IMG_1640
  • Lifestyle

    Soy una esclava del patriarcado

    Share on Facebook196Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Esta tarde al salir del trabajo me he ido a la mercería del barrio, algo como muy de toda la vida (y cuyos precios, se ha de decir, me han dejado flipada de baratos que eran) para comprarle calcetines a mi novio. Resulta que se le rompen cada dos por tres y no hay manera, y como ya no se salva casi ninguno por casa he ido a por ellos a, pongamos, Mercería Pepita (para mantener en el anonimato la fuente… excepto si vivís en Barcelona cerca de Sants, que entonces os doy la dirección exacta, calcetines lana 2’50€ oferta). El caso es que a mí me parecía un acto completamente normal, hasta cuco… Es decir, conoces tanto a la persona con la que compartes la mayoría de las cosas (ejem, ejem) que es de un cotidiano impepinable saber su talla de ropa interior, qué marca de desodorante le funciona mejor o cada cuanto va a la peluquería. Lo que yo no me había planteado hasta mantener una conversación –calcetín y, porque no, bóxer en mano– con Pepita es que estábamos de vuelta a los 60-70, la transición queda lejos y las mujeres se encargan de todo este tipo de cosas porque los maridines, ellos pobres, no lo van a hacer. Pepita me comenta cuando le pregunto por la durabilidad de la punta del calcetín –que estoy harta de remendar agujeros– que “nosotras” (¿ella y yo? ¿el género femenino, así, en toda su extensión? ¡quién sabe!) controlamos estas cosas, “ellos son un desastre” pero nosotras sabemos cuándo tenemos que comprarles calcetines porque es nuestro trabajo. No sé cómo salí de esa, ni puedo deciros qué respondí exactamente, solo pensé: “Anda la leche, soy una esclava del patriarcado”.

    patriarcado-6

    Mientras doblaba los calcetines en casa y los ponía en su correspondiente cajón, aprovechando para recoger la ropa tendida, me vi a mí misma doblando mis bragas… y sus bóxeres. Recogiendo mis jerséis… y los suyos. Lavando ya las tazas del desayuno veo que lavo dos, la mía… y la suya. ¡Cielos, Pepita! ¿Me convierte esto en una esclava del patriarcado? Porque yo nunca me había planteado nada de esto, incluso cuando el otro día me planché unos vaqueros y ya que estaba, y como él me había pedido que si podía me acordara de una camisa, me pasé a quitar arrugas (que desestresa un montón), y mi compañera de piso apareció y sugirió que si un tío quería sus camisas planchadas que se las planchara él.

    woman-ironing1

    Vamos a detenernos aquí un segundo. Parémonos un momentín que se nos va todo de las manos. Yo soy la primera que en toda mi vida he abogado por la independencia, por los derechos de la mujer, por la fortaleza del muy-mal-denominado sexo débil… Sin ir más lejos, me mudé sola a otra ciudad con tiernos 18 y desde entonces la única persona que me ha cuidado y sacado las castañitas del fuego, la que ha ido aprendiendo de errores como que no se ha de intentar taladrar la pared maestra si está muy dura por mucho que tú insistas que el cuadro va a ir ahí por pelotas o que la cera de microondas más segundos de los indicados es muerte y destrucción… he sido yo. Así que los agujeros de antiguos pisos y mi maquinita eléctrica de afeitar me avalan a la hora de decir que si yo quiero comprarle calcetines, lavarle la taza o plancharle la camisa a mi novio eso no me hace más esclava del patriarcado que alguien que no lo hace. Lo hago porque quiero, porque hay gente que demuestra su amor de mil maneras (de nuevo, ejem, ejem) y yo lo hago siendo práctica.

