, aún no hay datos que apunten que se trate de un montaje, así que es posible que sean mujeres reales con mucha vocación religiosa. Eso sí, las protagonistas fueron elegidas de una manera meticulosa  para que la audiencia sienta mucho interés por esta historia; la chica que tiene novio y quiere ser monja, la que le gusta salir de fiesta, o las dos hermanas que provienen de una familia muy espiritual.

    quierosermonja1

    ¿El dinero del programa, a dónde va? ¿Y el voto de pobreza?

    Para realizar cualquier programa se necesitan varios permisos de grabación, en este caso al tratarse de un tema religioso y al ser grabado en el interior de varios conventos, tienen que pedirse permisos a las congregaciones correspondientes y éstas a su vez a sus autoridades superiores. Esto quiere decir que la iglesia, como institución, aprueba que se haga un programa en prime time sobre chicas jóvenes que se plantean una vida dedicada a la fe. Es decir, ¿no importa crear un espectáculo televisivo (y morboso) siempre y cuando consigan más adeptos? Conviene recordar que, Juleysi, una de las chicas participantes tiene novio y aún así quiere entrar en el programa, para poder tomar ‘un camino’ en el futuro. Es cierto que la iglesia no establece ninguna norma al respecto, es decir, no hay ninguna prohibición sobre las relaciones amorosas previas antes de consagrarse a la fe. Pero a ¿dónde va el dinero del programa? ¿Quién pagará las dietas y los viajes en el programa? ¿Las monjas recibirán dinero a cambio? ¿Qué hay del voto de pobreza? Quiero suponer que el dinero que reciban el convento o conventos participantes (en caso de que reciban una compensación económica) se destine a una labor social. Conviene aclarar que en cualquier grabación, si se realiza en una propiedad privada, se ofrece una cantidad en concepto de alquiler durante el periodo que dure el rodaje, ¿en este caso se hará una excepción?

    quierosermonja6

    ¿La tecnología fuera? ¿Cuánto hay de ‘guionización’?

    El Papa Francisco se abre una cuenta de Twitter y consulta la prensa online, es decir, quiere acercar la iglesia a la vida 2.0. Pero en este programa se ofrece el mensaje contrario; los móviles fuera. Hay muchas monjas televisivas como Sor Lucía Caram, que también utilizan Twitter regularmente, así que me imagino que utilizará un móvil, un smartphone, concretamente. Por lo que esta privación del móvil ¿será un ritual habitual para desprenderse de sus costumbres de la vida pasada o será resultado de un guión? Sin tener una respuesta clara, mi primer impulso es decantarme por lo segundo. Cualquier guionista y espectador sabe que hay que crear conflicto desde el minuto cero, porque hay que captar a la audiencia antes de que cambie de canal. Así que si son chicas jóvenes; ¿qué mejor que quitarles el móvil la primera noche, para, así, crear los primeros llantos y las primeras dudas? Esto me lleva a la siguiente duda; el uniforme, ¿es necesario o es otra estrategia del programa para crear interés, incluso, morbo?

    quierosermonja7

    ¿Este uniforme de dónde lo han sacado?

    Las primeras sorprendidas con el uniforme son las propias protagonistas, si aún no son novicias ni tienen claro su futuro dentro del ámbito religioso, ¿para qué necesitan un uniforme? La audiencia necesita imágenes claras, no medias tintas. Si van a ver un programa sobre monjas quieren que se represente de manera clara y los iconos son importantes en televisión; chicas jóvenes con uniforme de monja, ¿qué puede fallar? Y atención, que le llaman ‘uniforme’ porque a esa indumentaria no le pueden llamar ‘hábito’, la forma más habitual de referirse a este tipo de prenda. Y le llaman uniforme porque no representa a ningún hábito convencional. Como alumna de un colegio de monjas me fascina lo estético que es este uniforme; falda ceñida, una cruz (que hasta le gusta a la aspirante a monja que estudia moda) y una camisa blanca que  cualquier persona podría usar para ir a la oficina, por ejemplo. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que probablemente el vestuario lo eligiese el propio programa de tal forma que sea más actual y que le siente bien a las protagonistas, o lo que es lo mismo, que sea otra estrategia para ganar audiencia. Y sobre este elemento, el uniforme, se produce uno de los momentos, que para mí, es el más surrealista del programa; el momento de vestirse con el uniforme. En la televisión, las mujeres somos objetos de deseo en cualquier momento, aunque nuestros deseos sean ser monja. La edición, la música y los planos elegidos son ideales para recrear que lo que estamos viendo es una escena donde se quiere remarcar que se puede ser monja y atractiva; la mujer como cosificación sexual una vez más.

