impatient-woman
  • Lifestyle

    13 movidas que le pasan a la gente impaciente

    Share on Facebook187Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Ser impaciente es un coñazo y quién lo es, lo sabe y lo sufre. Y encima le da el peñazo a los demás.

    1. Tolerancia mínima a que alguien esté en línea y ose a no contestarte al segundo.
    2. Cuando tienes algún plan divertido por delante, vas tachando los días, haciendo listas de la ropa que te vas a llevar y no paras de mirar eltiempo.es
    3. Un ordenador lento es la mayor desgracia tecnológica y casi de la vida. Mientras esperas a que se abra el Photoshop te da tiempo a ir al baño, mirar Instagram 15 veces, insultar a alguien, insultar a tu ordenador y llorar un rato.
    4.  Que seas impaciente, no quiere decir que seas puntual, pero como buena impaciente, no toleras la impuntualidad excesiva. A ver si se enteran.
    5. Casi todas tus llamadas a Atención al Cliente deloquesea acaban mal. O porque cuelgas antes de que te atiendan porque no toleras más musiquita o porque después de tanto esperar, odias a todo el mundo y los pobres teleoperadores sufren tu ira acumulada.
    6. ¿Cocinar? ¿Para qué si existe Just Eat, Glovo y mil más que en media hora están en tu casa? ¿Media hora? Buff mucho, me compro una pizza en el chino o mejor me hago un sandwich con las mierdas que hay en la nevera.
    7. Envío de 4 a 5 días laborables. Paso. ¿Pagar Amazon Prime y Asos Premier aunque lo uses cuatro veces al año? Por supuesto.
    8. La gente que cuenta anécdotas mal se puede morir. ¿Por qué no sigues el hilo? ¿Por qué algo que se cuenta en dos minutos tardas 20? ¿Y encima sin gracia? ¿Y encima te autointerrumpes riéndote todavía no se de qué?
    9. Los anuncios de la tele. A estas alturas de la vida ‘7 minutos y volvemos’ me ofende.
    10.  Nunca hacer cola. Jamás entenderé a la gente que hace fila en los sitios en los que regalan cosas o para coger un trozo de txistorra en una degustación. O para lo que sea. A no ser que sea 100% obligatorio, pasando de colas, nada merece la pena más que tu tiempo.
    11. La gente te recuerda siempre o comiéndote las uñas o moviendo la pierna TODOELRATO.
    12. Suspiras más que hablas. Refunfuñas más que sonríes.
    13. Seguir series en streaming es lo único que te ha enseñado a ser un poco paciente, pero a base de mucho sufrimiento y spoilers.
    14. En el súper te acabas comiendo siempre la cola más larga porque tus sesudos cálculos de persona que no hace cola nunca son correctos. Recuerda: por mucha gente que haya delante, si en una hay una señora mayor esa será la más lenta.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login