    Es una cuestión totalmente personal, pero el caso aquí está en no radicalizar. Ni yo soy la chacha de mi pareja, ni cada vez que me pida algo le voy a chillar “Háztelo tú, ¡¡abajo el patriarcado!!”. ¿O es que cada vez que yo esté tirada en el sofá y le pida que me traiga un yogur…. (ok, chocolate, no está bien mentir) él me va a llamar feminista radical? Los límites de las acciones hacia el otro vienen siempre dadas por la comodidad de quien las realiza y las razones por las cuáles tienen lugar La igualdad de sexos es… igualdad. No se me pasaría por la cabeza contar la de veces que yo me levanto a por “yogures” más que él… a no ser que me sienta incómoda con ello, en cuyo caso a lo mejor sí que debería planteármelo o simplemente abrir la boca y opinar “Cariño, no te pesa el culo, tráetelo tú”. Yo me siento incómoda con ello porque, como he dicho más arriba, es una manera de manejar la intimidad hacia el otro. Con lo que no me siento cómoda es con que Pepita me señale con el dedo por el mero gesto y dé por hecho que la situación continúa siendo así, generación tras generación. Lo siento Pepita, pero el Manual de la buena esposa solo sirve para hacer una buena hoguerita (¡y lo que me duele pensar en un libro quemándose eh!). A lo mejor es un poco naif por mi parte considerar que estos gestos son la mayor muestra de amor, pero ¡qué le vamos a hacer! Yo no suelo decirle que le quiero, yo le compro calcetines. Y si eso me hace ser una esclava del patriarcado, entonces, ¡mea culpa!

    Kourtney-Kardashian-Arthur-George-Valentines-Day-Socks-600x449

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Lara A. Serodio

    Autora de la novela "Una vida M", guionista, Beatlemaniaca perdida, ex Coca-cola adicta, cantante de karaoke ocasional, loca de los gatos desde 2015. Me sale rica la empanada y tengo tres tatuajes de frases porque me gustan los libros y a este paso acabaré siendo uno andante.

    • Laura Fernandez

      Hola, pues he leído tu artículo y me ha dejado un poco ¿atónita?, he leído los comentarios y me he quedado ¿perpleja?, no puedo describir con palabras lo que me produjo este texto. Pero, voy a contarles lo que he vivido toda mi vida mientras convivía con mi madre. Ella es la que se encarga de la casa, de las compras, de la limpieza, de que el (…) marido tenga ropa limpia y sana. El sujeto en cuestión no sabe su talle, no levanta un dedo y le importa poco la limpieza, pero mi madre se queja, ya le he dicho cientos de veces que deje que la casa sea una mugre sino la van a ayudar. Mientras convivía con ellos, si mi madre se iba a trabajar por la temporada a un balneario, la que se tenía que hacer cargo de cocinar, limpiar y demás era yo. Mi madre nos había enseñado a los tres hijos por igual, sin embargo, los dos varones menores, preferían no mover un solo dedo (claro el ejemplo estaba a la vista). Ese año, fue la gota que rebalsó el vaso, si bien me quería independizar desde los 14 años, recién cuando tuve un empleo estable y los ingresos suficientes pude hacerlo. Los últimos 8 años en los que he vivido sola, he descubierto mi aversión por la limpieza, mi aversión a ese rol impuesto a las mujeres por la cultura de tantos años, y me dedique a investigar sobre el feminismo. Mi madre ha tenido dos enfermedades muy graves, que requirieron que estuviera internada por largos períodos de tiempo, si bien su pareja la acompañó en estos procesos, ustedes creen que la casa estaba en condiciones para recibir a una persona que NO podía ni debía mover un dedo? pues no, la casa era una mugre, y mi madre, con su condición médica (que perdura) sigue limpiando. Yo creo, que si una persona siempre te atendió y necesita que la atiendan porque no puede realmente hacer nada, dada su condición, la pareja debería salir de su zona de confort y ayudar aunque no le guste la limpieza. Este tipo es capaz de dejar sin comer todo el día a mi hermana menor, que tampoco sabe ni hacerse un huevo cocido, porque una vez más, mi madre a ellos les da todo servido.

    • http://thaytips.wordpress.com Thay

      Hola!

      Me ha encantado tu post, yo le compro calzoncillos o boxers que queda mejor… (tradicion que se remonta a mi abuela…dicen que todo se hereda…) soy feminista pero no feminazi :) mea culpa tambien!.

    • http://xarcadex.tumblr.com Adri

      Hombre, por comprarle calcetines no, pero si al final del dia le compras calcetines, le friegas la taza, le lavas la ropa, haces la cama, limpias la casa, barres, etc… es que solo te falta elegirle la ropa y peinarle XD A ver si te estas convirtiendo en su madre XD es broma.

