maxresdefault
  • Noticias

    Carta abierta a David Broncano y su gordofobia

    Share on Facebook549Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    ¿Y te llaman cómico?

    No tío, no te confundas. Tú no eres un cómico. Tu actitud es propia de un acosador. De un frívolo. Aún no has entendido que los mejores humoristas son los que no necesitan humillar a los demás para ser divertidos. O igual es que te falta gracia y tienes que buscarla en lo que tú consideras defectos ajenos.

    Igual muchos no sabéis quién es Broncano. Bien, yo tampoco había reparado en él, pero hoy me he topado con su particular humor en la radio.

    http://cadenaser.com/programa/2015/04/17/a_vivir_que_son_dos_dias/1429282555_955631.html

    Broncano, que actualmente colabora en A vivir que son dos días, presentado por Javier del Pino también en la Cadena SER, entrevistaba hoy a un entrenador personal de cara a la operación bikini. Pero igual os suena porque ya tuvo otro patinazo famoso con la cuestionable –y racista y sexista- broma de la niña paraguaya en el Mundial de Fútbol de 2011.

    No os invito a que lo escuchéis, sobre todo si sois de esas personas que, como yo, hemos tenido que superar muchas barreras para disfrutar del ejercicio físico pese a las miradas burlonas en el gym, el sudor, los suspensos del instituto, o la incredulidad de la gente cuando afirmas que haces deporte, pese a estar gorda. Al principio pasé del estupor a la incredulidad, de la incredulidad a la indignación, de ahí a la reflexión.

    David-Broncano-Alguien-tenia-que-decirlo-530

    Rescato alguna de sus perlas:

    • “Una de mis cosas favoritas es ver a un gordo bailar”
    • “¿Qué haces cuando viene un gordo de esos que se alimentan a cubos?”
    • “Si estás gordo como una nutria…”
    • “Un gordo de esos que le sueltas en el espacio, quitas un planeta y le pones en órbita”

    Broncano es un gordófobo. Si las bromas que ha soltado hoy en las ondas hubieran sido dirigidas contra un colectivo como los inmigrantes, los LGTBI, las mujeres, o algún grupo étnico, sin duda nadie habría dudado que se trataba de una actitud censurable no solo por políticamente incorrecta sino porque personas que transmiten esos valores no hacen ningún bien a la sociedad. No es moralismo ni resentimiento: es que hay cómicas y cómicos, periodistas, redactores geniales y maravillosas que están en el paro para que un tipo así cobre por insultar.

    Pero parece que su gordofobia no acaba ahí: en su blog se ríe también de los niños obesos y seguro que luego se defiende diciendo que lo hace desde la simpatía y el humor. Igual hasta tiene algún amigo gordo. A lo mejor hasta alguna gorda quiso follar con él una vez. No tío, eso no me sirve.

    Porque los Broncanos son los que en el colegio señalan y acosan al gordo, al diferente. Son los que legitiman socialmente la burla y el acoso como una forma de socialización basada en marginar al que no encaja. Son los Broncanos los que señalan a la gorda o al viejo que suda en el gimnasio, los que hacen chascarrillos fáciles para buscar la aprobación aunque con ello hagan mucho daño a otra persona.

    Broncano, si quieres hacer chistes facilones con unos gin tonics y tus amigos en el salón de casa, no seré yo la que te lo impida. Pero la radio no está para el entretenimiento zafio porque espero mucho más de un programa que el subproducto que supone ese humor barato y doloroso.

    No eres cómico. Porque no me haces reír, de hecho me das bastante pena.

    Autor: Irene Riot

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    • borraken

      Yo estoy gordo y me ha hecho gracia. Lo que pasa es tú eres un gordo acomplejado. Si tanto te jode estar gordo que te ofenden un par de bromas, deja de comer kikos delante del ordenador mientras escribes blogs y ponte a hacer dieta.

      • weloversize

        Erm…. lo ha escrito una chica

        • borraken

          Pues cambia gordo por gorda y solucionado. ¿Has visto que fácil?

