Lagertha, protagonista de la serie Vikingos
  • Querido diario

    Libera a la vikinga que llevas dentro

    Share on Facebook694Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Lagertha, la protagonista de la serie Vikingos, es la vikinga por excelencia. Sus originales peinados, el espectacular maquillaje que la hace brillar aún más y ese carácter en el que encarna a la amante más fogosa a la vez que a una guerrera dispuesta a cortar cabelleras y dormir sobre ellas hacen que nos quedemos embobadas en cada escena.

    Pero sin duda lo que más nos gusta de ella es su mirada de determinación que nos indica que, una vez que ha fijado su objetivo, va a por ello. En ese momento, no importa cuántas cosas tengamos en la cabeza porque las dejamos todas de lado para preguntarnos: ¿Qué hay que hacer para ser una vikinga?

    1. Enfrenta tu destino

    Lagertha de la serie "Vikingos" dispuesta a luchar

    Vale, dicho así suena muy heroico y no nos vamos a ir a conquistar tierras lejanas para deponer a reyes usurpadores. Pero enfrentar tu destino de forma literal significa que aceptes tu realidad y no dejes, dentro de lo posible, que te influyan y te cambien las cosas malas con las que te vayas encontrando. Lucha cada día, aunque sea un día de mierda de esos en los que “más me valdría no haber salido de la cama”. Pues sí, has salido y con tu actitud puedes cambiarlo y convertirlo en algo aceptable o incluso algo genial, a tu altura.

    2. Lucha para cambiar las cosas

    Lagertha luchando

    A tenor del punto anterior, muchas cosas en la vida nos vienen dadas sí, pero otras muchas tenemos el poder de cambiarlas. Cambiar de trabajo y salir de tu zona de confort, eliminar a la gente tóxica de tu alrededor por círculos que te aporten o simplemente borrar alguno de los aspectos de tu vida que no te gusten.

    Lagertha es un ejemplo de cómo transformar una situación desfavorable en otra donde salir ganando. Que sí, que es una serie. Pero en la vida real también tenemos la opción de seguir adelante cuando las cosas nos vienen mal pintadas. ¡No te conformes!

    3. No dejes que nadie te pisotee

    Lagertha ignorando a dos guerreros en la serie "Vikingos"

    Nunca. Never. Nadie. Chica tú vales mucho para aguantar ninguneos, malas caras y contestaciones. ¿Acaso te imaginas a una valquiria agachando la cabeza? Por nada del mundo y mucho menos por alguien. En la vida tendrás que encontrarte a gente dañina, no les des el poder de arruinarte la sonrisa con un comentario de mierda.

    No comparto con Lagertha el sentido de la venganza, normal porque nos separan siglos, pero una buena dosis de “para mí no existes” nunca viene mal. Y no hace falta esperar a que se enfríe el asunto.

    4. Aprende a caer

    Lagertha llorando

    Esta es quizá la lección más importante que nos deja nuestra vikinga favorita en la primera temporada. No haré spoilers pero los que vimos el capítulo de “Todo cambia” podremos recordar la situación tan jodida por la que tuvo que pasar. Con toda la dignidad que la rodea supo prever la caída y decidió ser ella misma la que aplicase eso de “una retirada a tiempo es una victoria”.

    A veces no queremos ver el final de algunas etapas pero quizás el “comieron perdices” esté un poquito más adelante de lo que nosotros habíamos previsto. Si hay que cruzar cenagales antes de eso nos remangaremos el vaquero y aprenderemos para tiempos mejores.

    5. Rodéate de los tuyos

    Lagertha junto a otras vikingas

    Esto lo vimos en “Friends”, “Cómo conocí a vuestra madre”, “Sexo en Nueva York” y hasta en “Juego de tronos” Qué importante (y a veces difícil) es tener amigos en la vida y un círculo de esos que siempre están a las buenas y a las malas. Nada de respuestas de “pasa del tema”, “olvídalo” y “no merece la pena” y quédate con los que alcen su escudo y su espada para acompañarte al primer bar y brindar con mucha y espumosa cerveza por las vikingas valientes. 

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Luz Mar Rebollo
    

    Login