      El problema estaria en si el piensa que has adoptado el papel de esclava y le hecha morro a todo. ¿El te compraria calcetines? Haz la prueba a dejar algo sin hacer, a ver como reacciona, a ver si el t lava la taza, plancha, etc…

      En mi caso, cuando he tenido pareja nos repartiamos las tareas. Yo cocinaba, ella fregaba. Yo colgaba la ropa, ella recogia. etc…

    • Marta

      Mi padre vivió solo muchos años cuando era joven, así que aprendió a coser, a cocinar, a planchar…yo le he visto hacer tareas hogareñas toda la vida, lo mismo que a mi madre. Ambos trabajaban fuera de casa, y se repartían las tareas.
      Conclusión: no pienso casarme con un hombre que venga directamente de casa de sus padres. Hay que buscarlos apañados, que hayan espabilado y sepan cocinar y ponerse un dedal 😉 Y no como el novio de una amiga que le preguntó porqué hacía sopa de macarrones cuando los vio cociéndose en el agua (palabradehonor que esto es literal xD )

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/marieta/ María Escobedo

        ¿Por qué? No todo el mundo ha tenido la oportunidad de independizarse antes. Vaya tontería. Desde luego lo último que busco en una pareja es que sepa coserse el bajo del pantalón, si casi ni sé yo.
        Y si es ella la que no sabe ni freírse un huevo? que las hay y muchas, qué pasa? también que la repudien por poco apañada?

        • MARTA

          Lo de que no saldría nunca con un chico no independizado era un poco de coña, que hay que explicarlo todo. Me refiero a chicos/hombres acostumbrados a que su madre se lo haga todo, y que pretendan que seas tú quien haga las funciones de madre/empleada del hogar. Que haberlos, los hay. Obvio que los habrá independizados y que sean unos cerdis. Y el problema de una muchacha que no sepa ni freírse un huevo, sería que pretendiera que su pareja, se lo haga todo. A ver si nos tomamos los comentarios de los demás con calma y no a meternos con las opiniones ajenas 😉

          • http://weloversize.com/mi-cuenta/marieta/ María Escobedo

            Cuando se quiere ser irónica hay que saber hacerlo. Igualmente, sigo pensando que si mi novio está acostumbrado a que su madre le haga todo, ya se desacostumbrará a la fuerza. Costará y habrá movidas, seguro. Pero es que las cosas cuestan.
            ¿Crees que me he metido con tu opinión? ¿No te gusta que te conteste a tus comentarios? VAYA. A ver si nos tomamos las respuestas de los demás con calma.

            • MARTA

              Pues eso, que yo si puedo elegir, prefiero ahorrarme las movidas 😉
              Comenta lo que quieras :) Lo de la calma lo digo por lo de ” Vaya tontería” Digo yo que todas las opiniones son válidas y no hay que tomárselas tan a pecho como para descalificarlas.
              Ánimo con tu novio, seguro que acaba siendo muy apañado 😉

            • http://weloversize.com/mi-cuenta/marieta/ María Escobedo

              Afortunadamente, es un condicional hipotético. Es bastante más apañado que yo.
              También puedo opinar que algo es una tontería ¿no?
              Bueno y dejo ya este bucle. Saludos!

      • Maria Cassiopeia

        Mi novio nunca ha estado viviendo solo, y cocina, limpia, friega, compra, tiende y recoge la ropa, etc, etc. De hecho cocina infinitamente mejor que yo, que si he estado viviendo sola xD
        En cambio, he conocido tios que vivian solos y tenian la casa hecha un asco, y solo comian comida del microondas o pizza y luego se echaban novia y la tenian de chacha. Tampoco hay que generalizar.
        Aunque debo decir que mi padre era como el tuyo, como habia vivido solo casi una década (encima en Alemania y desde los 18 años), todo se lo hacía solo, pero eso creo que va más bien en el carácter.

        • MARTA

          Pues sí, de todo hay en la viña del señor xD Pero la necesidad hace mucho, sobretodo antes, que no había tanto microondas y plato pre-cocinado 😀

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/ainoa-gonzalez/ Ainoa González

        JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA SOPA DE MACARRONES? ESTOY LLORANDO EN SERIO

        • MARTA

          Pues sí xD yo cuando me lo contó pensé, este ve una gallina poniendo un huevo y se desmaya xD

      • M

        Pues yo opino que lo que dices tiene mucho sentido. Cada uno tiene derecho a poner sus estándares de lo que quiere en la vida hay gente que no quiere una pareja que no trabaje, que no haya acabado sus estudios o que no este dispuesta a irse a vivir al extranjero y tú quieres una persona a la que no tengas que enseñar a llevar una casa pues ¡ole por ti! Tal vez tener tales expectativas no sea lo ideal, pero todos somos humanos.

