portada_pildora
  • Vida sana

    ¿Estética o salud? ¿Engorda la píldora anticonceptiva?

    Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Voy a empezar este post derribando un mito con todas mis fuerzas:

    LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA NO ENGORDA.

    shrug

    Que te quede claro, la píldora anticonceptiva ni aumenta el peso ni incrementa la grasa corporal. Lo que sí ocurre en algunos casos es la retención de líquidos durante el periodo premenstrual. Esto nos suena más, ¿verdad? Y es que la mayoría de nosotras conocemos y pasamos por este procedimiento fisiológico tomemos la píldora o no. Lo que ocurre durante estos días (2 – 3 antes de la menstruación) es que el peso va incrementado durante la toma de la hormona. Luego, mientras suceden los siete días de descanso, que es cuando las que tomamos la píldora anticonceptiva ingerimos el placebo, pasamos a eliminar los líquidos retenidos y el peso adquirido durante ese breve periodo de tiempo disminuye.

    Es cierto que la píldora por una parte proporciona ciertos beneficios a nivel hormonal, mientras que por otra puede resultar un riesgo para quien la toma. Lo importante en este caso y lo que hacen los médicos ginecólogos especializados es evaluar primero a la mujer en concreto, conocer su historia clínica previa y recetar la píldora adecuada en caso de necesitarla, según sus necesidades y características, porque cada mujer es un mundo. Ahora eso sí, que te quede claro, engordar no engorda, y si no te fías te invito a que busques algún estudio relacionado con el aumento de peso durante la toma hormonal que esté justificado con este hecho y no con el de comer como si se acabara el mundo, que con eso engordamos todos, chati. Yo ya lo he buscado, de hecho llevo unas 5 horas delante del ordenador y nada, en ningún estudio realizado se ha comprobado un aumento del peso de forma significativa, de hecho os dejo el link de uno hecho en la Universidad de Cuenca que además de afirmarlo, explica que esta creencia es un mito: http://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/2220/1/tps721.pdf

    olvido-de-una-pildora-anticonceptiva-520x221

    Es normal que alguien piense algo como

    ejque hay una píldora de hace 20 años que nosequé

    BUENO pero es que estamos en 2015 no en los 50’s, y la medicina ha avanzado mucho. O por ejemplo también puede pasar que alguien recuerde el caso de su vecina la del 5º que engordó 20 kilos cuando se tomó la píldora y se le llenó la cara de granos; que puede ser que sea cierto, pero en ese caso yo me informaría más sobre los hábitos de vida, la salud del paciente y si estaba tomando la píldora adecuada. Todo cuenta amiguis.

    Tenía ganas de desmitificar esta creencia tan extendida entre muchas de nosotras. Yo misma estuve tomando Diane 35 durante 4 años, la píldora anticonceptiva más fuerte del mercado (eso si no vives en un país donde ya la han retirado), y por supuesto oí de todo: ‘te vas a poner súper gorda’, ‘lleva cuidado con lo que comes, que ahora te estás tomando la píldora’, ‘pobrecita, encima que tiene un problema hormonal le mandan la píldora’ y mil tonterías más. Tonterías que en su día, hablando claro, me acojonaron. Sabía que años atrás había estado gorda, pero con dieta, ejercicio, tiempo y paciencia conseguí adelgazar 16 kilos. Entonces claro, con toda esa paranoia que me metieron en la cabeza empecé a rayarme e imaginar que todo el trabajo y esfuerzo que me había costado adelgazar no iba a servir para nada. De todas formas no tuve más remedio que tomarla, ya que mi salud se veía afectada, así que empecé la toma.

