Alexa-Chung-by-STYLEDUMONDE-Street-Style-Fashion-Photography0E2A6929-9-1170x956
  • Moda

    El vinilo vuelve a ser tendencia y yo no sé qué pensar

    Share on Facebook37Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Efectivamente amigas, ¿creíais que os libraríais de volver a utilizar esa gabardina noventera de tejido plasticoso? ¡ja! pues nada más lejos.

    La moda es así de caprichosa y recurrente. Resulta que de vez en cuando vuelve a poner en la cresta de la ola prendas no demasiado bonitas, pero que a fuerza de verlas acabas comprando (o no, que soy yo muy de generalizar y lo mismo no sois tan veleta como la que os escribe).

    gabardinas

    El caso es que el street style no se libra de añadir toques de vinilo a sus looks, en plan radical con un maxi abrigo o con toques más clásicos, como una falda o algún que otro pantalón.

    vinilos en prendas varias

     

    Llamadme loca pero yo es que veo esos pantalones rojos y no dejo de pensar en Britney Spears y su Oops I didn´t again, ya por entonces me parecía una horterada de las buenas…

    tumblr_mv5rqxBf0I1sosaiqo3_500

    Se siente, todo vuelve nena…

    Pero como para gustos colores, no quiero yo discriminar a nadie, ni dejar de proponer compritas, que es lo mío. Igual hay alguien que está totalmente enamorada de esta tendencia y no quiero fastidiar, así que aquí os propongo algunas cositas que he encontrado por el universo de la moda online:

    COLLAGE VINILO

    1/2/3/4

    Como veis, no es necesario imitar a Britney y llevar el vinilo de los pies a la cabeza, basta con añadirlo en el bolsillo de una camiseta o incluir un bolso de este material a tu look. Aunque también existe la posibilidad de llevarlo de los pies a la cabeza y cubrir todo tu ser con una gabardina roja a todo brillo y color.

    Yo personalmente soy más de adoptar cada tendencia con calma y no me tiraría a la piscina del vinilo de cabeza, pero ¿quién soy yo para juzgar amigas?

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Miss Bancarrota

    Creando necesidades desde 1985. Compradora compulsiva es un término que se me queda corto. Devoro con alegría desde una pizza barbacoa hasta una peli de Kurosawa (y si es a la vez, mejor).

    

    Login