cats
  • Lifestyle

    Fotógrafos anti-gordas en Instagram, la última moda

    Share on Facebook216Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Que a algunos fotógrafos se les va la mano con el Photoshop no es algo nuevo. Desde hace años se viene hablando de cómo el retoque de los cuerpos (en especial del femenino) crea estándares de belleza irreales e inalcanzables, causando graves trastornos a jóvenes en muchos casos.

     

    Cada vez más, las mujeres nos rebelamos ante estas prácticas que amputan caderas, difuminan muslos y licúan cinturas, hasta llegar a un resultado más parecido a la muñeca Barbie que al físico humano. Por eso, cuando aparecen supuestos profesionales con discursos como el que vamos a mostrar a continuación, no solo debemos alzar la voz, debemos enfrentarnos a ellos activamente.

     

    Este personaje ha decidido, de motu propio, que a nadie le gustan las gordas. Así sin más. A nadie. NADIE. ¿Has oído, gorda? No gustas.

    Por eso él, a una modelo de 50 kilos, le reduce el contorno un par de centímetros. No vaya a ser.

    Y aquí es donde acaba su trabajo… y empieza el nuestro. Porque, chicas, somos la mitad de la población del mundo. ¿De verdad vamos a dejar que este tío nos menosprecie, nos deforme y nos diga qué es lo que gusta y qué no? Yo no.

    La gorda que está escribiendo estas palabras es directora creativa en una agencia de publicidad y tiene muy claro que jamás contratará los servicios de ningún tipejo de esta calaña. Ni ella ni ninguno de sus amigos de otras agencias, claro está.

     

    Porque tampoco hace falta que seas gorda para enfrentarte a la gordofobia. Solo es necesario querer cambiar un poco este mundo superficial, homogéneo y misógino en el que algunos quieres seguir viviendo. Solo hay que apartar a estas personas dañinas de nuestro entorno. Aislarlas. Si no desaparecen, al menos que no molesten.

    Recordemos que nadie tiene el poder de decidir qué es lo correcto y qué no lo es, respecto a nuestros cuerpos. Nadie puede humillarnos si no se lo permitimos. Somos muchas, somos fuertes y somos libres de ser diferentes.

     

    Señalemos a estos tiranos con aires de artistas que pretenden ponernos una letra escarlata por no encajar en su canon estético y démosle la vuelta a la tortilla. Que sean ellos los que se avergüencen de sus actos y no nosotras de nuestras curvas.

    FOTO DESTACADA

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Linda Belcher

    Madre novata, feminista, devoradora de pizza, loca de los gatos y teleadicta. No me pican los mosquitos y me puedo dormir en cualquier momento y lugar.

    

    Login