        Y lo digo desde mi experiencia de persona bastante desastre 😉

    • Maria Cassiopeia

      No puedo estar más de acuerdo contigo. Una cosa es no querer ser la esclava de nadie y estar las 24 horas pendiente de las necesidades de alguien que lo único que hace es estar en el sofá comiendo y tirándose cuescos, y otra convertirse en un ser completamente individualista que sólo se ayude a sí mismo/a y al resto que le den (y por supuesto ni hablar de pedir ayuda a los demás). Nadie es perfecto, a todos hay cosas que se nos da mal, si a tu novio se le da mal comprar calcetines pues qué se le va a hacer, ya supongo que te ayudará él en cosas que a tí no se te den bien xD Yo a mi novio tambien le he comprado calzoncillos y calcetines, igual que él a mi me ha comprado cosas cuando me ha hecho falta. Reciprocidad, se supone que las parejas se ayudan y se miman mutuamente, ¿no?

    • http://lamillonaria.tumblr.com lamillonaria

      Creo que nos agarramos demasiado a lo de “lo hago porque soy así”, “lo hago porque quiero”… es decir, yo me depilo las piernas, y sí, entre comillas lo hago porque quiero. Pero luego está la otra parte de que parte de que querer depilármelas viene influido porque he sido educada así, porque estoy acostumbrada a ver las piernas femeninas de x manera, porque pienso que si salgo a la calle en falda con las piernas peludas me mirarán mal…

      Y en esto pienso lo mismo. Podemos hacer lo que queramos, pero sin perder de vista los condicionantes y la educación que nos han dado. Yo nunca he conocido a un hombre que note que las bragas de su novia están un poco desgastadas y le compre un pack en el Primark para que reponga… los habrá, pero es evidente que esas cosas “de madre” se nos suelen ocurrir más a nosotras, y no es por magia o porque todas de casualidad seamos así, es porque nos han educado para ser más responsables del hogar, para ser más aseadas (en general), más cuidadosas con los detalles, etc. Una vez asumido eso, que cada una se esclavice como le convenga.

      • http://www.dneda.es Neda

        Estoy de acuerdo con lo que dice ella, no por comprar calcetines eres la chacha de la casa…. Pero si fuera yo haría una autocrítica y pensaría hasta que punto el criarte en una sociedad patriarcal esta afectando a mi comportamiento… Evidentemente nadie me pone una pistola en la cabeza para que le planche la camisa, lo hago porque quiero, pero ¿quiero de verdad? O estoy demasiado acostumbrada a ver a las mujeres de mi al rededor planchas camisas de hombre?

        Otra cosa a tener en cuenta es si el chico es el que trabaja entiendo que tu te encarges mas del hogar (también entendería lo contrario) pero si no es así ¿el también plancha tu falda? O ¿friega tu taza? Y lo mas importante ¿el remienda tus calcetines? Son muchos los factores que te hacen ser esclava del patriarcado y todas, en mayor o menor medida y de forma mas o menos consciente lo somos :)

    • LAURA

      yo también le tengo “miedo” a acabar como mi madre haciendo las cosas del hogar y, que aún estando mi padre jubilado y sin nada que hacer, las sigue haciendo. Aunque por otro lado la oyes decir que prefiere ir a la compra sola porque se sabe sus tiendas y demás, que no quiere ayuda (no hay quien la entienda).
      A lo que iba. Que nos hemos pasado de jolín a jolón. Que no creo que por comprarle a tu pareja ropa interior o calcetines seamos sus “chachas” yo más bien lo veo que, como chica que le gusta ir de compras, si veo ropa que necesite y me sale de mis ovarios comprárselo porque me acuerdo de él , se que le vendrá bien, pues se lo compro y punto. Se que él solito también sabría y, sino, que aprenda. Ahí creo que radica la diferencia: que lo hacemos porque queremos y sabemos que ellos podrían solitos. Igual que yo no se arreglar mi ordenador pero él si, no por eso es machista, es que le gusta y sabe del tema (sino le tuviera de novio, lo llevaría a un centro a arreglar y punto)

      • Maria Cassiopeia

        A mi mi novio tambien me arreglaba el ordenador, pero observándole he aprendido a hacerlo yo sola, y la mayoría de problemas de software se pueden googlear (lo digo para que te ahorres la pasta si algun dia tu novio no está xD)

    • http://lamillonaria.tumblr.com lamillonaria

      Cada una es “libre” de hacer lo que quiera, hasta ahí de acuerdo. Pero también creo que una cosa es compartir las tareas y hacer favores a nuestra pareja cuando nos lo pide… y otra llegar al punto de convertirse en una sustituta de la madre. Lo de remendarle los calcetines me ha dejado un poco estupefacta. Pero bueno, cada pareja es un mundo.

