bai
  • Lifestyle

    Mi forma de bailar o cómo perder la dignidad en medio minuto

    Share on Facebook1Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Os seré franca: no sé bailar, pero me encantan las canciones con las que poder despegar mis pies del suelo, me da igual si es en la soledad de mi hogar o en un bar con mis amigas; eso sí no me pongáis salsa, merengue o cualquier melodía culinaria porque el resultado puede ser nefasto.

     

    baddan

    Yo en acción

    Y como no sé bailar, he rebajado este concepto a lo más bajo: con que tus movimientos sigan el ritmo de la música es suficiente, da igual que parezcas que se te hayan metido algo  en los pantalones o una loca en pleno ataque de histeria, si sigues el ritmo de la canción, para mí BAILAS.

    lena

     

    Teniendo un listón tan bajo no debería existir mayor problema: pinchen la canción que pinchen sabes que puedes salir del paso con solo seguir el ritmo. Sea Mclan, Rosendo, Bruno Mars o el disco recopilatorio de Operación Triunfo, tú solo tienes que saltar y listo. Sin embargo, existen canciones que solo se componen para que las cantantes se luzcan con la coreografía y el resto de los mortales perdamos  la dignidad de un plumazo. Sí, Beyoncé y Shakira, esto va por vosotras.

    shakiraybeyon

    Seguro que te has visto en esta situación: tú dándolo todo en el bar hasta que reconoces las notas del Single Ladies y palideces. Suena la melodía y en tu mente aparece Beyoncé dando saltitos y realizando coreografías imposibles enfundada en un body digno de la diosa Venus. Y ahí estás tú, con tus  vaqueros desgastados y una sosa camiseta porque “solo” ibas a tomar unas cañas, pensando cómo carajos se baila esto sin perder la dignidad. Lo siento, no hay forma humana de salir airosa.

    nop

     

    Que no te mientan, nadie en la discoteca sabe bailar las canciones de Beyoncé. Ni las suyas, ni las de Lady Gaga ni las de quien se te ocurra pero,  si existiera una sola persona que supiera, todo el mundo  la odiaría. En este mundo se da por supuesto que nadie tiene ni pajolera idea de bailar esas canciones, así que no estamos dispuestos a que venga alguien y eche por tierra dichas creencias.

    boo

    Sin embargo, si moverte al ritmo de Single Ladies no es lo mejor para tu dignidad, no hacerlo es peor porque ¡cómo vas a quedarte quieta! Así que a velocidad de vértigo rememoras todas las coreografías imposibles de esas malditas divas buscando la más sencilla, pero existe un gran problema: no eres una de ellas ¿Y qué ocurre? Lo que suele ocurrir en estas situaciones: que un grupo de treinteañeros intenta emularlas ¿Y qué pasa? Pues que las posibilidades de darle un cabezazo a una de tus amigas es bastante alta porque te recuerdo que NO eres Beyoncé y que no tienes ni idea de moverte sin convertirte en un arma de destrucción masiva.

    sc

    Así que al final, con más pena y sin ninguna gloria nos despedimos con un cordial saludo de nuestra dignidad porque  ¡Qué narices! Has venido a jugar y vas a darlo todo. Te unes a tus amigas y mueves de forma arrítmica tus caderas y tu cuerpo en general. Y a cada movimiento te preguntas ¿Por qué? ¿Por qué tienes memorizado cada paso de la coreografía pero eres incapaz de reproducirlos? ¿Por qué en vez de Beyoncé pareces C-3PO? ¿Por qué las divas se empeñan en ponernos en ridículo? Es más ¿por qué nosotros, conociendo nuestras limitaciones, nos empeñamos en imitarlas? Ni idea, pero…. con lo bien que te lo pasas, qué más da todo lo demás ¿Verdad?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Danae N.

    Duermo con un libro bajo la almohada y canto sin saberme la letra. Necesito escribir tanto como respirar. Todo lo que pasa por mi cabeza termina en sintintaenelboli.wordpress.com

    

    Login