san valentin odio
  • Lifestyle

    10 cosas ridículas de San Valentín (por una hater)

    Share on Facebook234Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Parece que San Valentín, en vez de un señor de antaño fuera el humo negro de Lost, porque al principio era una Americanada para que los centros comerciales vendieran después de las navidades y las rebajas, pero ahora para ellos es prácticamente fiesta nacional y nosotros que somos los más fiesteros parece mentira que no nos hayamos subido al carro con ellos para que también sea fiesta. Pero en España nos queremos todos mucho #love y tu que eres buena hater odias (y te encanta) esta fecha a partes iguales, que si somos realistas puede que sea un 25% porque realmente te la suda. Creo que la diferencia es solamente tener novio o no.

    Si amigos, esto es así porque la fiesta del amor se celebra en pareja y si estás sola te jodes.

    tinafey

    Yo every year

    La clave está en organizar un Galentine’s Day el 13 de febrero con tus amigas, pero ya es tarde, no nos da tiempo y no somos Leslie Knope <3.

    Lo importante aquí es no perder el norte y ser conscientes de que nos guste o no San Valentín hay cosas que son simplemente ridículas.

    1. Cita de San Valentín:
    Puede que te encante si tu novio te ha preparado algo guay y distinto, pero seamos sinceras, probablemente solo te lleve a cenar y eso ya lo podéis hacer cualquier viernes. Cualquier sitio al que vaya será más caro de lo normal y si pide el menú San Valentín será casi peor. Pero si no tienes novio y estas más sola que una rata, no te hará mucha gracia intentar quedar con tus amigos y encontrarte que no sale NI DIOS porque hasta el más feo de todos tiene novia ahora y se la lleva a un Sushi Bar y al cine después. Con un poco de suerte os podéis juntar los solteros y quejaros de las parejas. Rajar siempre es bien.

    2. Cajas de Bombones:
    ¡Cómo no le vas a querer si te ha comprado una caja de ferreros! Hoy folla fijo (pensaría cualquier chica a la que le guste San Valentín).

    Estando soltera te los vas a comer igual, pero vas a pagarlos de tu bolsillo y seguro que son más caros de lo normal porque la caja es de corazón rojo preciosa y a los humanos nos encanta pagar por el packaging.

    3. Flores:
    Si como a mí se te mueren todas las plantas que te regalan, las flores no te van a hacer mucha ilusión. Mejor unos Ferrero.

    Si te gustan las flores siempre son un detalle precioso. Tienden a iluminar la habitación mucho más de lo normal, huelen bien, dan oxígeno, seres vivos, blablablabla… Ya lo pillamos tienes novio y eres feliz. Te gustan las flores.

    4. Peluches:

    giphy (1)

    Mi cara cuando veo adultos con peluches gigantes

    Puede que en un mundo de gente friki (como yo) que tu novio te regale un peluche de una unidad BB-8 sea la cosa que más ilusión te hace del universo. A mi me pasaría y probablemente si tu eres friki también. Pero es ridículo que tu novio te este regalando peluches blancos con un corazón que ponen “TE QUIERO” porque ni tienes 15 años ni puedes permitirte el lujo de guardar ‘mierdas’ de este tipo porque no tienes tanto espacio.  De 12 a 15 bien después ya no.

    5. Peticiones de matrimonio:
    ¡ESTO OCURRE!

    giphy

    Merecido 100%

    Hay tíos que aprovechan el día ‘más romántico del año’ para demostrar que se quieren comprometer de por vida. Siendo sincero puede que molara la idea cuando la COPIASTE de una película romántica hace 20 años, pero a día de hoy huele. Cualquier domingo podría ser mejor momento para pedir matrimonio que el día de San Valentín.

    6. Viaje:
    Viajar siempre mola. En este caso solo se convierte en ridículo si es un viaje romántico lleno de corazones y amor. En mi experiencia, lo peor puede ser viaje SPA o viaje MULTI-ACTIVIDAD.

    7. Listas de regalos:
    Esto es ridículo por dos motivos. El primero es que si tu novio se tiene que ir a una web para coger ideas para hacerte un regalo, es que es un mierda. La segunda es que podría ser la misma lista que miran para tu cumple o para navidades… Eso NO MOLA.

    8. Caramelos de San Valentín:

    Noway
    Ya se que aquí no existen. I know. Pero yo que he vivido en USA, donde sí que los tienen, puedo decir con toda seguridad que son una mamarrachada. En mi casa llenaban boles de caramelos para cuando venían visitas. ¿Comer caramelos como tradición? Creo que con los Ferrero pueden salirnos caries suficientes.

    9. Cena romántica:

    Ya lo he dicho, cualquier sitio va a estar hasta arriba de otras parejas que dan el mismo asco que tú al resto de solteros del planeta.

    10. Tarjetas:

    Cuando estabas en el colegio y Ralph te mandaba una tarjeta que decía lo chu-chu-chuuuli que eres… ya me parece una moñada en toda regla. Nosotros crecimos sin que San Valentín fuera nada en el colegio para nadie, esto es así, pero ahora ¡si que se hacen tarjetas de amor y amistad y se las reparten entre los compañeros! Tengo entendido que es obligatorio hacer una para cada compañero así que cada niño acaba con otras 23 tarjetas de papel no reciclado. ¿Es que nadie va a pensar en los árboles? 

    En el caso de los adultos es aún más ridículo porque es un trozo de papel-cartón que cuesta MÁS DE UN EURO y que nadie guarda. Yo tengo 3 tarjetas y ninguna es de San Valentín. Las guardo por lo que hay escrito dentro y no se hasta que punto tu novio es Shakespeare.

    Y aquí queda la lista de cosas ridículas de San Valentín. Espero que como buenas solteras, tengáis planes con vuestro gato para ver una película de Ryan Gosling.

    Foto destacada.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mirella González

    Madrileña de nacimiento pero guiri en el alma. Grafista. Amante de las series por encima de todas las cosas. También disfruto con la música, el cine, los gatos, las compras y las cosas bonitas.

    

    Login