      • http://twitter.com/elyellowsub Lara A. Serodio

        Jajajaja pero remiendo los suyos y los míos, y mis bragas…. Busqué en el armario ropa con agujeros y la cosí porque me negaba a tirar ropa y comprar otra si esta aún valía, pero oye, cuestión mía que soy o bien rata o bien apañada!
        Lo que dices es cierto, que ser sustituto de madre creo que uno sabe que si eso es lo que quiere ser (hay mujeres a las que les gusta!) pues adelante… De ahí que dijese lo de la comodidad de cada uno con sus tareas. Si se siente que se es una madre y no se está cómodo con ello pues a abrir la boca!!

    • http://weloversize.com/mi-cuenta/lauragalache/ Lau_Gala

      Ayyy Lara, te amo fuerte!!! <3 jajajajaja

    • http://www.unbuenfondodearmariobybeitavg.com Beitavg

      Los extremismos que estamos alcanzando en esto de los roles no me gustan nada. Yo llevo 4 meses desempleada y, aunque sigo buscando y formándome, lo cierto es que paso más horas en casa que mi marido así que es normal que ahora las cosas de la casa las haga yo y no por ello tengo que sentirme como mi abuela. Lo hago porque quiero, ha habido momentos en los que ha sido al revés y no me he sentido como una de femen, la verdad.

    • https://efe2015.wordpress.com/ efe

      Es que pienso que es un pacto entre ambos que incluso llega a hacerse la vida mas fácil el uno al otro.
      Aunque yo se que sostenes le gustan a mi Dueña ella prefiere elegirlo o mejor que la acompañe a la sufrida compra de ellos que a veces puede acabar casi con mi paciencia.

      Saludos.

    • Raquel

      No confundamos las cosas. El feminismo va de igualdad, sí, pero también de que si una mujer quiere ser ama de casa para su marido, ésta está en su derecho y es tan respetable como la que quiere trabajar fuera y no tener hijos. Una cosa no quita la otra. También es verdad que en general son las mujeres quienes se ocupan de la casa y de comprar calzoncillos, primero sus madres después sus novias. Y lo siento si te incomoda pero es preocupante que algunos (muchos) no saben su talla de calzoncillos o dónde se guardan los calcetines en el armario. Y eso es por lo que hay que luchar también, no es cosa de mujeres, no nos viene en el ADN y ellos también pueden aprender dejando de ser tan cómodos. Al igual que hemos hecho todas al independizarnos y buscarnos la vida. ¿Que te gusta comprar los calcetines tú, planchar su ropa o lo que sea que hagas por él? Estupendo y estás en tu derecho, pero no es jamás la obligación de ninguna mujer, no se es menos mujer-novia-amante-cariñosa-femenina por no hacerlo. Por eso lucha el feminismo, no sólo por sueldos iguales o porque no nos violen.que mucha gente se queda con el mensaje de Emma Watson, el cual es muy limitado y el feminismo es algo muy grande que no discrimina a ninguna mujer. Eres libre de hacer lo que quieras por él, pero nunca será la obligación de ninguna mujer atenderles como niñeras.

      • Marnat

        Totalmente de acuerdo contigo.

        • http://Twitter.com/elyellowsub Lara A. Serodio

          100% de acuerdo! El sabe su talla, donde están, él se los compra y demás… Estoy de acuerdo con que si lo hago yo es cuando quiera y como quiero, en ningún momento porque sin mí eso es inviable. Apoyo mucho la idea de ayudar a que la otra persona también salga de esa zona!

          Gracias por comentar!

    • http://weloversize.com/mi-cuenta/rebequita/ Rebeca Gómez

      Si es que comprar calcetines tendría que considerarse un deporte de riesgo.

    

    Login