    Seguí los consejos de mi ginecólogo ‘Come sano, haz ejercicio y no engordarás nada. Esta píldora te va a ir genial’. Yo creía que esto me lo decía para que no le diera más vueltas al asunto, pero aún así como soy una chica muy obediente le hice caso totalmente. 4 años después, os juro que incluso adelgacé. Comí bien, fui todos los días al gimnasio (venciendo la pereza, por supuesto) y me tomé mi píldora anticonceptiva. Mis problemas hormonales desparecieron, mi cara estaba impoluta (ni un sólo granito) y mi cuerpo estaba incluso mejor. Comía de todo y no pasé nada de hambre, de hecho siempre me reservaba un día a la semana (o dos a veces si tenía algún compromiso) para darme mi pequeño gran festín de pizza, hamburguesas, chocolate, cerveza, etc. Después de todo ese tiempo me di cuenta de que mi ginecólogo tenía razón y que la clave para mantener el peso estaba donde siempre había estado, tomara la píldora o no.

    ashley-graham-cass-bird-plus-size-lingerie

    Ahora eso sí, me crecieron las pechugas una barbaridad

    Otro de los motivos por los que me gusta contaros este tipo de cosas es que, aparte de quitaros el miedo, también me gusta abrir un poquito vuestras mentes y aconsejaros que hagáis más caso a los médicos y menos a la gente que tenéis alrededor. Durante esas 5 horas que he estado buscando en vano evidencias de lo que os acabo de explicar, he encontrado una información que me ha dejado a cuadros ‘Un artículo de revisión británico del 2000 concluyó que no existe evidencia de que las píldoras de dosis bajas modernas causen un aumento del peso, pero que el miedo de aumentar de peso contribuyó al cumplimiento deficiente de tomarse la pastilla y embarazos no deseados subsecuentes, especialmente entre los adolescentes.’ Estupendo, chicas adolescentes que ponen por delante la estética impuesta por los cánones de la sociedad a la salud. El ‘estupendo’ es ironía, por supuesto.

    Chicas, sé que sois mujeres inteligentes, así que os pido por favor, que si os veis en esta situación de indecisión, consultéis a vuestro médico antes de dejar o rechazar una medicación en caso de estar tomándola. No es que no quiera que os quedéis embarazadas, es que no quiero que os quedéis embarazadas sin quererlo vosotras.

    feminismo_pildora

    ¿De verdad que teniendo el poder sobre vuestra concepción caeríais en el error de abandonar este control de vuestro propio cuerpo por algo externo que ni siquiera es objetivo?

    Entre la estética o la salud estas chicas eligieron la estética según sus creencias. ¿Qué habríais hecho vosotras? ¿Os indigna tanto como a mí esta decisión? ¿Creéis que tomaron la vía fácil en lugar de haber elegido un estilo de vida saludable o haberse informado bien?

    La píldora anticonceptiva es algo que no hay que tomar de forma autónoma y que por lo tanto no conviene dejarla con el mismo motivo, porque puede que para una chica una marca sea buenísima pero para otra la ingesta conlleve un gran riesgo o le produzca unos marcados efectos secundarios (dolor de cabeza, acné, nauseas, diarrea, etc).

    En este post no voy a profundizar en beneficios o efectos secundarios ya que eso dependerá de la persona y de la píldora en concreto (y porque puedo estar escribiendo sobre esto hasta el año que viene, si quiero). Lo que sí voy a hacer es recomendarte una web avalada por la SEGO (Sociedad Española de Ginecología) donde poder informarte correctamente de todos los métodos anticonceptivos que existen y los que más se podrían adecuar a tu estilo de vida según las respuestas que des a un test que te hacen en la misma plataforma web, de forma personalizada: https://www.anticonceptivoshoy.com/ Eso sí, ya sabes que estas cosas siempre son orientativas, y que a veces es cuestión de ir probando hasta que encuentres el anticonceptivo que mejor se adapta a ti, por lo que ante todo pregunta a tu ginecólogo/a y que él/ella te vaya orientando.

    Bibliografía:

    http://www.abc.es/sociedad/20130204/abci-mitos-realidades-pildora-anticonceptiva-201302012119.html

    https://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%ADldora_anticonceptiva_oral_combinada

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Maria Esclapez

    Psicóloga, Sexóloga Clínica especializada en sexualidad positiva, Terapeuta de Parejas y Sex Coach. Autora de "Inteligencia Sexual. Desarrolla tu potencial sexual, practica sexo inteligente". Ed: Arcopress.

