50a825821b80023191fc776e1410fceb
Sex & Love

Por qué no pasar de culo a boca o de culo a chichi

Share on Facebook130Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sí, sabes a qué me refiero. Es justamente lo que estás pensando. Por si no te ha quedado claro o estás siendo víctima de un empanamiento cognitivo y todavía no sabes de qué va la cosa: Hoy hablaré sobre por qué cuando follas por el culo no puedes pasar a follar por el coño o la boca en el mismo encuentro.

20186_35590_mr-bean-cejas_500_251

El quid de la cuestión es sencillo, en este caso el orden de los factores sí altera el producto. Si se mezclan los fluidos de la boca o la vagina con las bacterias del ano y el recto, en este orden, no pasa nada, sin embargo al revés sí. Las bacterias que residen en el ano y el recto se llevan fatal con las que habitan en la vulva y vagina. Lo mismo pasa con la boca. Si además, a esto le sumamos que la mucosa de la boca y la vulva son muy parecidas y existe la probabilidad de tener pequeñas lesiones, cortes o heridas, llagas o enfermedades en encías, que aunque no se perciban, son una vía de entrada directa de virus y bacterias (por ejemplo, enfermedades de transmisión fecal oral como la Hepatitis A o la gastroenteritis), pues imagínate.

calcular_meme

Ya sean prácticas que se realicen juntas o separadas, el sexo oral, el sexo anal o el sexo vaginal son muy placenteras. ¿Dónde está el problema, entonces?

pregunto_belen_esteban

Al ser nuestras relaciones tan estereotipadas y genitalizadas, parece que en la mayoría de encuentros todo gira en torno a ellas y a cómo y qué se supone que ha de ser el sexo en compañía. ¿Nuestra referencia por excelencia? El porno, por supuesto. Parece que seguimos sin caer del burro.

Que no te engañen, la vida real no es una peli porno

Igual que en la vida real los polvos no incluyen posturas imposibles, un cunnilingus de dos minutos escasos, tres horas de mamada con garganta profunda, dos horas y media de coito, cinco orgasmos simultáneos, diecisiete squirtings y una eyaculación masculina en la cara; detrás de esa escena tan maja de sexo anal que te mola y deseas emular, han cortado, se han lavado los genitales, tomado un café, fumado un cigarro, retocado el maquillaje y arreglado el mundo, antes de pasar al coito vaginal o la escena de la felación (solo que tú lo ves seguido y queda como que lo han hecho todo junto y súper ideal).

sorry_gif

Da igual que pasen los años y ni siquiera te acuerdes conscientemente de la secuencia, ya está el inconsciente para susurrarte <<oye, oye, ¿te acuerdas de esto? Vamos a hacerlo>>, sólo que tú no lo notas porque para eso es el inconsciente. Y si no, es un amigo, una amiga, un vecino, el panadero de la esquina o un relato erótico. El pensamiento y el conocimiento de ‘lo que ha de ser’ se extrapola a toda la población y se crea lo que yo llamo ‘el inconsciente colectivo del sexo‘, esa norma no escrita que todos y todas conocemos y es ‘lo que debe ser’ en el sexo. El sota, caballo y rey de las relaciones: masturbación, coito vaginal o anal y sexo oral. Nuestro ‘inconsciente colectivo del sexo’ dice claramente que esas son las cosas que hay que hacer en los encuentros sexuales. ¿El orden? Pregúntale a tu inconsciente colectivo del sexo… ¿qué te dice? ¿Te suena este orden? Masturbación, sexo oral y coito. Ahá, sabía que no me equivocaba. ¿Y si queremos hacer del polvo algo apoteósico y legendario? En plan con mucho morbo, ¿qué te dice? Mezclarlo todo a lo loco. A lo guarro. A la mierda el preservativo. A la mierda la higiene. A la mierda el control de intercambio de fluidos. A la mierda la salud sexual. A la mierda todo.

Volvamos al porno y veamos su relación con este nuevo concepto. Cuando hacen tríos u orgías en los que mezclan la práctica del sexo anal con otras, mandan a la mierda todo y alimentan ese inconsciente colectivo del sexo de mensajes como “mezclar los fluidos de todos los participantes entre sí, follar indiscriminadamente cada agujero de nuestro cuerpo sin tener en cuenta de qué agujero se trate y no usar condón u otro método barrera mola, da morbo y no corta el rollo”. Que no es por el agujero, que es por el orden, a ver si me entiendes, cada uno y cada una que folle por donde quiera. Pero volviendo al tema y a la contraindicación de mezclarlo todo: la culpa no es de los actores, los productores o los directores; la culpa es nuestra por asumir que la ficción es la realidad y que podemos, alegremente, copiar lo que vemos en la pantalla de la tele, el móvil, el ordenador o la tablet. No pensamos que lo que observamos son actores que interpretan un papel, que se preparan para el rodaje, que estudian cada gesto, que entre escena y escena y agujero y agujero hay minutos o incluso horas de margen en las que hacen de todo menos follar, o que se tienen que hacer sus pruebas médicas muy constantemente para poder realizar ese tipo de prácticas sin protección. Y no, tú no eres actor o actriz, y aunque te hagas pruebas médicas para controlar el posible contagio de ITS o tengas el ano y recto muy limpio, es importantísimo que cuides tu salud sexual por encima de cualquier placer que te pueda aportar copiar la ficción (y no sólo basta con usar preservativo, porque tu ano y tu recto pueden estar muy limpios, pero una cosa es lo que ves y otra lo que realmente hay. No es oro todo lo que reluce).

Para que quede claro como sí y cómo no hay que hacerlo, he esquematizado una serie de instrucciones para que no metas la pata con esto del orden de las cosas. Toma nota.

perro_meme

Cómo NO pasar de culo a boca o de culo a chichi

A continuación tienes una lista de cosas que NO hay que hacer:

Practicar sexo anal con…

OPCIÓN 1 … el pene de tu pareja (sin preservativo)

OPCIÓN 2 … los dedos (tuyos o de tu pareja)

OPCIÓN 3 … un juguete erótico (sin preservativo)

… e introducir el pene, los dedos o el juguete, sin antes darles una manita de agua y jabón, en la vagina o boca.

Practicar sexo anal con…

OPCIÓN 1 … el pene de tu pareja (con preservativo)

OPCIÓN 2 … un juguete erótico (con preservativo)

… e introducir el pene en la vagina o boca sin cambiar el preservativo.

Cómo SÍ pasar de culo a boca o de culo a chichi

Y ahora una lista de las cosas que SÍ hay que hacer:

  • Cambiar el orden de las prácticas, sin mezclar: dejar para el final todo lo que tenga que ver con el sexo anal.
  • Utilizar un preservativo distinto para cada práctica
  • Utilizar la barrera dental para realizar el annilingus

La barrera dental es una tela de silicona muy finita que se utiliza para realizar las prácticas relacionadas con el sexo oral. Se coloca la tela encima de los genitales y se pasea la lengua por ella, estimulando así, con silicona de por medio, la zona que se desee.

  • Practicar sólo sexo anal en el encuentro, sin necesidad de hacer antes o después cualquier otra práctica
  • Lavar los genitales, los juguetes o las manos una vez se hayan utilizado para realizar sexo anal y se quiera continuar con cualquier otra práctica sexual
  • Introducir diferentes dedos en la vagina y en el ano, si se desean mezclar ambas estimulaciones (por ejemplo: índice y corazón en la vagina y pulgar en el ano).

Y ahora, ¡a disfrutar!



Login