    quierosermonja8

    Todas estas preguntas que me  hago al ver el programa pueden ser pura elucubración o la realidad del reality. El tiempo y el programa acabará respondiendo a algunas de mis  preguntas y me dará o quitará la razón. De momento, Cuatro se asegura unos domingos de resurrección gloriosos gracias al tema espiritual y sensorial con ‘Quiero ser Monja’ y el infalible Iker Jiménez.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de LadyProtesta

    Guionista cuando me dejan. Con denominación de origen gallega. Escéptica y quejica desde finales de los 80

    • https://freitagichbinverliebt.wordpress.com/ sXeRiotWiccanDoll

      “…se quiere remarcar que se puede ser monja y atractiva; la mujer como *objeto sexual una vez más”. (“cosificación” no queda por lógica ni por sintaxis; cosificación es la afrenta a la dignidad humana pero si te refieres al sujeto cosificado entonces es que se le ataca al tratársele como “objeto sexual”). Y muy bien el artículo, saludos :)

    • Yaya Ceravieja

      Si hay dos programas que me he negado en rotundo a ver, es “quiero ser monja” y la serie pedagógicamente estupidizante “Merlí”. Y mira que a veces me río con los tróspidos dichosos, pero todo tiene un límite…

    • Ana G. Ruiz

      Yo soy agnóstica y me parece vergonzoso sacar tajada de estos temas, lo siento.

    • https://www.behance.net/vanesamateu Vanibenaz

      Lo han clavado…el programa ha captado mi atención. Porque son tan tan tan tan tan diferentes a mí, que alucino con el mundo. Hasta me planteé si aquel orgasmo múltiple que tuve aquella vez era “la llamada”…pero en seguida se me pasó la tontuna.

    • Iciar

      Hola! Aquí una católica.
      Lo primero de todo decir que el programa es una adaptación española de: “Sisterhood becoming nuns” de la parrila de EEUU. Los uniformes lo sacan de allí.

      Bien. No se por donde empezar… Bueno, pues por una anécdota personal. Mi párroco ha sido delegado de juventud en mi diócesis (digamos que es algo así como la provincia, donde quien “manda” es el obispo y luego tiene delegados en diferentes áreas) y en septiembre nos comentó que le habían llamado de la productora del programa pidiéndole chicas que pudieran estar pensando en ser monjas. Él les dijo que no se iba a prestar a eso que era algo muy íntimo y serio como para meterlo en un programa de televisión. Le volvieron a insistir y volvió a decir que no y que dudaba que alguien se prestara a eso.
      Bien. Dejando eso más o menos claro, ¿que clase de chicas han ido al programa? Dos hermanas que no saben que hacen allí, una del camino neocatecumenal (es decir de un movimiento dentro de la iglesia, y anda que no hay gente de ese movimiento), una con novio que tampoco sabe muy bien que hace allí y otra que tiene más formación.

      Tema de uniforme. Las chicas que quieren entrar en una orden religiosa se llaman postulantes y no llevan hábito. De hecho la toma de hábito es cuando pasan a ser novicias y se forman para hacer sus primeros votos. ¿Quiere decir que eres monja solo por entrar en un convento? No, por eso no llevas hábito. Llevas una falda larga, una camisa que te cubra… Dependerá de la orden.

      Tema móviles. Conozco a chicas que han entrado en órdenes religiosas y si, sin móvil, sin facebook, sin internet… ¿que por qué? Pues seguramente para prepararse y entrar en la dinámica de entregarse a Dios y no a sus adicciones. Como cuando vas a un campamento de pequeño y no tienes manera de comunicarte con tus padres. ¿A que vas al programa? A encontrarte con Dios y a “intentar” ver en un tiempo muy reducido si alguna de las órdenes por las que has pasado te convence y quieres ser monja. No lo veo como algo extraño.

