diez-formas-de-reutilizar-tu-antiguo-movil-si-los-reyes-te-han-regalado-uno
  • Lifestyle

    10 razones por las que el móvil era mejor que el Smartphone

    Share on Facebook346Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Es la era del Smartphone, eso es más que indiscutible. La vida se nos hace un poco más cómoda con él y tenemos mucho que agradecerle. Pero qué queréis que os diga, echo de menos el móvil antiguo, el ladrillo, el que llevabas en el bolsillo del pantalón y hacía bulto.

    ¿Queréis poneros nostálgicas? Pues aquí van las 10 razones por las que el móvil era mejor que el smartphone:

    1. Los toques

    La verdad es que a día de hoy puedes dar un toque con un Smartphone también, pero el que esté en el otro lado te acabará llamando para ver si querías algo. Lamentablemente, con el Whatsapp no hace falta hacer perdidas, y se ha perdido todo el encanto de entonces. En la época del móvil, era un reto dar un toque sin que llegara a sonar el móvil, tenía una amiga que lo tenía controlado. Y luego estaba mi padre, que su toque eran tres pitidos, se lo cogías y me gritaba porque le había contestado la llamada y le gastaba el saldo.

    2. El saldo

    Sí amigos y amigas, ya no nos acordamos pero el drama de los adolescentes que nos moceábamos con el móvil era que la teleoperadora dijera aquello de “no puede realizar esta llamada porque no tiene saldo suficiente”. Entonces había dos opciones: “llámame que no tengo saldo” o el famoso “anticipo”, que era más una putada que una ayuda, porque cuando recargabas tu móvil con 5euros, te dabas cuenta de que te quedaban dos, y tenías que hacer maniobras para seguir con saldo hasta la siguiente recarga. Yo, cuando necesitaba hacer llamadas urgentes recurría a la famosa frase de  “¿Tienes saldo para dar toques?“.

    3. El Snake.

    ¿Candy Crush Saga? Bitch, please. El Snake era y es el juego para móvil más legendario de todos los tiempos. Cuántas horas hemos pasado mareándonos con la maldita serpiente, intentando retarnos con nuestros hermanos para ver quién  la hacía más larga y gastándole la batería al móvil de nuestro padre. 

    giphy (5)

    4. Los Sms

    Los WhatsApp son los nuevos sms, sí, pero de sms tienen más bien poco. Puedes mandar casi cualquier cosa por WhatsApp, de la longitud que quieras y a cien personas a la vez sin gastarte un céntimo. Pero con el Sms había que ser un auténtico profesional de los móviles para condensar un mensaje en 140 caracteres, saber qué vocal quitar para que la palabra se siguiera entendiendo y que la otra persona supiera que había que contestar (“cnt = contesta”)

    celular

    Además, lo mejor de los sms es cuando el chico que te gustaba te mandaba uno. Sabías que tenías que gustarle, porque no cualquiera se gasta casi medio euro en mandarte un mensaje porque sí.

    5. Los politonos

    Eras el rey del mambo el día que te descargabas un politono nuevo. Todos flipaban con el ritmillo de la nueva canción que salía a través de los altavoces de tu ladrillo, y enseguida estaban encendiendo sus infrarrojos (aunque tú ni siquiera los tenías aun)

    6. La batería

    Una de las cosas que mas hecho de menos de los móviles es su batería. Podías estar horas jugando al snake que la batería duraba días sin tener que volver a cargarla. Tengo móviles viejos que he encendido al cabo de los años y siguen teniendo batería.

    7. El teclado

    Escribir en el teclado del Smartphone es un lujo y ahorramos mucho tiempo en escribir (aunque no se para qué queremos tanto tiempo extra) pero lo que de verdad era toda una proeza era escribir en menos de un minuto un sms teniendo que pulsar a veces, más de una vez la misma tecla para escribir una palabra.

    8. Las fundas

    ¿Os acordáis de las fundas de los móviles? Sí, intentábamos poner a salvo nuestro pequeño ladrillito (aunque ni con un martillo lo hubiéramos destruido) Había un montón de modelos a elegir, aunque a cada cual más inservible. Era simplemente por llevar un accesorio, porque lo que era proteger, era como proteger una piedra con una bolsa de plástico.

    152531430776164-funda-nokia-3210

    9. La vibración

    Me da rabia cuando mi Smartphone vibra en el bolso y no me doy cuenta. Antes, te vibraba el móvil y se daba cuenta hasta el que se sentaba el último en el autobús, porque el vibrador vibraba fuerte sí, pero es que sonaba más la vibración que el politono que ponías de llamada.

    10. La resistencia

    Ahora se te cae el Smartphone al suelo y rezas a todos los dioses habidos y por haber para que ese crack que ha sonado sea tu cristal templado y no la pantalla táctil. Antes rezabas para que la baldosa de tu cuarto no se hubiera partido. 

    CR_1014622_03d3780091484e36ac3de6c8b0ce119f_nokia_3310_thumb_fb

    Me gusta mi Smartphone, me gustan las redes sociales, el Whatsapp y poder llamar gratis con mi tarifa, pero qué queréis que os diga, echo de menos mi Motorola V360.

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Miss SinCafeína

    Extremeña del 92, potterhead, carnavalera y adicta a la fritanga. Me encantan los perros, el invierno y las comedias románticas. Odio Telecinco. No me callo ni debajo del agua.

    

    Login