short
  • Lifestyle

    Los mini shorts son de guarrilla

    Share on Facebook265Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Pregunta sencilla ¿A que si alguien nos pregunta si nos parece bien que cada uno vista como quiere diremos que sí? ¿A que sí? MENTIRA. En lo que respecta a la apariencia física, por mucho que se diga que respetamos a todo el mundo, son demasiadas las evidencias que dicen lo contrario.

    Desde que comenzó el calor todos hemos buscado la forma de estar más frescos sin perder estilo -objetivo que no siempre se consigue-, sin embargo, hay una prenda que, a pesar de haberse adueñado del armario de las chicas desde hace algún tiempo, sigue dando de qué hablar: el micro short. Sí, esos pantalones que tienen menos tela que mis bragas, son excusa para que sus dueñas sean objeto de comentarios retorcidos -y por supuesto de opiniones que nadie pide-:

    ¡Mira esa! Qué guarrilla

    Si se les ve todo

    Eso es para que la miren, si no para qué se lo va a poner

    Esa va a lo que va

    Luego pasa lo que pasa.

    Estas frases las he oído a lo largo de estos meses y no parece que la situación vaya a mejorar. Yo te pregunto a ti, persona que llamas guarrilla a una chica por su forma de vestir: ¿Qué más te da? Sí, a esa chica se le ve medio culo ¿Y? A lo mejor es la primera vez que se pone esos shorts y ha descubierto que es jodidamente incómodo y que su clítoris le está pidiendo a gritos respirar. O, por el contrario es el mismo pantalón que el año pasado y se lo pone porque le encanta. Sea por lo que sea, no tienes ningún derecho a llamarle puta de una forma poco sutil y mucho menos a excusar ciertas barbaridades por su vestimenta.

    no dave franco cut it out

    Personalmente es una prenda que no entiendo, no me suele gustar cómo queda, no me parece cómoda y solo pensar en lo que debe costar despegar el culo de una silla de plástico en pleno agosto, ME DUELE, por eso mismo no me los compro, no debería existir mayor problema. Sin embargo, observo cómo hombres y mujeres insinúan que si una chica lleva cierta prenda es porque va a lo que va. Señoras y señores, hace mucho que dejamos de vivir en cuevas, así que creo que ya es hora de que dejemos de lado esos prejuicios tan absurdos y anticuados.

    words english jackie chan jackie chan

    Insinuar que una mujer es una guarra por llevar unos micro shorts vaqueros –o la prenda que se os ocurra- me parece algo que no debería tener cabida en los tiempos que corren. Si no te gusta lo que ves, NO MIRES. Claro que hay muchachas que llevan los pantalones tan cortos y con el tiro tan alto que puedes ver los pelos enquistados de sus ingles, pero igual que puedes ver marcado el testículo izquierdo de ese tío que viste unos pantalones pitillos tan ajustados que sus huevos deben de estar a punto de escalfar. Yo no pienso que ese tío sea un descarado ni creo que sea ¿Qué? ¿Un gigoló? Ah  no perdón que los tíos no van provocando, se ponen lo que quieren porque, a lo sumo, son unos horteras; las tías no, las tías además de horteras, somos putillas baratas.

    jeni

    No voy a ser hipócrita, claro que me ha llamado la atención alguna que otra chica por sus pantalones escasos de tela pero igual que me lo llama un chico con una camiseta con más escote que la mía, hay estilos que no van conmigo, pero eso no me da pie a insultar. No tenemos derecho a mirar a nadie con cara de horror y preguntarnos si las chicas de los shorts llevan o no bragas o reflexionar sobre lo absurdo que es gastarse dinero en un pantalón con tan poca tela, cada uno se gasta el dinero en lo que quiere, a ver si tú te crees que todo el mundo comprende que te gastes 700€ en un móvil. Lo que deberíamos preguntarnos es:

    ¿Por qué nos molesta tanto que se lleven ciertas prendas? ¿Por qué su uso lleva al insulto? Eso es lo que hay que plantearse. No la razón por la que otras lo lleven, sino la razón por la que  a ti te molesta.

    A mí no  me gusta que me llamen puta por llevar una camiseta semitransparente, ni que me digan que si llevo tal prenda es para que se me mire. No amigos, ya lo siento, no sois el centro del universo de nadie. Aunque no os lo creáis, somos una amplia mayoría los que nos vestimos para nosotros mismos, no para los demás. Así que hombres y mujeres de este mundo, dejémonos de gilipolleces: cuando veáis a alguien cuya  vestimenta os horroriza, antes de juzgar e insultar, recordad esa palabra que tanto se nos olvida y que no me canso de repetir: RES-PE-TO.

    Portada: Maxim

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Danae N.

    Duermo con un libro bajo la almohada y canto sin saberme la letra. Necesito escribir tanto como respirar. Todo lo que pasa por mi cabeza termina en sintintaenelboli.wordpress.com

    

    Login