    • https://elizaroja.wordpress.com/ Caperucita Roja

      A mí lo que me engorda es eso de estar cinco horas delante del ordenador.
      No. Bromas aparte, sólo quería exponer cómo entendí yo el artículo.
      Veo que va dirigido a quienes la toman o empiezan a hacerlo. Deja bien clara la advertencia de no dejar el tratamiento de “motu proprio” por razones vanas. Y lo más importante, no la “impone”, al contrario, hay múltiples referencias a métodos alternativos que quedan bien claras en el texto.
      Fijémonos también en la máxima que gobierna de principio a fin: “consulta y haz caso a tu médico”.
      Por todo ello: clap, clap (de mi parte). Besos.

      • http://diariodeunasexologa.es/ Señorita Blume

        Veo que has entendido bien el artículo. ¡Gracias!

    • irprouge

      Sinceramente, la tomé cuando ya no podía dilatar más en el tiempo su ingesta por problemas de salud, mi ginecólogo antes de prescribir, me hizo todas las pruebas “necesarias” según él.
      Justamente, 11 meses después de comenzar el tto., entro en la Unidad de Cuidados Intensivos, sin saber si saldría de allí…si antes era negada a tomarla, hoy ni os cuento…tanto por salud, como por estética.
      Obviamente, cada una tenemos distintas experiencias, y contamos “la película”, según nos ha ido.
      Pero, a día de hoy ese problema hormonal lo controlo con la alimentación, el ejercicio y una vida saludable.
      Pienso, que no somos realmente conscientes de las consecuencias que puede traer tomar dicho tto (hablo de manera general).
      Por eso, toda persona que la tomé por necesidad o no, que tenga un exhaustivo seguimiento por parte de su médico, yo era teniéndolo y casi me cuesta la vida.

    • Helena.

      Hola! Quiero comentar porque, al igual que ha escrito Marta, estoy en desacuerdo con el contenido del artículo. Especialmente pienso que tomar la píldora no es tener el control sobre tu maternidad, más bien es quitar responsabilidad a la otra parte mientras tú como mujer asumes todos los riesgos.
      La píldora es algo químico y por ende no natural y no es en absoluto inocuo; por contra si tú decides usar siempre preservativo (por ejemplo) estás controlando tu maternidad y además protegiéndote de ETS sin necesidad de meter hormonas en tu cuerpo. Entiendo la comodidad de usar la píldora pero anteponer los tres segundos que se tardan en ponerse un preservativo, o el no querer quedar mal con tu pareja sexual pidiéndose que se lo ponga (no nos engañemos, muchas mujeres la toman por complacer a su pareja) a tu salud es bastante infantil.
      Está claro, si es por salud y debe tomarse no hay problemas, pero considero que al igual que quedarse embarazada sin quererlo no es sólo problema de la mujer (es obvio que hay dos personas implicadas) no debe ser sólo la mujer la que asuma los altísimos costes de evitar un embarazo mediante la píldora.

      • Raquel

        Estoy de acuerdo contigo, pero me parece que estás simplificando demasiado las razones por las que una mujer decide tomar la píldora. Yo la tomé dos años en los cuales no tenía pareja. Yo sola decidí tomarla y desde luego no fue por complacer a ningún hombre.

        • Helena.

          Hola, la decisión de tomar o no la píldora es totalmente personal y por ende no objetivable. No pongo en duda que la decisión es tuya, y tus razones tendrás para hacerlo, las cuales serán perfectamente válidas. Únicamente quería hacer hincapié en el hecho de que muchas veces se pinta la píldora como el único método anticonceptivo. No digo que sea tu caso, ni muchísimo menos, pero no se puede negar que muchas veces parece que hay una especie de mandato divino por el cual estás obligada a tomar la píldora; casi parece que si no la tomas es que no te preocupas por tu maternidad. En fin, que me enrollo, sólo quería constatar el hecho de que eso no es cierto, que hay otros medios y que además, se tenga relaciones con un tío o con 20 la responsabilidad no sólo puede ser de la mujer, y en parte (bajo mi punto de vista) tomarse la píldora supone aceptar que quien le tiene que poner remedio a un embarazo no deseado somos nosotras. Entiéndeme, es sólo una reflexión sobre la píldora, para nada quiero discutir las razones propias e individuales que llevan a cada una a tomársela. Un saludo, y gracias por tu opinión.

