chonisdestt
  • Lifestyle

    15 cosas chonis que inexplicablemente siguen entre nosotros

    Share on Facebook2,149Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Las botas blancas, los piercing en la ceja son los típicos ejemplos que usamos cuando queremos hablar de moda choni. También es verdad que es muy raro verlos ya, incluso nuestras queridas chonis no se dejan ver mucho con ellos. Tal vez porque últimamente, tenemos entre nosotros cosas que pueden parecer que no son chonis pero sí y sobre todo, que sientan fatal seas cómo seas. Y nada, ahí siguen. Escondidos entre nosotros, habitando en esa amiga que te parecía de lo más normal y un día te aparece con algo de esto:

    1. Las medias transparentes porque sí.

    Yo no las entiendo en prácticamente ninguna situación, pero desde luego menos con zapato negro y abrigo. En invierno deberían estar directamente erradicadas. Y desde luego esas brillantes que dan un aspecto de muñeca viviente. No. Feas. Adiós. Vivan las medias negras.

    2. Tacones a diario

    Y no hablo de cuñas, plataformas y similares. Hablo de tacón, taconazo. Hablo de ir con tacones de aguja en tu día a día, de ir andando como si fueses a caerte en cualquier momento, de tener que agarrarte a todas las mesas de la oficina. Con la cantidad de zapatos bonitos y elegantes que hay ahora para ir a trabajar o para ir en nuestro día a día bien vestidas, alzadas, cómodas y sin andares de cerdito.

    3. Tacones con vaqueros

    Más que nada por el momento bajo del pantalón cubriendo el tacón. Arreglá pero informal es un concepto peligroso.

    giphy (1)

    4. Las uñas larguísimas

    Son incómodas y dan miedo y no puedo evitar pensar en la roña que se tiene que acumular ahí. Por mucho que me digáis que las lleváis muy limpias. Me recuerdan a los señores de meñique con uña larga. Miedito.

    5. La manicura francesa

    Un claro ejemplo de eso que parece que no pero sí. Cuando las chonis se quitan sus uñas largas y quieren algo ‘fino’ , se ponen manicura francesa. Y si no me creéis, fijaos en el próximo evento ‘elegantoso’ al que os toque ir. (Sí, hablo de bodas, las bodas dan para mucho).

    6. Las mechas californianas

    Objeto de discusión. Podría hasta dar para un post por sí mismo ¿Son ya chonis las mechas californianas? Este es un problema de primer mundo que preocupa mucho a mis amigas con mechas californianas, de hecho en la Agencia de Detección de Cosasqueyasonchonis ( los grupos de whatsapp con mis amigas, sí) ha afirmado varias veces que las mechas californianas andaban en el límite, o incluso lo han rebasado. Cuidado, yo solo os aviso.

    pandora-bracelets-12Horror Vacui

    7. Pandora y Tous

    Solo está permitido si eres una madre de más de 50 años, maja , salada , estupenda, con melenita.

    8. Los tirantes transparentes de sujetador

    También llamados jamón de york. ¿Quién quiere llevar el borde del jamón asomando por debajo de su ropa?

    9. Las camisetas de nadadora

    En los 2000 nos las comprábamos en todos los colores. Eran un básico de nuestra adolesjuventud, con un poco de chicha sobresaliendo por el vaquero. Era cuando Bershka se llamaba BSK. Te ponías un collar de bolas y tan pichi. Pero, ya ha pasado esa época. ¿De dónde las saca la gente? ¿Por qué una prenda que te hace siempre más espalda de la que tienes merece estar en tu armario con el resto de cosas bonitas?

    Bsk_Bershka

    10. Los moños ultraelaborados

    Aquí podemos incluir también los tirabuzones. Tengamos claro un concepto: ir bien peinada, no implica emular un enjambre en tu melena. Amigas, abrazad vuestros cabellos naturales, dejaos seducir por las trenzas sencillas, ¡soltaos el pelo!

    11. El chal a juego con el vestido de fiesta

    El tema de las bodas podría dar para uno, dos o doscientos post. Pero me quedo con este pequeño detalle que hace saltar la choni-alarm. No es necesario. Ir a juego no es sinónimo de elegancia. Y existen millones de opciones más allá del chal frifri.

    12. Los collares tatuaje

    ¿¿¿Por qué han vuelto??? ¿¿¿Por qué???

    13. El gloss

    Se supone que hacen unos labios ‘jugosos’ o ‘apetitosos’, pero cuando veo sobredosis de gloss me da la sensación de que se han comido una barra de Pritt.

    14. El escote palabra de honor

    Palabrita que no queda bien a nadie. La que no tiene poca teta, tiene mucha. ¿Y qué me decís de la chicha sobaqueira? ¿Y del inevitable gesto de subirse la camiseta? Si es que son todo contras. Y  en las novias… de verdad, novias, no os dejéis convencer, palabra de honor no es bien.

    Amiga, no te sientas atacada si te reconoces en uno o varios puntos. Ya sabemos que llevarlas no te convierte en una choni y que muchas andan ahí, ahí. Y si te sientes feliz y contenta con tus cosas, pues ¡llévalas! A todas nos gusta tener una amiga choni.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login