      Tema económico. Pues supongo, que las ordenes que hayan acogido el programa lo dedicaran a lo que se destine la orden. Si la orden se dedica a comedores, o a los pobres, seguramente sea a ellos. Si es de clausura a sufragar sus gastos (son economías de subsistencia casi). A mi personalmente no es algo que me preocupe. Las monjas de mi residencia de estudiantes tenían una asignación muy pequeña personal para sus gastos personales.

      Lavado de cara de la Iglesia. No lo creo. Si has buscado las órdenes/ conventos a los que van, te darás cuenta de que son órdenes relativamente jóvenes, de unos 100 años. Eso es nada. Seguramente buscaran consolidarse un poco más y tener visibilidad. (bueno, acabo de ver que hay una que son las justinianas que por lo menos su rama masculina se fundó en el siglo XV) Y aparte ha habido un sector de la iglesia que se ha negado a colaborar.

      De todas formas, me parece mucho más interesante el programa de después (La llamada y la respuesta) que muestra a monjas de otras órdenes que explican lo que ellas han vivido y viven. A mi personalmente, que hagan un reality me parece innecesario.
      Un proceso para decidir si quieres ser monja o no, no es yendo a tres órdenes religiosas. En teoría la llamada es una orden concreta, vas buscando de que forma te llama Dios y en que orden. Y lo normal es hacer una experiencia, de no se ¿un mes? y luego ya si te interesa, entrar como postulante. Aquí lo que hacen es abreviar una experiencia/ postulantado en 6 semanas que no creo que lleve a nada. Solo a mostrarnos las órdenes religiosas.

      Cosificación de la mujer. Hoy en día me parece que nadie te fuerza a entrar en un convento, tampoco te obligan a permanecer en él (conozco a dos chicas de 27 y 33 años que se han ido de un convento de carmelitas y de clarisas). Yo no creo que se de una imagen mala de la mujer. Habrá que esperar a ver como avanza, pero no me lo parece.

      Espero que el comentario ayude un poco. Lo he escrito con todo el respeto.

    • Marisa

      No voy a entrar al trapo por que no me apetece discutir con sectarios, pero que en pleno siglo 21 esto sea noticia, que la gente este interesada de verdad en ver la vida de una monja, en enclaustrarte, en llamar confundidos a otras personas que viven la espiritualidad de forma distinta que tu….veo acercarse otra inquicision…….malditas religiones, solo separan, jamas unen a las personas. Respecto al paston que recibiran por hacer el programa, pues como la ultima, cuentas de papas muertos con millones de euros y mierdas asi, si es que la iglesia es muy rancia tio…..Que si que Caritas lo hace muy bien, pero aparte de que recibe menos de un 5% del presupuesto total de la iglesia (de puta risa, teniendo en cuenta que con nuestros impuestos les pagamos las reformas, la luz, el agua, no como dicen por ahi abajo), no es la unica organizacion que hace algo por los desfavorecidos, y si vamos a dejar que la iglesia campe a sus anchas por que le da limosna a Caritas apaga y vámonos. Lo siento pero me da mucho asquito el sectarismo rancio en pleno siglo de la tecnologia y el avance, uggg, joder, que no tenemos ministerio de ciencia

