pechijarritozooplus
  • Lifestyle

    Cosas chachis para gatos chachis

    Share on Facebook293Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Las que me seguís por redes ya sabéis que en mi casa somos familia numerosa. Adopté a un minino a mediados de diciembre y, casualidades de la vida, rescaté (en realidad fue mi madre) a otro minino a mediados de abril. Así que mi piso ha adquirido un ambiente felino y ahora mismo mi hogar parece el Port Aventura de los gatos. Muchas me preguntáis de dónde es todo lo que les compro, por eso he decidido hacer el post con mis productos TOP.

    1. Hamaca. Esto os ha vuelto locas. Recibo más mensajes preguntándome por esto que por mi eyeliner, una barbaridad. A ellos les flipa, se ponen los dos (soporta hasta 12kg) y se tiran HORAS mirando por la ventana. Lo han mordido bastante, pero el invento aguanta como un campeón y todavía le quedan unos cuantos meses de vida. Repetiré con los ojos cerrados.

     


    2. Rascador. En cuanto vi peligrar mi sofá me puse manos a la obra a buscar rascadores. Opté por uno muy básico pero que me ha salvado el sofá y las cortinas de casa. Además, lo pongo al lado de la hamaca y los dos se tiran horas trepando y usándolo como atracción. Es muy estable y, aunque rascan bastante, sigue intacto después de medio año.image3

    3. Peluche unicornio. Esto fue más para mí que para ellos. Lo pillé por razones más que obvias y al final le han pillado cariño. Está relleno de plantas aromáticas con efectos relajantes sobre el gato similares a los de la valeriana. La medida es perfecta para que le den abracitos.image1 image2

    4. Juguetes. Sin duda, la caña con las plumas y el puntero láser han sido sus juguetes TOP. Con el puntero se vuelven más que locos y con la caña hacen una de ejercicio que no veas.

    5. Bolso de viaje. Me dejaron un transportín de los duros cuando fui a adoptar a Pechino. Siempre me habían parecido armatostes pero en su momento es lo que me dejaron y me pareció muy útil. La segunda vez que quise ir al veterinario y meter al gato dentro me dijo que NANAI, y entre que al gato no le salía de las narices meterse y que eso era enorme, nos quedamos sin ir al veterinario. Por eso opté por un transportín más manejable y estoy encantada. Es más pequeño y cómodo, y el interior es una pasada, el gato va cómodo y parece que le gusta mucho más que el otro.

    image4¡Que vivan los gatitos!

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Rebeca Gómez

    Co-Founder.

    

    Login