          • weloversize

            lo fácil es venir a defender lo indefendible. A lo mejor tú eres gordo por comer kikos, de ahí el ataque infantil. Besitos!

            • borraken

              Lo que es infantil es picarse porque hagan un par de bromas y escribir un blog al respecto llorando sobre su incapacidad para reírse de sus propios complejos. Los adultos con sentido del humor somos capaces de reírnos de todo, incluso de nosotros mismos. Si tú no puedes, es tu problema. Besitos con lengua para ti también, cariño.
              PD: Me encantan los kikos. Pero sospecho que estoy gordo por mi amor incondicional a la Pizza (sin piña).

            • weloversize
            • borraken

              Tu último comentario es ofensivo para las personas que comen tortitas y para los cabezaconos. ¿Acaso estás insinuando que todos aquellos que comen tortitas son unos cabezacono?. ¿Acaso los que comemos tortitas, o los que somos cabezaconos, somos peores personas que los gordos? (imagínate yo, que soy un gordo cabezacono zampatortitas). En breve se pondrá en contacto contigo la “Asociación de amantes de las tortitas” y emitirá una queja formal. Quizás incluso hagan un blog en plan: Carta abierta a Weloversize. Muy mal. Y yo que pensaba que erais unos defensores del buen gusto y del respeto cósmico universal.

    • Slim Charles

      De primeras, decir que aquí habla un gordo; para que mi comentario no sea sospechoso.

      Curiosamente he llegado a esta entrada porque me he enterado hace poco del altercado de Paraguay. Buscando en internet google me ha llevado hasta esta entrada (que comienza con la frase, más propia de un novel de literatura, “no tío, no te confundas”). De tal altercado decir que Broncano se explicó respetuosamente y lucidamente en su blog ( http://www.davidbroncano.com/2010/07/acerca-del-incidente-con-paraguay.html ), que os animo a leer antes de lanzarle improperios varios,aunque estoy seguro que a más de uno ya le ha valido el pobre artículo a modo de fundamento para dilucidar como es alguien del que ni habrán visto uno de sus vídeos.

      Cierto es que el gag que más utiliza este pedazo de (cultivado) humorista, que juega con lo cañí, lo surrealista y lo culto; es el referido a personas que sufren de una descuidada figura. Decir que no me afecta lo más mínimo (como podéis intuir), es más, sus chistes de gordos me hacen reír mucho, incluso cuando lo hace de una manera menos fina como en el vídeo “hemos bajado a la calle a buscar gordos”, queriendo simbolizar la envergadura de una persona obesa con el tono de su voz. Imperdible. No es que tenga un complejo de inferioridad (que por lo que veo abunda por aquí de una manera casi grosera), es que simplemente me hacen reír porque son chistes muy ingeniosos (gracias a la autora del artículo por “rescatar algunaS de sus perlas” de las que no había podido disfrutar).

      Hablando de una manera más personal, lo que si me ha afectado alguna vez ha sido el rechazo que he podido sufrir en el colegio debido a mi gordura/corpulencia (por si a alguno le afecta), o la incapacidad de realizar de una manera gustosa mi actividad favorita: jugar al fútbol. Pero nunca me ha ofendido que se halla utilizado la obesidad como herramienta del humor. Creo que ni siquiera me lo había planteado como una ofensa hacia mí hasta que he leído esta entrada.

      Porque el humor no entiende de colectivos (como ha dicho alguien por aquí). Debemos ser lo suficientemente inteligentes para entender que mientras que una persona tenga la intención de hacer reír, no debamos sentirnos ofendidos. Tenemos que mirar más allá.

      Por último, destacar la banalidad del problema que clamáis. Excepto en edades tempranas, en colegios y demás, el maltrato a las personas obesas es nulo. No veo titulares periodísticos tipo “policia americano gordofóbico mata a una persona que intentaba robar un calipo”, o “colectivo “fuertecitos” reclama que se celebre el día del orgullo gordo”. El verdadero problema es el de la obesidad en países desarrollados, que no solo afecta a la salud de los ciudadanos de dichos países; también refleja el problema de la desigualdad en el mundo. Mientras que en unos países la gente muere de malnutrición, aquí la cuestión es contraria.