    • Mercedes

      Voy a partir de dos bases: la primera es que soy católica y practicante, y la segunda es que, por esa misma razón, no quise ver el programa, ya vi los anuncios y me pareció que era una pantomima que iba a perjudicar a la Iglesia más que a favorecer su imagen, por las imágenes que vi y los comentarios que escuché en el reportaje previo.
      A pesar de ello, he querido leer este post porque no dejo de sentir curiosidad por un tema que me toca bastante cerca ya que una de mis mejores amigas de toda la vida, hace ya seis años que ingresó en un convento de clausura y algo sé al respecto.
      Como Sheila ya ha explicado algunas de las dudas que planteabas, poco más me queda al respecto que confirmar que, efectivamente hay un voto de pobreza por parte de las órdenes religiosas, no obstante ese voto no impide que haya que seguir pagando la luz, el agua, las reformas cuando algo se rompe o el acondicionamiento de las instalaciones, las medicinas, los productos de higiene personal o los alimentos, amén de las obras de caridad y ayudas que cada orden realiza, bien a través de colegios, residencias de ancianos, hospitales para moribundos, hogares para mujeres maltratadas, sin techo, comedores sociales, de reinserción para presos, y un larguísimo etcétera, que eso nunca se menciona pero ahí está… ¡y que dure mucho! Habitualmente estos gastos los afronta la orden como puede y, donde no llega, acude a su arzobispado. Os aseguro que no se van a comprar sillones de automasaje ni se van a dar cremas hidratantes de oro con él… siempre hablo dentro de lo que yo conozco y lo que he podido ver con mis propios ojos.
      Efectivamente, cuando una chica ingresa en un convento, lo hace como postulante, este proceso dura un tiempo hasta que, si decide que está llamada para ello, profesa como novicia y ahí ya recibe un hábito. Las postulantes llevan habitualmente un uniforme por debajo de la rodilla, de los colores del hábito, y su labor es un poco más relajada que la de las novicias, pero aun así, deben acatar las normas.
      Mi amiga es monja de clausura, ni internet, ni móviles, ni tele ni nada, sólo un fijo donde recibir llamadas a determinadas horas del día. Viven de donaciones, hacen dulces y trabajan para mantenerse… y son absolutamente felices, son una familia que se quiere con locura y cada año entran un buen número de chicas jóvenes que saben a lo que van, que han renunciado a todo con madurez y no lloran por que les quiten el móvil, si lloran es por otras renuncias mucho más duras que han tenido que hacer para poder vivir su vocación con plenitud.
      Supongo que para poder hacerme una idea más exacta, debería ver el programa, tal vez lo haga, no obstante no me parece buena idea un programa así, está muy bien que se saque a la luz el bien que la Iglesia hace en este país, ya que sólo es noticia lo malo, que lo hay y es una vergüenza para todos los que estamos dentro, pero se hace más bien que mal y me parece muy necesario que eso se sepa… aunque un reality no creo que sea la mejor opción.

      • Sheila

        El programa no termina de ser todo lo morboso que pretendían venderlo en los anuncios.
        Más bien han buscado en el cásting chicas desubicadas, que lo mismo les ha dado por aquí que se podrían haber puesto a pasear hurones… ya te digo que solamente una sabe lo que está haciendo y lo que comporta, y por lo que he podido ver… no terminará el programa, pq empiezan 5 y terminan 4… no da una imagen real de la Iglesia ni de los católicos jóvenes, de hecho alguna de ellas afirma no ir a misa… además, hacer un programa sobre un camino de discernimiento tan íntimo, ya sabemos lo que pasa, pero si lo ves te darás cuenta que no está mal… podría haber sido mucho peor

    • Sheila

      Gordibuena católica practicante al habla, no para crear polémica, sino para despejar algunas de tus incógnitas:

      – Nada que añadir a lo de la cadena que lo emite y la finalidad de ambos… me sumo a tu cuestionamiento sobre WTF están haciendo, tanto unos como otros.

      – ¿Son actrices? Me temo que no, de hecho a las de Barcelona las tengo vistas en ambiente católico, pero como bien dices, de una familia muy espiritual, y un poco en la línea de Iker Jiménez, corremos el riesgo de dejarnos llevar por una tendencia espiritualista y mezclarlo todo. A Paloma la veo sincera y ubicada, creo que es la única que tiene claro donde está o qué está haciendo. Las otras dos, no se que decirte, pero creo que realmente viven el estado confusional que manifiestan… xD en ese punto decirte, que la duda es justa, pero creo que son sinceras.

      – Permisos: son los obispados en los que se encuentra cada convento quienes dan permiso para que eso suceda. Al margen de mi opinión personal sobre el formato y el exhibicionismo… no creo que la función sea “crear adeptos”, sino mostrar una realidad, que los jóvenes católicos existen y pueden tener vocación religiosa. Ellas han aceptado prestarse a esto, y los obispados, con más o menos acierto, lo han permitido… no se si se les habrá, como dices, pagado algo en concepto de alquiler, o si se habrá hecho una excepción. Comparto contigo la esperanza de que el dinero percibido, en cualquier caso, sea destinado a la misión y la caridad que cada una de las congregaciones lleva a cabo. En cuanto a la manutención, los viajes, las dietas… lo propio cuando alguien realiza este tipo de experiencias de discernimiento vocacional es que la congregación, sostenida por el obispado que las acoge, se haga cargo de todos los gastos.

