salvados machismo
  • Cultura

    Salvados lo tiene claro: #Machismomata

    Share on Facebook1,091Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    La nueva temporada de Salvados ha arrancado con un excelente programa dedicado al machismo. El famoso espacio de actualidad conducido por Jordi Évole ha querido también prestar atención a uno de los temas sociales que, probablemente, más debate están generando en la actualidad: la violencia de género. Este primer programa, titulado #MachismoMata ha dado voz a cuatro personas relacionadas con los maltratos a mujeres, y ha intentando encontrar la respuesta a una serie de preguntas básicas que se nos presentan a cualquiera de nosotros ante un maltrato de género, a la vez que planteaba posibles soluciones o caminos a seguir para que esta situación pueda cambiarse.

    No me quise perder este programa porque se presentaba la mar de interesante. Ya solo por el hecho de ser mujer debería estar interesada en él. Como explicaba una de las entrevistadas, Francisca Verdejo, magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la mujer num.2, no hay un perfil establecido para las víctimas del maltrato: cualquier mujer, de cualquier edad, de cualquier clase social, de cualquier nivel cultural y económico puede ser una víctima. Yo misma he podido ser una víctima o podré serlo en un futuro. Por eso mismo, repito, cualquier mujer debería estar interesada en ver este programa.

    Pero, sin lugar a dudas, también es un programa que debería interesar a cualquier hombre. Como decía otro de los entrevistados, un terapeuta de Bilbao que se dedica a trabajar en la rehabilitación de hombres condenados por maltrato, el machismo es una ideología y una forma de pensar sustentada en nuestra sociedad, que permite el dominio del hombre sobre la mujer. De este modo, “lo normal” es que cualquier hombre sea machista, porque ha sido educado en unos valores machistas y se ve como superior a la mujer. Este es el detonante de la violencia de género.

    maltrato salvados

    Durante el programa se habló de violencia, pero también de terrorismo. La violencia machista no es, o no tiene por qué ser, física. La base del maltrato siempre es el control, y ese control siempre se consigue mediante el uso del terror. Otro de los entrevistados, un maltratador que no quiso dar la cara porque se siente avergonzado de lo que hizo, pero que trabaja en su recuperación emocional, reconocía que había sentido la necesidad de hundir a su pareja y se preguntaba por qué sentía él mismo esa necesidad de quedar siempre por encima de ella. Marina Marroquí, la cuarta entrevistada, volvía a hacer hincapié sobre la misma idea: es haciendo uso del terror cómo el maltratador consigue dominarte. Primero te sacan de tu ambiente, después te convencen de que tú no vales nada y de que los necesitas, después comienzan las broncas y finalmente llega el miedo atroz y constante que paraliza a la víctima impidiéndole reaccionar.

    Por eso es importante informar y educar a la sociedad. Es importante que se sepa que la violencia machista es un delito público, y que cualquier testigo de un maltrato tiene el deber de denunciar. Es importante que si un familiar o amigo de una víctima detecta algún síntoma de maltrato sepa cómo actuar correctamente. Es importante que los niños sean educados en valores de igualdad y trabajar con los adolescentes para que aprendan a reconocer a las parejas controladoras y tengan las herramientas necesarias para actuar ante una situación machista. Pero lo más importante, según Marina, cuya entrevista cierra este programa, es hacer llegar el mensaje de que por cada mujer que es asesinada por su pareja, hay mil mujeres más que salieron de esas relaciones, que fueron muy valientes y ahora son personas felices. 

    No olvidemos que el teléfono 016 está a disposición de todos nosotros veinticuatro horas al día, es gratuito y no queda registrado en el historial de llamadas. En este número de teléfono atienden en más de cincuenta idiomas y ofrecen ayuda y asesoramiento a cualquier persona. Si tienes la mínima sospecha de que estás sufriendo una situación de maltrato por parte de tu pareja, lo más importante es pedir ayuda a profesionales, y en este número de teléfono sabrán cómo ayudarte.

    016-telefono-maltratadas

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    • Berto

      Hola. Soy un hombre y me he sentido muy identificado tanto con las mujeres del programa como con el comentario de Q. y demás que puedo encontrar por la red.

