Disney-header
Lifestyle

Guía para disfrutar Disneyland París como un niño de más de 30

Imagen de perfil de Ann Prince
Share on Facebook234Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Llegas todas emocionada al trabajo y les dices que te vas a París, a Disneyland. Esperas efusividad y saltitos y que te digan que qué envidia. En cambio, ves miraditas, algún gesto extraño y te preguntas: ¿A Disney? ¿Pero si vosotros no tenéis críos, no?

Pues no, amiga, no tengo críos. Que con nosotros dos suficientes niños en casa hay. Pero bueno, tú estás con todo el subidón de haberte pillado las entradas y mira, el subidón no te lo quita nadie, NADIE.

Porque sí, que para celebrar los 30 has decidido irte a Disneyland. Que todas hemos crecido con sus películas, con sus princesas, con la magia y eso no se va así como así. Eso te queda dentro y te marca y te emociona por muchos años que pasen. Que yo adoro y adoraré forever and ever a Bella. Pero es que encima ya con Pixar, Marvel y siendo LA TEMPORADA DE LA FUERZA, DE STAR WARS, bueno, compro total.

Y después de los nervios y la emoción, al final llega el día. Te vas acercando y, aunque tienes una cola maja para entrar, ¡AHÍ ESTÁ!

Nada más entrar ya no se te quita la sonrisa de la boca en todo el rato. Has retrocedido años y eres como una mocosa disfrutando de todo y señalando y mira eso, y quiero aquello, y vamos allí y mira qué pasada. Todo esto ojiplática, claro. Una niña total, vaya.

Pero como soy una persona muy considerada, he decidido que en vez de haceros spoilers, os voy a dar truquitos por si decidís escuchar vuestra niña interior y seguir mis pasos. Tanto si váis a alguna agencia a que os lo organicen como si lo hacéis por vuestra cuenta, hay cosas que creo que son útiles:


