beerdest
  • Lifestyle

    Cerveza, te amamos

    Share on Facebook2,221Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Mi muy querida amiga cerveza,

    Me haces tan feliz que veo en la obligación de escribirte esta carta llena de amor en la que quiero alabar todas las maravillosas que tienes, que haces, que provocas.

    Te amo porque estás tan fría y tan rica que eres mejor que el agua para quitar la sed.
    Porque eres el motivo para no irse una a casa pronto entre semana. ¿Quién se resiste a una caña después del trabajo? Si es que eres el motivo para vivir muchos días. De verdad. ¿Quién no ha dicho alguna vez “qué ganas de acabar hoy para irme a tomar una caña”? ¡O diez cañas!

    Mantienes la amistad entre la gente. Tú. La gente no queda para tomar café, queda para echarse unas cañas. Es más. Ese momento decisivo, cuando quedas con alguien por primera vez y se pide una cerveza, te da paz. Si se pide una Coca-Cola o algo así, ya no es lo mismo, sabes que ya no le querrás tanto.

     cervezamor2

    AY, cerveza, eres tan rica y tan barata. Desde las latas de 0,31 del Eroski, nos ofreces una gama de precios que ya quisieran otras bebidas. Pero a mí me gustas así, básica, rubia, fresquita. Sin pretensiones. Me sacas el lado clásico, yo soy de la misma marca desde hace años y no lo voy a decir porque sus anuncios me dan vergüenza ajena.

    Pero siempre la defenderé ante los que la nieguen y diré que Cruzcampo sabe a pis de gato, la Keler a agua sucia y San Miguel me da una acidez tremebunda. Y esto es así. Si es que das para largas discusiones, con tanta marca y tanto precio. Que si caña o botellín. Que si litrona o yonkilata. Qué maja eres, cerveza. ¿Ves como cuidas nuestras amistades?

    cervezaamor3

    Y ahora encima eres DIY. Ala, todos a lo loco a fabricar cerveza en casa. Yo soy muy comodona, pero me parece fantástico, sobre todo, si me la dan a catar. Si es que ya hay hasta sibaritas de la cerveza artesana, si ya tienes variedades que valen más que un cubata. Si ya organizan catas super ferolíticas de cerveza. Ay, cerveza cómo eres de chachi.

    Si es que nos sirves hasta de medida de todo. De tiempo: “Estuvimos un rato, nos echamos una caña y nos fuimos”. De precios: “Ahí no, que la caña es muy cara”. Pero no nos aclaramos con tus medidas. ¿Para cuando una medida de caña, mini, zurito, universal? No hay cosa que más irrite que un zurito a precio de caña. O peor: una caña en vaso de tubo.

    cervezaamor4

    Robots, así sí.

    Pero a mí lo que más me gusta de ti es que eres un pilar en nuestra vida. No hay fiesta sin ti. Ni nevera feliz sin ti. Ni tardes de verano sin ti. Ni primeras citas con mucho de ti para perder la vergu. Ni tardes preparándote con tus amigas para salir. Ni hamburguesa sin ti. Ni “voy a dejar de beber un rato, me pido una cerveza”. Ni “esto lo arreglamos con unas cañas”. Ni litrona y pipas y ya está echada la tarde.

    Cerveza, te amo y ya está.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login