grey-hair-woman
  • Querido diario

    Decidí dejar de teñirme… y no se ha acabado el mundo

    Share on Facebook777Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Vengo a contaros mi revolución personal de este año. He decidido dejar de teñirme el pelo y lucir mis canas con orgullo. Os pongo en antecedentes: tengo 38 añazos y llevo tiñéndome el pelo desde que tenía 20 o así.Primero por moda (la darky que soy en mi fuero interno se moría por el negro azulado) y luego ya por “necesidad” con colores más “normales”, me empezaron a salir canas a los 22 o 23 y aquello ya fue un no parar. Y por el resto de la cabeza están más repartidas, pero por delante parecía la hermana pequeña de la novia de Frankenstein, las tengo casi todas en las sienes.

    Era impensable que se me vieran las canas (¿Qué somos, humanas?) y el pelo me crece muchísimo. Siempre decía que me daba aspecto de “descuidada”, como de “sucia”. Hasta que descubrí (gracias, Pinterest) lo preciosísimo de la muerte que es el pelo gris (insertad aquí corazones y música de violines, me había enamorado). Así que ni corta ni perezosa, en enero fui a la peluquería y le dije a la peluquera “Quiero el pelo gris”. Y me miro como si hubiese perdido la cabeza, parecía estar viendo un unicornio montado en un platillo volante en Narnia.

    Por suerte para mí, es una tía estupenda con la que tengo mucha confianza, así que me dijo que era un proceso largo (había que eliminar toooodo rastro de tinte anterior) y que me iba a destrozar el pelo  ya que necesitaría varias sesiones de decolorante para poder hacerlo (lo tengo castaño oscuro)   Me lo volví a cortar (llevaba un corte bob) y me fui a casa bastante desilusionada.

    Pero soy muy cabezota (herencia de familia) y aquello no iba a quedar así. En febrero me decidí y le pedí que metiera la tijera  para acelerar el proceso de eliminar el tinte y me hizo un pixie asimétrico. Ya que la opción de decolorarme el pelo estaba descartada porque ya lo tenía bastante estropeado, era la mejor solución.

    Pues así ha sido el proceso, he dejado que me crezca hasta casi eliminar el tinte (ahora parece que tengo algunas mechas castañas) y he seguido cortándomelo (ahora llevo un estilo más “mohicano”, más “rockabilly”. ¡¡¡Y estoy encantada conmigo misma!!! No solo me queda bien el pelo corto (ojo, que no lo digo yo, que me lo ha dicho mucha gente) sino que me veo más yo, con más rollo, más  “mejor”. Os envío foto, juzgad vosotras mismas.

    cats

    No voy a engañaros, el camino no ha sido fácil. No solo porque lleva tiempo, sino porque he tenido que aguantar comentarios de todo tipo: “¿Qué no te vas a teñir?”, “pues te vas a echar una pila de años encima”,  y otros mucho más duros en los que se ponía en duda mi orientación sexual por llevar el pelo corto.

    Espero que mi experiencia os sirva para que hagáis aquello que os haga sentir bien, con lo que estéis a gusto. Sed vosotras mismas siempre, sin dudas, sin complejos, sin miedo al qué dirán. A mí, de momento, me está funcionando bastante bien…

    Deolinda Latre

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login