  1. Viaje. Los horarios, compañías, etc. ya lo dejo a cada una. Si queréis ir directos al parque, tened en cuenta que éste abre a las 10h. Si no queréis hacer una noche extra de hotel, podéis ir con el primer vuelo de la mañana y aún llegas bien. Asimismo, si váis a Beauvais (con Ryanair), el transporte directo hacia el parque es más complicado.
  2. Del aeropuerto al parque. Si os lo organizan, pedid que lo incluyan porque es lo más rollazo. Hay varias opciones pero hay que cuadrar bien con las horas. Os pongo las que sé y los pros y contras.
    1. Magic Shuttle. Autobús directo desde Orly o Charles de Gaulle hasta el parque o hasta los hoteles asociados al mismo. 23€ por persona y trayecto. Si reservas antes ida y vuelta por la web puedes ahorrar un 10%. Es la opción más barata, pero tardas más de una hora (contando paradas) y hay que mirar muy bien que los horarios cuadren, tanto a la ida como a la vuelta. Hay bastante frecuencia, pero dependiendo la hora del vuelo puede ser que no llegues.
    2. Tren rápido. 10 min. En el caso de Charles de Gaule. Los precios cambian en función del horario, así que hay que mirarlo antes. Y los billetes pueden agotarse, así que no dejarlo para justo antes de cogerlo.
    3. Transportes privados/taxis. Hay varios precios. Para ver diferentes opciones, googlearlo y ver qué empresas ofrecen estos servicios. Nosotros cogimos Suntransfers y muy bien y bien de precio (menos que el bus). Eso sí, hay que reservar y pagar con más de 48h de antelación.
    4. Transporte público. Hay diferentes combinaciones tren+metro, por ejemplo, pero se tardan casi dos horas, ya que todas te llevan primero hasta París. Así que si váis desde París, mirad el tren (con google maps por ejemplo) ya que en ese caso es una buena opción.cars
  3. Hoteles. Hay muchas opciones por la zona. Están los propios hoteles de Disney (que en el caso de agencias es lo que suelen ofrecer), con diferentes precios, aunque todas las opciones son más caras que el resto. Luego hay una zona, a 10 min del parque, donde hay 4 hoteles juntos y muy similares estéticamente que están asociados al parque y donde un bus gratuito de conexión pasa cada 10 min. Aprox. Los precios son más asequibles que los del parque. Luego hay otras opciones cercanas y con comunicación con transporte público, y algo más baratas (y también más caras). Eso al bolsillo de cada uno. Pero la de los hoteles asociados es una opción intermedia en precio y muy práctica. Se pueden consultar en la propia web de Disneyland.
  4. Entradas. Se pueden comprar por la web, en los hoteles, en el parque…Eso sí, si la compráis con antelación en la web y os sale que es un cupón, aunque parezca una entrada, no lo es. Antes de la entrada tendrás que pasar por unos “cajeros automáticos” que leerán el código de barras y te darán una entrada válida para los escáneres de los torniquetes de entrada. Recomendación: entrada a los dos parques. Si no te perderán cosas.
  5. Comidas. Con los hoteles del parque puedes pedir pensión completa y te entran los restaurantes del parque. Por lo que vimos, hay bastante cola y se alarga mucho. Hay restaurantes y buffets libres. Si quieres ir rápido, lo mejor son los puestos de perritos o menús rápidos (si no hay ya una cola infernal), o llevarte tú algún bocata y comida. No te ponen problemas por entrar comida y bebida, y según el tiempo disponible, puede ser la mejor opción para aprovecharlo al máximo. Puedes comer hasta haciendo cola! Sobre todo si solo vas un día y quieres verlo todo.
  6. Atracciones. Id a todas las que podáis. Podéis buscar información por internet de lo que hace cada una si queréis ir preparados. Pero yo fui sin saberlo y vamos, genial. La mejor, Ratatouille. Pero en serio, sean grandes o pequeñas, intentad ir al máximo posible porque en todas vas a ver algo que te flipe y lo mejor es la ambientación. A ver, que hay atracciones donde pegas tus grititos y tienen sus subidones y sus loops. Pero en general no es lo impresionantes que sean en cuanto a emociones, sino la ambientación. En la entrada del parque hay mapas en todos los idiomas donde están indicadas todas las atracciones. Pero también hay una app gratuita donde se actualizan los tiempos de espera de cada atracción, así puedes ir viendo dónde te interesa ir la siguiente y organizarte bien para exprimir el tiempo al máximo. También está el FastPass (no en todas las atracciones). Puedes pedirlo en las que lo tengan disponible sin pagar nada por ello. Te sale el tiquet con el intervalo de tiempo en el que puedes ir y entrar sin esperar por la cola rápida. Eso sí, hasta que no llega esa hora, no puedes volver a sacar otro, así que al final como mucho y con suerte puedes utilizar dos durante el día: Elije bien!
  7. Souvenirs. Bueno. Bueno. Bueeeeno. Hay mil tiendas. Mil tiendas con mil productos diferentes y los vas a querer toodooos. Así que si no lo habías previsto, guarda algo de dinero extra para las compras porque vas a pecar seguro. Y si no lo haces, luego tendrás remordimientos (sueño aún con todas las cosas bonitas que no me pude comprar). Vas a querer las orejas de Mini (en mil versiones diferentes) que llevan todas en el parque (o si eres un ser malvado como yo, serás la única que lleve los cuernos de maléfica, QUE POR CIERTO SON LO MÁS DE LO MÁS), bolsos, pañuelos…Y en las tiendas hay cosas que se repiten, pero hay muchas que no, por lo que vas a querer entrar en todas y en cada una. Porque el merchandising de Malefica o de Pesadilla antes de Navidad es difícil de encontrarlo completo (está en Frontierland).
  8. Espectáculos. Recomiendo buscar la info en la app. Incluye horarios. Pero sobre todo, los espectáculos de cierre de los dos parques (repito lo de la temporada de la fuerza, en Walt Disney Studios), y la cabalgata de todos los personajes Disney en sus carrozas, a las 17h.

Eso es todo amigas. Al montar el viaje tenía muchas dudas que acabas resolviendo pero tras buscar mucha información. Así que os he puesto lo que a mí me hubiera venido muy bien saber desde un principio y me hubiera ahorrado trabajo. Espero que os sirva si decidís ir, y espero que lo hagáis. No os arrepentiréis, es pura MAGIA.



Login