      • http://diariodeunasexologa.es/ Señorita Blume

        Hola Helena,

        Agradezco tu opinión. Si vuelves a leer el artículo te darás cuenta de que éste no se ciñe a hablar sobre la píldora como método anticonceptivo si no que profundiza mucho más y el objetivo del mensaje es otro distinto.

        • Helena.

          Hola, sé que no se limita a hablar de la píldora como método anticonceptivo; sólamente quería resaltar el hecho de que comenta en una frase algo que, a mi entender, ha sonado similar a decir que renunciar a la píldora es renunciar a tener control sobre tu maternidad. Entiendo que ese no es el sentido principal del artículo, pero quería dejar mi opinión a ese respecto. Puede que no fuera tu intención a la hora de escribirlo, pero eso no implica que pueda sacar conclusiones de él que difieran con tu opinión. Un saludo.

    • Marta

      No puedo estar más en desacuerdo con el enfoque de este artículo. Parece que se está enfrentando una opción sana y saludable (tomar la píldora) contra otra meramente estética (no tomarla para no engordar). Es como comparar las ventajas de comer fruta y verdura frente a una alimentación deficiente, basada en hamburguesas y pizzas. Y no. No tiene nada que ver. La píldora no es la opción sana y saludable, la píldora es un medicamento (y uno muy peligroso, además, porque jugar con las hormonas puede tener efectos secundarios muy graves), y como tal no se debe tomar a la ligera. La opción sana y saludable es no tomarla, respetar los ritmos naturales del cuerpo. La píldora no debería tomarse como si fueran caramelos, sino únicamente por cuestiones de salud, cuando sea realmente necesaria, y por supuesto siempre bajo supervisión médica. El tema de engordar o no es el menor de los problemas asociados a la píldora, basta con leer la lista de posibles efectos secundarios para empezar a hacerse una idea. Y evitar embarazos no deseados tampoco debería ser la principal motivación para tomarla. Lo que habría que hacer, en lugar de recetar tanta píldora y atiborrar a las niñas adolescentes en pleno desarrollo y mujeres jóvenes sanas de hormonas que su cuerpo no necesita y que alteran el funcionamiento natural de su organismo, es educar. Enseñarlas a conocer su propio cuerpo, su ritmo y el funcionamiento de su ciclo menstrual. Porque una mujer que conoce su cuerpo, lo controla, sin necesidad de hormonarse. Repito, la píldora sólo debería tomarse por cuestiones de salud, valorando los pros y los contras, y sólo cuando sea totalmente necesaria, cuando sea el mal menor. Lo lógico para una persona sana es no tomarla, igual que lo lógico es no tomar antidepresivos sólo porque un día estés triste. Pero claro, los ginecólogos la recetan como si fueran aspirinas, porque es mucho más rentable para la industria farmacéutica vender pastillitas a tutiplén que enseñar a las niñas a entender su ciclo de ovulación.

      • Sara

        No termino de entender qué quieres decir cuando te refieres a que ‘conozcan su ciclo de ovulación’, ¿lo dices con carácter anticonceptivo? Porque, a no ser que estés tomando anticoncepción hormonal, en todas las relaciones sexuales sean en el día de tu ciclo que sean se deben tomar precauciones de tipo barrera.

        No creo que la autora nos esté intentando vender la píldora como una fuente de salud, de hecho en el artículo no para de decir que cada una es libre de decidir si quiere o no tomarla. Simplemente intentaba decir que lo habitual no es empezar y empezar a engordar cuando la tomas (evidentemente para todo hay excepciones y en medicina no hay ‘siempres’ ni ‘nuncas’).

        • Marta

          Por supuesto que lo digo con carácter anticonceptivo. Hay mucho desconocimiento y mucho prejuicio con respecto al tema. Esa falta de información conviene sobre todo a las farmacéuticas, que se forran a base de vender anticonceptivos. Mucha educación sexual y mucha historia, y nadie se preocupa de enseñarle a las niñas cómo funciona realmente su cuerpo.

