frio
  • Moda

    Trucos para sobrevivir al frío y no matar al estilo en el intento

    Share on Facebook201Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Frioleras del mundo, vengo con una serie de consejos que he ido aprendiendo a lo largo de mis casi 30 años (joder) en esta ciudad del norte llamada Pamplona; y que la gente “maja” se dedica a llamar Mordor, a pesar de que en Mordor se supone que hay fuego y esas cosas.  Como a mí no me gusta ir cual muñeco michelín o parecer que vengo de Fargo, pues me las he tenido que ir ingeniando para seguir manteniendo mi estilo y no morir congelada. En fin, gran parte de mi sabiduría sobre el frío se debe a las frases que durante años mi madre repite y repite y hasta que no te haces mayor no le haces ni caso, así que esta vez, vamos a escucharle.

    1. En los interiores está la clave: 
      Si te pones solo la ropa de fuera, vas a tener frío. Tenlo claro. La camiseta interior como la que te ponía tu madre de pequeña es tu mejor amiga. Además, verás que la ropa queda mejor, se pega menos, se hacen menos arrugas raras…
      “Cuando tus hermanos eran pequeños, llevaban camiseta interior hasta julio”. Así es Pamplona.
      Yo tiro mucho de camisetas básicas de tirantes, ya que desde octubre a marzo no me la quito, pero también hay opciones muy cuquis e incluso, si sueles ir con vestidos, una combinación entera o un camisoncillo de esos que no sabes si son para dormir o para lucir, te valen.
    2. Más capas que una cebolla:
      Pues eso, interiores, camiseta, camisa, jersey, abrigo y si hace falta, entre jersey y abrigo una cazadora vaquera, un blazer… Si vas a ir de bares, es un rollo, llegar a un sitio y cocerte, salir y congelarte, por eso la opción cazadora+abrigo es la más cómoda, te quitas las dos cosas y estás tan a gusto en la calle y en los bares.
      Y para los vaqueros, lo mejor unas medias debajo y luego los calcetines si eres muy friolera de pies. Unas que no sean muy gordas y cintura alta para que vayas bien cómoda y abrigada. “Claro que coges frío, si vas con el lomo al aire”. Más razón que una santa.  vivaelfrio

      • Parka de Adidas para Zalando, zapatos de Pull&Bear, Chaqueta de H&M, Camisa de Mango, Vaqueros de H&M
    3. En los materiales está la clave:
      Muchas veces podríamos prescindir de tanta capa si llevásemos ropa que abrigue de verdad. Hazte con unos cárdigans chulos de lana o que tengan algo de lana, notarás la diferencia. Es difícil encontrar algo de lana bonito y barato, así que mi consejo es: tiendas de señoras de rebajas ( los cárdigans son IGUALES, pero mejores y de más talla) o rebusca en tiendas vintage, antes era más habitual que la ropa tuviese lana, “ahora lleváis todo sintético y encima coge olores“, la maama dixit again.
    4. Un abrigo que abrigue:
      Esto, que parece de perogrullo, es una de las frases que más oigo en invierno “necesito un abrigo que abrigue”. Y es que la MIERDACA de abrigos que nos venden las grandes cadenas, nos abrigan un poco cuando hace un tiempo soportable, pero en cuanto empiezan las temperaturas más cercanas a los 0 grados, te valen lo mismo que si fueses en bragas.
      Abrigos de paño del Primark, no abrigan. Parkas de Zara impermeables, no abrigan. “Eso no es un abrigo, es un chaquetón, eso es una gabardina, eso es una cazadora, eso es una parka, eso no es un abrigo, eso no es un abrigo” Aún no tengo muy claro qué es un abrigo para mi madre, pero lo que sí sé que, amijas, es que merece la pena invertir unos pocos euros en un buen abrigo (del tipo que sea), que nos tape el culo de largo (especialmente si te gusta ir con faldas) que sea de un material consistente y que no se empape cuando llueve. En casi todas las tiendas podemos encontrar algo.  Es un rollo y es difícil, especialmente si como yo, ODIAS MÁXIMAMENTE  los plumas largos. Plumas largos con cinturón. En serio. Que se extingan.
    5. Polares y térmicas, esos grandes inventos:
      Una camiseta térmica debajo de un vestido te hará sentir calentita y feliz en una noche bajo cero. Incluso una negra te puede valer como camiseta normal para llevar con una falda o vaqueros.
      Y si eres de las que no se quita el vestido ni aunque haya ventisca, helada y todas esas cosas propias de Frozen, debes conocer las medias polares. Son como medias normales, muy tupidas, pero forradas con polar por dentro, con lo cual encima son muuuy suaves. Yo solo las he visto en los chinos y ya sabemos que las tallas ahí pues van por libre, así que si alguien sabe de más tiendas seré feliz.f2a595596a573130fac3e2febae7e971Camiseta y combinación de Women’s Secret, Vestido de Dorothy Perkins, Braga Faja de Forever 21, Cardigan y Blazer de Vero Moda , Spray de Clarks, Zapatos de Asos
    6. El poder de la faja
      Antes de que se pusieran de moda las fajas tipo Spanx, mi señora madre ya llevaba unos años insistiendo para que usara “una fajita que te sujete y que te abrigue“. Yo, horrorizada, pues pasaba. Ahora las adoro porque encima, abrigan! Yo soy de las de vestido siempre y no sabéis el frío que se cuela por ahí abajo. Y mi madre, feliz. “¿Ves???
    7. Las manoletinas y las zapatillas no están hechas para el frío:
      Cuanto más cerca están tus pies del suelo, pues más frío tienes. Hay muchas opciones de botas altas y botines, últimamente se llevan otra vez las Martens, las Timberland llevan ya años de comeback… Pero ¿y si no te gusta llevar botas? Pues unos zapatos de cordones cerrados y con una suela decente, te harán el mismo apaño e irás estupendamente calzada.
      Truco plus: spray antilluvia, se compra en zapaterías y zapateros. Es un spray que impermeabiliza cualquier zapato, adiós pies mojados. Funciona, en serio.masfrioJersey de Mango, Jersey de Kling, Cardigan de HM, Botines de HM, Zapatos Martens, Mocasines de Asos

    8. Guantes y gorro.
      Siempre. Para empezar vuestras manos, os lo agradecerán en forma de no-grietas y para terminar, “el frío entra por las manos y la cabeza“. 
      Si pasas de gorro porque te aplasta el pelo, pues busca opciones menos “aplastadoras”, turbantes y orejeras para que te tapen las orejas, boinas que no aprietan o si no te plantas la capucha y lista.
    9. La bufamanta:
      Seguramente te has hartado de verla por todas partes en su versión de cuadros rojos, verde y beige. Pues bien, aunque de primeras puede parecer un invento absurdo, es más útil de lo que te puedas imaginar. Dentro del abrigo póntela por los hombros, cruza las esquinas por el cuello y cierra el abrigo. Es como llevar una chaqueta más y de las gorditas.
      Y en una noche de vuelta a casa, mientras te saltas la dieta comiéndote un cacho de pizza, vas a ver que feliz eres envolviéndote con tu bufamanta por encima del abrigo.NOTA: Todas las prendas que nombro están ahora mismo en tiendas , corred! Todas las chaquetillas y jerseys tienen un % de lana, ardua investigación! Todas las frases en cursiva me las ha dicho mi madre, tenía razón!

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login