      – Tecnología: sí, hay muchas monjas (Lucía Caram, Xiskya Valladares…) que tienen smartphone y acceso a las redes sociales, pero cuando a una joven se le despierta la duda sobre su vocación, y decide realizar una experiencia de este tipo, incluso a veces durante todo el noviciado, se les pide un gesto de renuncia, muchas veces temporal, y de desprendimiento de “sus vidas” para que puedan discernir con mayor libertad y sin influencias externas. Así que no es que busquen el morbo, es lo propio de este tipo de situaciones.

      – Uniforme: no conozco la congregación en la que están, pero normalmente desde el momento en que uno solicita hacer este tipo de experiencia, se le piden una serie de cosas. De un lado, como te he comentado, la renuncia a las tecnologías, y generalmente o te dan ellas un uniforme de aspirante/postulanta, o te piden que vistas con faldas por debajo de la rodilla y camisa. Eso no quita que es muy feo xD. En cuanto a los planos, efectivamente se busca el morbo y la sexualización.

    • Perra de Satán

      A mí me ha encantado el programa y seguiré viéndolo todo lo que dure. En cuanto a tus preguntas, yo le veo una respuesta superclara: cuatro es una cadena de televisión en busca de audiencia (como todas, tampoco es que sea Cuatro la rara); la Iglesia es una institución que SIEMPRE (y “siempre” aquí significa dos mil añazos) se ha hecho propaganda de todas las formas que ha podido, que prácticamente gracias a eso tenemos Museo del Prado. Que alguien en busca de audiencia dé con alguien en busca de propaganda es lo más normal del mundo, así que hala, nosotros, a disfrutar.

      • https://freitagichbinverliebt.wordpress.com/ sXeRiotWiccanDoll

        Los realities son morbo kitsch y la idiosincrasia católica es muy morbosa, sadomasoquista y otras gracias. Hay gente que es muy severa consigo misma y viven los valores humanos católicos intensamente con mucha auto-disciplina y exámenes de consciencia congruentes y muy hardcore que viven con modestia, compasión, solidaridad, integridad, honestidad… (como la mayor de las hermanas de mi mamá); para ser así de moral, aplicado y congruente dentro del catolicismo tienen que ser autistas o de por sí sobresalientes en la especie humana, pero entre lo barroco, el consumismo y los golpes de pecho y flagelaciones, el catolicismo y varias otras religiones patriarcales y cultos new age le tiran a lo gore-kitsch, a las incongruencias y a las medias tintas, en parte por las contradicciones de los dogmas que se asumen como lo lógico y así les quedan casi siempre hasta la mortaja de cuatrapeadas la estructura mental, la moral, la integridad y la congruencia, de modo que aunque se pasen al ateísmo, al agnosticismo u otros credos, de inicio, por la deseperanza y traición que perciben del catolicismo, se radicalizan, lo satanizan y siguen con la mente inflexible y dogmática pero con otro tipo de sandeces, como endiosar ideologías políticas y filosóficas región 4 como los libros de auto-ayuda holísticos. Mucho ayudan los credos y la superación personal a que los más mala leche que encuentran fe, consuelo, baños de pureza y chaquetas mentales dejen de fregar a sus congéneres aunque sea un ratito. Hasta eso, es una sazón o saborcillo característico que me complace paladear una vez cada década para que no me hostigue ni empalague, harte, asquee u horrorice :/ Hay gente dentro de la Iglesia de mayor entendimiento y que no se prestan a esas visiones pero lo barroco, lo kitsch, lo sadomasoca, lo gore y lo dispendioso sí son tendencia católica, como en las Iglesias protestantes son neopuritanos, mercantilistas, ajiotistas, capitalistas mercadólogos y todavía más paternalistas y controladores.

    

    Login