lidel
Lifestyle

Regalinchis para unas navidades menos sexistas

Imagen de perfil de Beatriz Romero
Share on Facebook138Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sí, ser feminista en Navidad sin enfadarte es muy complicado. Pero como una es feminista todo el año pues tiene que aprender a adaptarse a las circunstancias de la manera más digna posible. Recuerdo que cuando tenía 8 o 9 años me pareció una idea maravillosa regalarle una freidora a mi madre y sí, me martirizo mucho por ello. También recuerdo a un niño llorando desconsolado en la calle, resulta que su padre no le quería comprar una corona de flores porque claro, “eso es de niñas”. Son dos ejemplos fantásticos de cómo están las cabezas.

Uno de los grandes dramas de estas fechas, sobre todo si en tu entorno hay chavalada, es el tema de los regalos; para conseguir regalar cositas poco sexistas a [email protected] más pequeñ@s casi tienes que hacer un estudio de mercado. En mi opinión lo ideal es educar en igualdad: todos los juguetes sirven para [email protected], ojalá la normalidad fuera niños jugando con Barbies, niñas jugando con Mecanos y viceversa. Creo que es muy importante transmitir la idea de que no existen juguetes para niños y juguetes para niñas, [email protected] [email protected] jugando y aprendiendo en perfecta armonía. Hasta el Ayuntamiento de Madrid se ha puesto las pilas con este tema y ha hecho este vídeo:

Los regalos de Navidad, además de para jugar, deben de ser una herramienta de aprendizaje y debemos hacernos responsables de los valores que queremos transmitir con ellos.  Por eso queremos daros ideas de regalines majos para conseguir unas navidades menos sexistas y más igualitarias.

Libros. En mi opinión el mejor regalo que se les puede hacer a [email protected] pequeñ@s es un libro con el que pueda pasar las horas y releerlo siempre que quiera.

giphy (5)

  • Colección de cuentos Pequeña & Grande. De la que ya os hemos hablado antes porque nos parece fundamental hablar de las grandes mujeres que nos ha dado la historia y que, por alguna extraña razón llamada patriarcado, han permanecido silenciadas durante muchos años. Por eso esta colección de cuentos preciosos nos parece una manera estupenda de dotar a la infancia (niños y niñas, IMPORTANTE) de referentes femeninos fuertes para construir un imaginario más igualitario.
  • VALEROSAS. Mujeres que solo hacen lo que ellas quieren (volumen 1 y 2) de Pénélope Bagieu. Un cómic que en realidad es una especie de enciclopedia de mujeres empoderadas. 30 historietas protagonizadas por 30 mujeres reales, diversas y que rompieron los arquetipos sociales de la época que les tocó vivir.

Muñecas. Es cierto, es habitual que llegue el momento en que tu sobrina (prima, hija, hermana pequeña, whatever) le pida a sus majestades los Reyes Magos de Oriente una Barbie o algo parecido. También es habitual que tu te quieras tirar por la ventana cuando te das cuenta de que, por mucho que te esfuerces, las dinámicas de la socialización son así de malvadas. ¿Lo mejor? Buscar esa Barbie que represente a una mujer lo más real posible… ya os hemos hablado por aquí de la colección medio body positive que lanzó Mattel, pero es que además existen, entre otras, la Barbie científica y la Barbie astronauta que mira, por lo menos amplían las expectativas de las niñas. Yo tengo la suerte de que mi sobrina de 5 años, que este año ha pedido a Papa Noel ¡OJO! la furgoneta de la Barbie (y no será porque en mi casa seamos mucho de esta muñeca precisamente), es muy fan de Star Wars así que le he pillado una Rey muy molona (viene con su BB-8 y todo… ¡IHHHHH!), que es tipo Barbie pero que muestra un tipo de chica muy empoderador.

star-wars-destiny-figura-rey-y-bb8

Juegos de mesa. Existen multitud de juegos de mesa para jugar en familia que no reproducen roles sexistas y que encima son la excusa perfecta para pasar una tarde divertida [email protected] [email protected] y calentitos. Desde un pachís a un Scrabble, pasando por un ¿Quién es quién? o un Catán.

Los disfraces. Siempre son lo más, pero no puede ser que las niñas siempre vayan de princesas y los niños de superhéroes. Tenemos que fomentar su imaginación (y la nuestra) para conseguir que esa separación por sexos (de colores y roles) se minimice. ¿Un súper héroe con falda morada para poder flotar por los aires y la cara llena de purpurina? ¿Una mosquetera con un bigote rosa y sable láser? ¿Por qué no?

Packs para hacer manualidades y derivados. Aunque no lo hayan pedido, triunfas fijo. Bien de cartulinas de colores, purpurina, rotuladores y tijeras que recortan haciendo formas…

Movidas de deporte. Puede que en un primer momento puedas llegar a pensar que es un regalo así como que muy poco glamuroso, pero os juro que nunca olvidaré el año que los reyes me trajeron mis primeros patines (que yo no había pedido por cierto). Pues los niños y niñas de hoy no han cambiado tanto y puedes regalarles un monopatín para que se lo pasen pipa jugándose la vida. El único consejo que puedo dar en esto es que no sea todo rosa si es para una niña (que encima suele ser más caro), ni todo azul si es para un niño; existen colores mucho más neutros y súper molones.

giphy (4)

Menaje de repostería. Tanto a los niños como a las niñas les encanta trastear en la cocina, así que qué mejor manera que regalarles chismes para hacer galletas con recubierta de limón y tenerlos entretenidos toda la tarde (siempre con vigilancia, claro). Aquí lo importante son los roles que reproducimos en nuestra cotidianidad; es necesario que vean implicación de todas las personas que componen la familia a la hora de hacer las tareas de la casa.



Login