leslieknoperesaca
  • Lifestyle

    Cómo saber si ayer ibas demasiado borracha

    Share on Facebook59Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Beber y tal está guay. Pero tampoco queremos que os convirtáis es en unas borrachis y menos, que penséis que os incitamos a ello. Por eso he elaborado esta guía básica de supervivencia para saber cuando te has pasado con el alcohol. Especialmente útil si eres de resacas con amnesia pasajera.

    – En función de las moneditas que te encuentras en el bolsillo al día siguiente: muchos cambios quiere decir que pediste muchas veces, pero igual tienes suerte y sumados hacen mucho y no te gastaste tanto como crees. No suele pasar, pero por probar

    – Según donde estén los zapatos. Si tardas un día entero en encontrarlos, mal.

    – Los mensajes raros que encuentras en tu móvil .

    – Observa la evolución de tu cara en las fotos, mira tus stories de Instagram. ¿Das pena? Pues te has pasado un poqui.

    – El número de personas que al día siguiente te pregunté ‘qué tal estáaaaas’ es proporcional a lo tremendo de la melopea del día anterior.

    – Si no te despiertas en tu cama, puede ser una señal de algo.

    Si no es agua, pues igual se ha pasado.

     – Si tu ropa está perfectamente ordenada y doblada, cuidado. La taja era de impresión.

    – Si tienes muchos mensajes de números desconocidos, ojo, cuidado. Si uno de ellos es el dueño de un bar diciéndote que te has dejado la cartera, las llaves y la dignidad, igual te has pasado un poco pero no diste tanto asco como para que prefieran no verte otra vez por ahí.

    – Si no sabes dónde están tus bragas, te falta mucho maquillaje o tardas un rato en darte cuenta de que no tienes el móvil, MAL.

    – La cantidad de restos de comida que encuentres en tu cama es un buen indicador también. Porque al menos te preocupaste de echar algo al estómago.

    – Si si encuentras notas de voz diciéndote cosas que tienes que hacer al día siguiente o notas del móvil con un post sobre cómo reconocer el pedo que llevas. Atenta. Al menos fue un pedo previsor.

    Así que amiguis, si en este método marcáis muchas de estas situaciones, os animo a que tengáis más cuidadín o al menos aprendáis a emborracharos con más elegancia.

    Tú, gritando, nunca

    Imagen: NBC

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login