      PD: Para la gente que le quede un poco de “alma” por dentro, les invito a leer la nueva entrada de Broncano en su blog, así descubran a este gran cómico. ( http://www.davidbroncano.com/2015/08/el-hombre-contra-la-maquina.html ). Simplemente genial

      EDITO: No me deja poner los enlaces del blog. Los títulos son: “Acerca del incidente con Paraguay” y “El hombre contra la máquina”

    • ama

      Saben que en mi experiencia las personas que señalan los defectos ajenos, por lo general tienen complejos gravísimos. No falla, pero hay que aprender a lidiar con ellos, muchas veces cuando me insultan, no respondo porque el defecto del otro es tan visible que me siento canalla solo de pensar lo fácil que me resulta desarmarle. Pero a personajes públicos como este hay que encararlos, no queda más porque atacan a muchos que no pueden defenderse de primera mano y porque su calidad de figura pública les permite representar la opinión de muchos y eso afecta sobretodo a las personas más jóvenes cuya autoestima se está formando. Todas tenemos que defendernos de los abusones y hacer justicia desde donde podamos, no importa si nos afecta directamente o no

    • Fran

      ¿Soy yo o es una versión con pelo del “Neng de Castefa” (Aka “Edu Soto”)?

    • Barby perez

      Que asco de gente, tener que aguantar a estos indeseables en la calle, mira, nos lo tenemos que tragar, pero en la radio?? Ascazo.

    • http://xarcadex.tumblr.com Adri

      Aqui un gordo al que le ha hecho gracia. Y mira que este tio ya me cae mal de por si y ni me hace gracia, pero no me he sentido ofendido.
      A mi me parece bien que se haga humor con los gordos, igual que se hace con otros temas mucho mas sensibles como el racismo, la muerte, etc…

    • Irene Riot

      Hola! Soy la autora del post y por alusiones, os cuento. Hay humor y humor y el humor es como las opiniones, cada uno tenemos una manera de asumirlo.

      Pero afortunadamente las sociedades avanzan: hace 40 años nadie veía mal una escena en la que un marido humillaba a su mujer en el cine como una pieza de humor (buscar Sor Citroen en youtube) , hoy nos lo cuestionamos porque nos hemos dado cuenta de que legitimar ciertas cosas porque “hacen gracia” o porque hemos asumido que es tradicional o normal que sea así no es bueno.
      Hay cortos de humor de los años 50 en los que los negros son parodiados como monos rodeados de moscas. Hoy eso no se emitiría.

      En un reality show se hizo mofa del colectivo homosexual y se expulso a los concursantes hace apenas unos meses.y se hizo porque un producto televisivo que daba voz a ese tipo de opiniones generaba un rechazo colectivo lógico y respetable.

      Con todo esto quiero decir que no pido censurar a este tipo. Pero espero en que llegue un momento en el que bromear con el aspecto físico de las personas gordas no sea una muletilla humorística sino que sse considere un ataque a un colectivo que hemos sido sistemáticamente excluidos en muchísimas facetas sociales. Porque Broncano puede haceros mucha gracia en las ondas pero os aseguro que ese tipo de mofas llevadas a la vida real sólo generan daño. Que hay maneras inclusivas de reírnos de nosotras mismas por gordas por flacas por listas por tontas por rubias o por morenas pero el tono que se usaba en esta entrevista era de profundo desprecio y ningún tipo de empatia con el colectivo gordo.