          • Sara

            Por mucho conocimiento que una tenga sobre su cuerpo o su ciclo hormonal, no debería mantener relaciones sexuales sin protección. No estoy diciendo que tengan que usar píldora sí o sí, evidentemente, hay otros métodos no hormonales (aunque, en honor a la verdad, lo más seguro -salvo la abstención- es la anticoncepción hormonal) igualmente válidos. Lo que sí me parece peligroso aconsejar es basar tus relaciones en base a tu ciclo, porque por muy bien que lo conozcas, no es algo exacto y hay muchas variaciones. Evidentemente se puede usar, pero la tasa de éxito será considerablemente menor.

      • http://diariodeunasexologa.es/ Señorita Blume

        Hola Marta,

        Si vuelves a leer el artículo y te fijas bien, te darás cuenta de que no estoy comparando nada y que no estoy diciendo que la píldora sea sana y saludable. No sé de qué manera habrás entendido el post, pero mi intención es dar razones corroboradas científicamente sobre el uso de la píldora, desmitificar la ganancia de peso universal a raíz de la toma, y advertir lo importante que es el criterio médico en cada caso.

        En otro orden de cosas, conocer tu propio cuerpo no te libra de tener problemas de salud, de verte obligada a tratarte con medicamentos u hormonas (siempre y cuando lo necesites y bajo criterio médico) o de quedarte embarazada aunque no lo desees.

        Gracias por tu opinión.

    • Ana

      Afirmar que la píldora anticonceptiva nunca engorda es como decir que todos los gordos están gordos por comer mucho y no moverse. Cada mujer es un mundo, a unas les engorda y a otras no, yo personalmente entro en el primer grupo.

      Tengo 22 años y siempre he tenido sobrepeso, toda la vida acudiendo a dietistas y endocrinos, a régimen y probando de todo. Hace cosa de cuatro años dejó de bajarme la menstruación, el ginecólogo no me supo decir por qué (esto se ha dado antes en mi familia), sólo que no era grave. Estuve tomándome unas pastillas de progesterona que no me hacían mucho efecto y este último año me recetaron un tratamiento de tres meses más fuerte, precisamente con Diane. No cambié mi dieta, tampoco horarios de clase ni hábitos, sólo cambié una cosa: empecé a ir al gimnasio. Engordé 10 kilos en los tres meses de tratamiento, no me sorprendió porque el médico ya me advirtió que a muchas mujeres solía pasarle esto con la píldora, pero no fue agradable. Sí que es cierto que el tratamiento funcionó, lo único que ahora llevo dos meses sin regla y tengo que esperarme hasta diciembre por el peligro que puede suponer para mi salud engordar otros 10 kilos.
      Así que no estoy de acuerdo con el artículo. Sí que estoy de acuerdo con una parte en la que se recomienda que antes de tomar la píldora se consulte con el médico, eso va a misa.

      • http://diariodeunasexologa.es/ Señorita Blume

        Hola Ana,

        Me parece que no has entendido el artículo. No paro de hacer hincapié en que la píldora por sí sola no engorda como normal general. Para casos personales también comento las excepciones aludiendo a las características individuales, ya que las de la píldora no cambian.

    • Joelle

      Yo tomo una que se llama Loette desde los 19 años (aunque ahora la he dejado porque ya no tengo novio estable) y ni engordé ni ná. Las tetas sí se me hincharon un poco al principio y también tuve unos días en los que mi estado emocional era como una montaña rusa, pero nada más.
      Mi madre también tomaba la Diane 35, que es la que había en su época, pero como bien dices las de hoy en día no son bombas hormonales.