      Yo también he vivido situaciones de maltrato psicológico por parte de mi ex-pareja (mujer). Nunca he sabido como encarar el tema por el echo de ser un hombre y me gustaría saber vuestra opinión como mujeres. Espero que no me leáis como el típico que viene a quejarse de “también hay violencia por parte de las mujeres” y demás casos. Creo que todas esas personas que hacen esos comentarios no han vivido este tipo de situaciones, a lo sumo alguna chica en alguna discoteca que no hay querido hacerles caso.

      Con la única persona con la que me he sentido comprendido es con una amiga, la cual desgraciadamente vivió una situación de violencia machista. El resto de personas sólo han sido capaces de decir “yo la hubiese dejado, que le den por el culo” o directamente llamarme “maricón” como palabra más suave por aguantar aquello.

      Estuve tres años en esa relación, que me separó de todas mis amistades y acabó con mi autoestima ya que según ella “no era lo suficiente hombre”, me convenció de que nadie más iba a querer estar conmigo, que no valía nada, incluso que era culpa mía que ella me engañase con otras personas. Por supuesto el discurso de “lo siento mucho, voy a cambiar y a tratarte como te mereces” lo escuché infinidad de veces, y me lo creí las mismas. Incluso después de dejarlo con ella me esperaba a la salida del trabajo o en el portal de mi casa para seguir diciéndome que tenía que estar con ella porque si no estaría toda la vida sólo.

      Afortunadamente hace tiempo que salí de ahí, pero aún hoy en día tengo una extraña sensación de culpa que me impide relacionarme con los demás como antes.

      Lo siento por hablar de un tema personal, pero me ha parecido adecuado compartirlo aquí.

      • Perra de Satán

        Siento mucho leer esto, pero quiero decirte que tú no eres culpable de nada. Y aunque lo fueras, ¿qué más da ahora? Ahora, según dices, ya ha pasado el tiempo y esa relación está más que terminada. Fuiste lo suficientemente fuerte como para sobreponerte a una situación de dominio, cosa que no es nada fácil. Nada de culpas, orgullo. Lo que pasa es que por mucho que te lo digamos los demás, hasta que tú no te lo creas no vas a poder seguir adelante. Supongo que una experiencia tan dura deja secuelas, y que las heridas no se curan tan fácilmente. En el programa de Salvados hablaban de acudir a profesionales para poder recuperarse completamente. Yo estoy muy a favor de los psicólogos, pero tampoco soy quién para decirle a nadie lo que tiene que hacer. Solo hablo desde mi experiencia, y mi experiencia es que la psicoterapia me ha ayudado, y me está ayudando, bastante. Es un proceso duro, pero creo que merece la pena, sobre todo si tienes ganas de ser tú mismo al 100%, de volver a ser “como antes”, como tú dices.

      • Chew

        Debemos cambiar la terminología. Tú no eres una victima. Eres un superviviente. Y no hay culpa, porque da igual lo que hayas hecho, no hay nada que se merezca una reacción como esa.

    • http://xarcadex.tumblr.com xArcadex.tumblr

      A mi me toco un padre de mierda y de pequeño lo pase muy mal. Pero sobretodo la que lo paso mal fue mi madre. Fueron muchos años. Jamas entendere como se puede maltratar a alguien.
      Por suerte, hace años que salimos de todo aquello.

    • Q.

      Por supuesto, cada caso es un mundo, pero ahí os dejo el mío.

    • Q.

