violencia familiar
  • Querido diario

    Abre los ojos, por favor, mamá

    Share on Facebook282Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Oye mamá, ven un segundo, que te quiero contar una cosa:

    A ver, es que llevo un tiempo saliendo con un tío que me gusta un montón, ¿vale? Lo que pasa es que tiene algunas cosillas que me echan un poco para atrás, pero yo qué sé, cada uno es como es, ¿no? Además tiene otras que me encantan, mira:

    -El otro día, salimos y estuvo super pendiente de mí, de hecho no dejó que se me acercara nadie, no tuve que hacer nada. Luego es verdad que se enfadó un poco y discutimos. Me insultó y me dio un empujón que le dije oye! Pero me pidió perdón, mamá. Yo creo que fue por el alcohol.

    -Su familia es genial; ya sabes que me encantan los niños y él tiene dos hermanas pequeñas. Mientras se duchaba y veíamos un poco el fútbol del otro día, estuve escuchando a las niñas jugar. ¡Qué ricas son! Aunque a veces una pica a la otra y tiene que subir Carlos a poner orden. Para mi fue un poco brusco (y se lo dije, eh?). Porque a una de las niñas la tiró al suelo (yo creo que sin querer) y la dio una patada, y dije ‘¡pero bueno! Esto no puede ser, cariño’. Él me dijo que es que las niñas se portan mal, que hay que enseñarlas a que se porten bien y que acaban con su paciencia. A ver, la verdad es que son muchos años, hasta cierto punto le entiendo. Aunque cuando la dio la patada, la verdad es que me sentí un poco rara.

    -Y bueno por lo demás todo es perfecto :) Es super divertido, le encanta pasar tiempo conmigo, y me adora. Me da penilla a veces, mamá, porque tiene miedo de que deje de quererle y sufre mucho. Yo le he dado las contraseñas de mis rrss para que vea que le respeto y le quiero, porque si no todos los días lo pasa mal y claro, grita y eso, y mira, si puedo ahorrármelo, me lo ahorro.

    -Entre tú y yo: me hace sentir deseada porque siempre quiere… ya sabes. Pero siempre, eh? A veces accedo aunque yo no tenga muchas ganas para que no se sienta mal. Pero me da igual, eso es buena señal: en mí tiene todo lo que necesita. :)

    BUENO… ¿qué te parece, mamá? Probablemente no te encante, ¿verdad?

    Ya.

    La buena noticia, es que toda esta historia (de maltrato) es mentira.

    La mala es que, poniéndote a ti de protagonista, y siendo las niñas tus hijas y las suyas, es real.

    ¿Ves lo que toca ahora?Ahora tenemos que luchar para que sea pasado.

    Ahora tienes que abrir los ojos, por favor, mamá.

    Imagen destacada

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Eva Rita

    Del 92: Feminista, bailarina, casi psicóloga, premamá, Harry Potter fan y adoradora de GOT. No me gusta la pizza con piña, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a comerla. Y así con todos los derechos.

    

    Login