    • Klaudia Rodriguez

      hola! no suelo comentar pero es que tema me toca de cerca..no critico el artículo en sí, pero el titulo la verdad que estoy en desacuerdo..qué quieres decir que la píldora es saludable? a lo mejor soy yo la que lo entiendo mal pero con ese título es lo que da a entender. Soy una chica de 27 años en contra totalmente de la píldora en general, al no ser pq sea totalmente necesario (xej las que tienen reglas muy dolorosas, ovarios poliquisticos, etc) me parece que es algo que aunque es muy cómoda es muy dañina. Sólo tenéis que pararos a leer sus efectos secundarios, es aquí donde os cuento mi historia para que entendáis mi posición en contra de este método anticonceptivo. La empecé a tomar a los 17 años y por el vuelco a mi vida que tuve a los 21 años no la puedo volver a tomar más nunca en mi vida (ni quiero claro está), el motivo? bien, pues un infarto medular de origen “desconocido” que me provocó una tetraplejia. Pongo desconocido entre comillas por que no se puede probar que haya sido la píldora la causante pero los médicos creen que fue eso, era fumadora y tomaba la píldora, ésta si os fijáis en los efectos pone “trombosis” o “coagulos”, pues eso..mi caso es algo raro, pero trombosis conozco ya a tres personas que tuvieron y fue a causa de ello.. No os quiero alarmar (un poco sí ,jeje) pero pensad que lo que estáis tomando no deja al cuerpo seguir su curso natural, ni siquiera tenemos menstruación con ella, asi que para evitar todo efecto secundario no hay nada mejor que tomar otras precauciones, yo os aseguro que hubiera preferido tener 5 hijos en esos años a tener ahora mis secuelas.. aprovecho para felicitaros por la página, me encanta la cordialidad y naturalidad con la que tratáis los temas!un bikiño desde Galicia

      • Raquel

        Dios, Klaudia, lo siento muchísimo. Yo tuve mucha suerte. Para empezar, suerte de que los pulmones actúen como filtro de la sangre y lo pararon porque quién sabe si no hubiera terminado en el cerebro, o quién sabe. Y suerte de que después de seis meses medicándome, me hicieron los correspondientes estudios (Me hicieron analítica de sangre, de orina y pruebas de coagulación) y todo está perfecto. Mucha fuerza, amiga

        • Klaudia Rodriguez

          no te preocupes Raquel! soy feliz igualmente, la cosa pudo ser aún peor así que por lo menos estoy viva y lo puedo contar aunque no pueda andar. Muchas gracias igualmente! seguiremos con nuestros consejos a la gente para que no tome este tipo de anticonceptivo 😉

      • http://diariodeunasexologa.es/ Señorita Blume

        Hola Klaudia,

        Lamento tu mala experiencia con la píldora. El objetivo del post no es concienciar sobre la toma de la píldora con el objetivo de no quedarse embarazada, es concienciar sobre el uso de ésta bajo vigilancia médica y saber siempre cuando hay que anteponer la salud a la estética. Me parece que en eso estamos de acuerdo : )

    • Raquel

      Yo también os voy a contar un poco de mi vida. Y con esto no quiero decir que porque me pasase a mi, os vaya a pasar a todas. A ver, yo tomaba la píldora. Era la más feliz del mundo porque esas reglas en las que creía que me iba a morir desangrada se terminaron. Nada de aumento de peso, nada de granitos ( todo lo contrario, en realidad). Un día empezó a hincharseme la pierna derecha. Después llegó el dolor. Y bueno, yo me fui al médico de cabecera y me dijo que era una tendinitis y que tomase 15 días ibuprofeno. Si me seguía doliendo, que volviese. Mi madre, me envió de cabeza al masajista para que me quitase la supuesta tendinitis. No habían pasado los quince días y de repente un día al subir una cuesta me costaba mucho respirar y me mareé. Cuando fui a subir las escaleras de casa, solamente había subido un piso y ya me había vuelto a pasar. Me quedé blanca como la cera. Bueno, terminé en urgencias en el hospital. Y yendo al grano lo que tenía era un Tromboembolismo pulmonar procedente de una Trombosis venosa profunda en la pierna. Lo que había pasado era que mi masajista, me había desplazado el trombo que tenía en la pierna ( la supuesta tendinitis). Y diréis, porque carallo nos echa esta tía toda esa chapa?. Pues porque el médico que me trató achacó casi todo a la píldora. Me la suspendieron inmediatamente y estuve seis meses tomando sintron como los abuelines para deshacer los trombos. Os lo digo porque hay otros factores que influyen como la obesidad, el sedentarismo, fumar, etc… todas esas cosas que sabemos que no están del todo bien. Yo tomaba la píldora y además era obesa y sedentaria. Lo bueno es que eso me sirvió para cambiar de vida.
      No quiero que cunda el pánico ni nada de eso, solamente os cuento esto para que uno, os cuidéis que vuestro cuerpo os lo va a agradecer y dos, para que vuestros médicos os lleven un control adecuado. Que son hormonas y no se pueden recetar así a la ligera.