      • http://youtube.com/Srrubik Rubik

        No comparto para nada esa visión del humor. Cualquier tipo de humor, y hago énfasis, CUALQUIERA, es capaz de ofender a un colectivo. Calvos, latinos, gordos, flacos, negros, chinos, pelirrojos, gays, viejos, niños,… todos van a tener algo en contra de cualquier chiste. Colocar una carta abierta hacia este señor poniéndolo de agresor psicológico y de humorista fracasado sí es un insulto. ¿Cómo pretendes enseñarnos a reírnos de nosotros mismos si para ello estamos limitando el número de veces que alguien puede acompañarnos? Como ya dijo Miguel Lago, en España hay 42.000.000 de censores, no uno por show como durante el franquismo. Si no te gustan ciertos chistes, no los escuches, porque que a ti te molesten no va a cambiar nada. Me asombra, sinceramente, que puedas creer que alguien puede cogerle odio a una persona por su peso sólo por escuchar a este señor. Simplemente creo que te ha ofendido que alguien delgado se ría de los gordos y has aprovechado el blog para ponerlo a caldo y liberar esa sensación de impotencia. Es lo único que has demostrado.

    • Diego

      Muy acertado este artículo. Es monstruoso la continua muestra de polifobia que se ve a diario en los medios de comunicación; esos mismos medios que se atreven a dar lecciones de ética y moral, después apagan las luces y hasta otro día.

    • Inmaculada Rodríguez Romero

      Para mi las faltas de respeto jamás formaran parte del humor, utilizar el físico de las personas para hacer un discurso discriminatorio como el de este personaje, debería ser censurable, totalmente de acuerdo en que si se tratara de racismo u homofobia nadie defendería a este personaje, pero claro como se trata de pisotear al gordo cuyo único problema es que no hace dieta equilibrada y ejercicio, vamos 100% sedentario y alimentándose a cubos pues hay que machacarlo, inclúyase sarcasmo, ¿Que la realidad es que simplemente es una característica física mas? ¿Que poco tiene que ver con lo antes mencionado? no importa mierda de sociedad y mierda de tío, haber David si fuera como tu con todos los chistes que se me ocurren de tu puta cara podría mantenerme como humorista varios meses.

    • coralmon

      HOLA?! O SEA ALGUIEN SABE LO QUE ES EL HUMOR?! Soy una oyente de la mayoría de los programas en los que participa David y si, estoy rellenita, no soy una modelo y me hace mucha gracia, se entiende que es humor cuando incluso se lo llama a un compañero con el que lleva trabajando bastante tiempo, el problema no son sus comentarios, el problema es que todo el mundo tiende a sentirse ofendido por un chiste que probablemente no tiene ninguna mala intención.
      Por suerte he tenido el placer de hablar unos minutos con él y es una persona educada y agradable con absolutamente todo el mundo peses 60,70 o 120 kg.
      Pensad que detrás de un personaje mediático se esconde una persona.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/devesita/ Elena Devesa

        bueno, eso que dices es un poco obvio… solo faltaba que por pesar 120 tuviera las narices de tratar a alguien mal.
        Pero el ser tan mediático es lo que da importancia a sus bromas, aunque solo sean eso, bromas.
        Y reírse de los gordos es cansino, aburrido y no ayuda a evolucionar, que es de lo que estamos hablando. No hace falta tener mala intención para ofender a la gente.
        ¿En serio te resulta gracioso ver cómo habla de los niños asiáticos con sobrepeso extremo y se burla de ellos? A mi no.

    • Livia

      Pues no sé chicas, a mi con toda mi gordura, que queréis que os diga, no me ofende lo que diga este mozo.
      En primer lugar porque no ofende quien quiere sino quien puede, y en segundo porque yo soy la primera a la que le hace gracia cuando se hace en el sentido general, quiero decir, al mundo gordi, otra cosa son los comentarios que van en concreto a hacer sangre hacia una persona, que sí me parecen deprorables.

