broadcitysummer
  • Lifestyle

    14 consejos para sobrevivir con dignidad al verano en la ciudad

    Share on Facebook36Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    El verano en la ciudad puede llegar a apestar: aslfalto ardiendo, gente sudando, tú sudando en cuanto sales de casa.  Pero, chica, si te toca quedarte, pues te toca y tampoco vas a estar amargada todo el día, que también tiene sus cosas buenas, como nos decía Lovin Spoonful, el día de verano en la ciudad es una mierda pero ah! la noche. Las noches de verano, son lo más. Te damos los truquis para que aunque te toque vivir un verano de asfalto, sobrevivas.

    1. El plan básico para no morir derretida es irte de paseo a un centro comercial con su aire acondicionado en cada tienda y sus puesticos de helados. Date una vuelta por el súper por la sección de congelados, será un rato de alegría plena y encima gastarás menos.
    2. No hacer planes antes de las 9 de la noche. Es importante convertirte en una especie de vampiro y evitar las horas de sol. De todos es sabido que las noches de verano traen siempre cosas buenas, con lo bien que se está a la fresca con unas birras raja que te raja.
    3. Hacer de tu casa una cueva. Consejo de madre: abrir ventanas un rato por la mañana y cerrar a cal y canto hasta que sea bien de noche. Bebidas frescas, pijama de verano y Netflix en la oscuridad, el mejor plan para una tarde de calor.
    4. Invertir en un buen aire acondicionado/ventilador/pingüino o para lo que te dé. Pero no vayas a por el más cutre salchichero barato porque en dos días te vas a estar cagando en todo. Deja de comprar un poco de ropa o de beber cubatas durante un mes y vive feliz el resto del verano.                                                                             Planazo
    5. Localizar las piscinas municipales con menos gente. Ir a la piscina a bañarse y echar el rato, mola. Pero estar rodeada de gente que grita, gente que pasa calor y gente, en general, a mí me da más calor y agobio que otra cosa. Así que investiga bien cuales son esas joyas escondidas de tu ciudad y allá que te vas con la toalla, un libro y los cascos a disfrutar de un poco de paz.
    6. Localizar amigos y amigos de amigos con piscina y hacerte su mejor amiga forever and ever. No importa que te caigan mal, ¿quieres morir de calor? Chica, ¿de verdad te importa más ser una persona honesta que poder bañarte en un donut flotante todos los días ?                                                         Por dentro quiere matar a todos
    7. Tener siempre la nevera llena de provisiones básicas: agua fría, cerveza helada, calippos.
    8. Ducharte, ducharte y ducharte. Y ducharte y volverte a duchar. Quitarte el calor y la sensación pegajosa es lo más placentero que puedes hacer durante el día.
    9. Salir de casa durante el día a veces es inevitable, qué le vamos a hacer, hay que trabajar y esas cosas de la gente normal. Así que no olvides llevar siempre agua y algo con lo que abanicarte. Como un abanico, un paipai o un folleto del Telepizza.                                                                    Te queremos, Mariah
    10. Plan de tarde máximo: tirarse en un parque con bien árboles, lleva siempre un pañuelo grande para sentarte encima o querrás morir a los diez minutos por culpa de un césped asesino. Asegúrate de que haya cerca algún chino abierto para comprar provisiones (ver punto 7).
    11. Otros planes aceptables: ir a museos poco transitados. De lo contrario te las verás con un montón de turistas, colas, poco espacio y te faltará ese aire que tanto ansías.
    12. Si te va a tocar pasarte el día por ahí no te dejes los básicos antirozaduras de muslamen y antirozaduras de pies (esparadrapo). Nunca sabes cuando puedes empezar a querer morir porque tus muslos se están queriendo demasiado o tus sandalias nuevas no eran tan cómodas cómo parecían en la tienda (nunca lo son).                                                              Pues como todas, chica
    13. De hecho, lleva el pañuelo grande siempre encima. Cuando te vayas a sentar en una terraza te ayudará a que el culo tarde más en empezar a sudar y sudar.
    14. Es que a ver, en realidad en verano, stop terrazas. A no ser que encuentres sitio en una de esas que tienen ventilador con agua vaporizando fressshh. Dónde esté un buen bar de viejos con su placa rancia de local climatizado y sus cervezas congeladas que se quiten las terrazas megachachis y su maldito sol.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login