      • Klaudia Rodriguez

        las dos hemos comentado algo parecido! a mi también me tocó, pero yo sigo con secuelas..por lo menos si los médicos la dan, que por lo menos una vez al año hagan análisis de coagulación..sería lo mínimo! un saludo

        • Raquel

          Yo, por mi parte, cuando decidí tomarla fui a mi ginecólogo y le dije que había decidido tomar la píldora. Sin hacerme absolutamente nada me dio la receta con la píldora para que la comprase. Eso es a lo que voy, que la recetan demasiado a la ligera. Porque si me hubieran hecho un estudio en condiciones igual no me hubiera pasado lo que pasé.
          Siento que todavía estés malita. Ojalá pase pronto, Klaudia. Un beso

    • Flor Igielski

      No creo que la píldora haga subir de peso, pero ¿Crees que le haga algo el metabolismo?
      Momento dar la brasa: Modo ON

      (Te cuento un poco mi vida, vamos)
      Tengo sobrepeso casi desde siempre, pero estuve un año seguido en un sitio en que me tenían literalmente corriendo, y bajo muchísimo estrés… llegaba a casa tan cansada y agobiada, que los primeros meses NO COMIA (no porque no tuviese hambre, sino porque estaba demasiado cansada). Lo sé, no es sano, pero fue lo que pasó; que mi última ingesta era algo así como a las cuatro de la tarde. Obviamente empecé a adelgazar
      Pasado este momento inicial, supongo que asimilé el esfuerzo, y vaya si comía, pero seguía adelgazando (siempre he tenido una alimentación muy saludable, pero me estaba dando todos los caprichos).
      Llegué a perder 14 kilos de los 22 que me sobraban.
      Dejé de trabajar y… ME MANTENÍA MARAVILLOSAMENTE, y más con la paz mental de no tener que estar sintiéndome mal por cada cosa que me comía.
      Siempre he tenido un cuerpo que “se estanca” en el peso, me cuesta horrores bajar de peso, pero TAMBIÉN SUBIR. Y por primera vez en mi vida parecía que aquello había cambiado, podía mantenerme!!

      Hasta que me mandaron pastillas… (según el médico, suaves entre lo suave, por dolor menstrual horrible de toda la vida, vamos), tras la primera caja (con sus placebos y todo), subí dos kilos (lo normal en mí antes de que me venga), peroNO ME VINO LA REGLA; seguí tomándola, y al acabar el segundo mes…. NADA -y otros dos kilos- (me hice test y todo, porque me dio muy mal rollo), empecé la tercera caja … y empecé a tener unos cambios de humor brutales (rollo estar estupenda, y a la media hora llorando depresiva sin razón y -lo admito- por primera vez en mi vida pensando en vomitar), aquello me dio tan mal rollo que las dejé… las consecuencias emocionales pasaron unos días después, pero el cuerpo… pfff….

      Cogí esos cuatro kilos en dos meses (para mi es impensable tanto bajar como subir esa cantidad en ese tiempo), y el cuerpo se quedó como… “adormecido”, COMO HABIA SIDO TODA LA VIDA, vamos, al menos en cuestiones de asimilar comida (que parece que una engorda de respirar, leñe).

      Pues esa es mi historia con la píldora. Este asunto fue hace año y medio, y NO he ganado más peso. Me siguen quedado diez kilos a favor, cosa que aprecio, pero me gustaría avanzar y estar mejor conmigo misma.

      FIN DE LA BRASA

      <3

    • Perradesatan

      La universidad de Cuenca xDDDDDD

    

    Login