    • Paloma

      Para empezar los objetos con más masa son los que ponen en órbita a los demás, no al revés (para hacer humor inteligente primero hay que serlo). Por lo menos estar gordo tiene remedio, pero ese careto de pie encebollao a ver quién se lo quita

      • Slim Charles

        Un objeto con más masa no pone en órbita a nada. Un objeto con más masa atrae con más fuerza a otro con menos masa. Los planetas están en órbita debido a la fuerza inercial que sufren desde su formación en el disco protoplanetario del sol. Antes de insultar, antes de juzgar, y antes de creer; investigar. Porque probablemente david se halla equivocado al decirlo o la autora al transcribirlo, no creo que Broncano no sea conocedor de la naturaleza del movimiento de los cuerpos celestes.

    • Irene

      Pues él con esa cara… como que tampoco está en disposición de meterse con nadie.

    • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

      Chica, vista la entrevista que nos has enlazado, querida amiga Irene, no veo yo por dónde ofenderme en ningún momento. Luego que este chico tenga más talento o no, eso es otro tema. De hecho, me parecen más reseñables las respuestas de algunas personas que las preguntas o comentarios del entrevistador.

    • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

      El humor es asín!!

    • Beateruel

      Es broma cuando nos reimos todos

    • Alicia

      Este tio es patético, y sinceramente a mi mas que gracioso me parece un gilipoyas.

    • https://buymeacoconut.wordpress.com/ Señorita Leo

      He flipado, no conocía a este tipejo. El enlace que tu pone no se ve, pero imagino que será este: http://www.davidbroncano.com/2011/10/el-hambre-en-asia.html
      ¡Menudo pedazo de imbécil!

    • http://youtube.es/srrubik Rubik

      Pues yo, sinceramente, prefiero no entrometerme. Tal vez deberíamos de darnos cuentas cuándo alguien hace un chiste apretando tuercas para dividir al público en dos (los que se ríen y los que se enfadan). Irene, tú obviamente te has enfadado, pero esta no es la forma en la que debes discutir con un cómico que se escuda en su trabajo. Yo mismo he hecho un monólogo sobre gordos y he hecho reír a unas 300 personas que disfrutaban conmigo haciendo chistes y chascarrillos de gordos. ¿Qué diferencia el discurso? ¿Que yo soy gordo y tengo derecho a hacer lo que hice por ello? No, Irene. El reírnos de nosotros mismos es más importante que defendernos ante “ataques” (él dirá que son sólo chistes de humor negro). ¿Por qué? Pues porque es cuando nos reímos de nosotros mismos cuando más fuertes parecemos y más integración conseguimos. De esta manera evitas el enfrentarte a alguien con un debate sobre tu gordura. Si te muestras aceptado, los demás te aceptarán por inercia.

      Un saludo.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/devesita/ Elena Devesa

        Comparto la mitad de tu discurso, pero me parece que la diferencia está en que no tiene nada que ver reírse de uno mismo y que se ria otro de ti.
        Aquí somos expertas en reírnos de nosotras mismas y sacar las miserias a florecer en clave de humor, pero sigue sin hacernos gracia que otros lo utilicen en según qué tono.

        Si este señor le dice a la gente ‘mirad qué divertido es ver a gordos bailar’, es mucho más probable que se rían de ti si te atreves a apuntarte a clases de danza.

        La integración viene de reírnos nosotros, como bien dices, pero no de que se ría el resto.
        He visto a un parapléjico hacer coñas sobre parapléjicos y me he partido, pero no se me ocurriría en la vida hacerlas a mi, fundamentalmente porque no sé lo que es. Pues lo mismo aplicado a un delgado haciendo constantemente chistes sobre gordos.

        • Pamdolls

          Me gustaría añadir.. que además a mi por ejemplo, que no soy gorda me duele y me repatea que se hable así de la gente gorda. No se como a la gente le puede hacer gracia que alguien se burle de los demás de esa manera.. me encanta reírme, me encantan los humoristas buenos.. pero aquellos que se dedican a burlarse de la gente ya sea por ser gordo, flaco, viejo.. mujer.. me dan mucho asco y me ofenden. Y uno se puede reír de uno mismo y de todo.. pero hay que saber hacerlo sin hacer daño y sin que nadie se sienta insultado.

    

    Login