      Hola! Me ha encantado el resumen del programa de ayer. Lo consideré algo escueto e incluso cayendo en la obviedad, pero cuál fue mi sorpresa cuando, una hora después de que terminase el programa, me puse a leer twitter. Es alucinante todo lo que queda aún por hacer. Ayer leí verdaderas barbaridades, más allá de los tipicos “también hay violencia de las mujeres a los hombres” o las “famosas denuncias falsas”, no, lei barbaridades tales como que el primer golpe es culpa del maltratador, y los demás de quien le aguanta. Viendo esto en la “juventud” de este país, me entró una absoluta impotencia. Hace unos años yo creía que jamás me pasaría algo así, me parecía algo de otro mundo. Pero no. Estuve durante tres años siendo maltratada psicologica y finalmente físicamente. Le dejé la segunda vez que casi me mata. Sé que puede resultar duro leerlo, o incluso un poco eztraño contarlo en un sitio desconocido, pero leo este blog desde hace tiempo, y como la mayor parte del público es femenino, quería expresar lo que creo que necesitamos en esta sociedad. Debemps ser comprensivas, la que es maltratada lo es porque ha llevado un proceso largo de aislamiento, se ha perdido a sí misma, sy autoestima, su confianza, sus ganas de vivir. Lo que leemos por ahí no es mentira, crees que va a cambiar, crees que él es lo único que tienes, crees que nadie más jamás te va a querer, que no vales nada. Soportar los golpes es secundario, antes te destroza la mente, y las palabras que tú misma te dices son lo que más duele. El no encontrarte. Yo, además, sufri la burla y la no comprensión de mi entorno, nadie me creía y eso hizo que su maltrato fuera más fácil. Así que, por favor, ante la duda, creed a quien os cuenta algo así, no permitais nunca que una persona maltratada se culpe más y más. A veces, escuchar sirve de mucho. Un abrazo.

      • A.

        Eres muy valiente y muy fuerte por haber salido de esa relación, reconocer qué es lo que pasaba y poder superarlo. Somos muchas las que hemos pasado por lo que tú cuentas y lo que se mostró en el programa y es muy importante que nuestras voces se oigan para que cualquier mujer en esa situación consiga fuerza para poder salir. Aunque el programa pudo profundizar mucho más y dejó de lado muchas cosas para mi gusto (no se habló de la lucha feminista, por ejemplo), sigue siendo algo importante. Muchísimo ánimo, no estamos solas.

        • Q.

          Gracias, aunque reconozco que no fue mérito mio. Aún hay días en los que me planteo cosas como “y si la culpa fue mia?” me culpo constantemente de que quizás, el día en el que saqué un cuchillo para que no se acercase a mi, me hice tan culpable como él. La culpa acompaña siempre, obviamente si lo pienso fríamente sé que esos actos eran por puro terror. Un día te acabas cansando y acabas diciendo, prefiero estar sila y matarme yo, a que me mate él. No sé si por unos restos de orgullo o por vergüenza. La cuestión es que con comprensión, se sale de eso. Efectivamente, no estamos solas, no permitamos que ninguna de nosotras lo esté nunca más.

        • Q.

          Perdon por lo personal de mis comentarios , hay días que una necesita sacar la rabia.

          • A.

            No hay nada que perdonar, como digo es importantísimo sacar todo esto fuera y que se escuche. Te entiendo, a veces quedan resquicios de culpa, pero se puede gestionar, vivir con ello y ser plenamente feliz. Es algo que una se acaba mereciendo después de tanto.

      • Perra de Satán

        Estoy contigo, se habla del maltrato muy a la ligera. Quizás el programa de Salvados de ayer fuera demasiado obvio, pero viendo como está el panorama hay que machacar con la obviedad hasta que lo entendamos. Los que no hemos sufrido maltrato no podremos ponernos nunca en la piel de una persona maltratada, nos parece todo muy fácil, muy “esto a mí no me pasaría”, por eso es necesario que se de voz a las mujeres maltratadas, para que la sociedad entienda el proceso por el que pasan y sobre todo por si otras personas pudieran abrir los ojos al escucharlas a ellas.

    • Ana G. Ruiz

      Sois lo más. No habéis tardado en haceros eco de este programa (que debería ser de visión obligatoria) que debo decir a reabierto viejas heridas para mí pero en buen sentido, más si también ha ayudado a otras personas y a recapacitar a otras… Por desgracia vivimos en una sociedad rodeados de machismo, pero luchamos también por eso no? Por otro lado, recalcar la gran protagonista de la noche, Marina, una gordibuena superviviente que me ha ganado el corazón :-)

    

    Login