EEF7ADA5-3B6C-4638-A654-15BCDE91A087
Lifestyle

Dime qué vino bebés y te diré quién eres

Imagen de perfil de Emma Primera
Share on Facebook57Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Desde hace unos años se han publicado muchos estudios que revelan las buenas propiedades que tiene para el organismo beber una o dos copas de vino al día. Una o dos, ponerse como las grecas ya te digo que no es sano.

Y ahora un estudio del Reino Unido ( que ya os digo que yo me fiaría más si lo hubieran hecho en Ribera del Duero) ha revelado que depende del tipo de vino que suelas beber se puede saber qué tipo de personalidad tienes. Vamos a ver si acierta:

wine4

Vino blanco

Los bebedores de vino blanco son personas de carácter calmado, reflexivo y muy observadores. Tienen gran facilidad para empatizar con los demás, siendo uno de sus rasgos más destacados.

De ellos, solamente el 43% tiene estudios universitarios, por lo general viven solos y la mayor parte de ellos afirma no estar interesado en tener una relación. Además, están contentos con su nivel de vida actual y no tienen interés en ascender. Tampoco, están interesados en viajar al extranjero ni conocer lugares remotos del mundo.

Por lo tanto si estás en un bar pero lo que buscas es un chico para casarte, irte de viaje de novios al Caribe y tener hijos y el tío está bebiendo vino blanco huye sin mirar atrás.

Vino tinto

Se trata de personas  muy reservadas y muy cerebrales, de personalidad templada y exquisita que despierta admiración y cordialidad. Delicados y de profundos matices, al igual que este tipo de vino.

Además, curiosamente, la mayoría posee estudios universitarios, están casados y beben con mayor frecuencia que el resto. Les gusta viajar, conocer nuevos lugares y se describen como personas cultas.

Si vuelves a  estar en un bar y buscas un rollo de una noche sin que te de la chapa hablándote de arte o un acompañante para un spa de al lado de tu pueblo, no le hables al que beba tinto.

Vino rosado

Las personas que sienten predilección por los vinos rosados  suelen ser muy risueños y soñadores. Normalmente son de edades jóvenes, menores de 30 años. Cuando el vino es espumoso, además suele corresponderse con personas muy simpáticas y con mucha energía.

Suelen vivir en pareja pero sin estar casados. La mitad de ellos, dejó los estudios a los 18 años. Disfrutan de los cambios repentinos de la vida y tienen un carácter despreocupado. Siente debilidad por las redes sociales y todo lo que las rodea.

Por lo tanto si eres vaga, borde y no quieres un  novio enganchado a facebook, ni les sonrías a los del vino rosado.

Y luego yo me pregunto “¿Y si te gustan todos? “ Entonces eres una borracha con triple personalidad o ¿Cómo va?

Quizás si bebes tinto a la hora del vermut eres una persona  seria y estable, culta y leída que estás  pasando un rato agradable con tu familia. A las tres copas ya pasas al blanco y empiezas a pensar que por qué narices te has casado con lo bien que estabas sola en tu piso sin tantos cargos en el curro. Y ya por la noche te pasas al rosado, te crees que tienes 18 años y te pones a subir stories como una loca a Instagram de los que te arrepentirás al día siguiente.

Resumen. Bebe con moderación



Login