5
  • Querido diario

    ¿Eres una fracasada?

    Share on Facebook215Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Mira a tu alrededor. ¿Cuánta gente crees que tiene más éxito que tú? ¿Y quién crees que ha fracasado en la vida?

    Puede que la respuesta a la primera pregunta sea: Fulanito que tiene dos carreras, un máster, se ha recorrido medio mundo y gana un pastizal.

    O quizá sea: Fulanita que sabe hablar cinco idiomas, tiene un trabajo cojonudo y una casa en el centro de Madrid.

    Para la segunda pregunta, quizá tu respuesta sea: Fulanita no estudió nada, trabaja en una tienda de ropa y vive con sus padres.

    Pues bien, quizá estés equivocado al 100%

    movie home alone macaulay culkin

     

    ¿Por qué el éxito se mide en los estudios y las posesiones que tiene cada uno? ¿Por qué alguien que vive con sus padres y trabaja en algo para lo que no hace falta tener una carrera es un fracasado?

    Quizá la persona que no ha decidido estudiar, que aun vive en casa es muchísimo más feliz que la que tiene dos carreras y ha viajado por todo el mundo.

    ¿Por qué no se mide el éxito en felicidad y no en dinero?

    Piensa en qué es lo que te hace más feliz. ¿Ir al cine con amigos? ¿Leer un libro mientras ves llover por la ventana? ¿Salir de fiesta con tus amigas? ¿La risa de tu hijo? ¿Jugar con tu perro?

    Las mejores cosas que tenemos no se miden en euros, se miden en momentos. Esto es algo que estamos hartos de leer por ahí, de retwittear, de darle a me gusta… pero luego no lo aplicamos a nuestro día a día. Seguimos juzgando a la gente por sus posesiones, por sus estudios y por su dinero. Porque siempre alguien que haya estudiado será mejor que alguien que no lo haya hecho, alguien que viva en Madrid siempre va a tener más éxito que alguien que viva en un pueblo, un médico siempre va a ser mejor que un barrendero, y alguien que pasa sus vacaciones en Punta Cana siempre va a ser mejor que alguien que las pase en Fuengirola.

    LION  excited yay lion happy dance

     

    Y somos nosotros mismos los que nos llevamos a la frustración y al miedo a fracasar.

    “Fulanita está trabajando en McDonald’s y está en un piso de alquiler con dos chicas.”

    “Menganito tiene un Opel Corsa más viejo que matusalén, claro, con el trabajo que tiene…”

    “Pues he oído que nunca ha salido del pueblo, ¡lo que se está perdiendo!”

    ¿No os habéis parado a pensar que quizá esa gente es feliz así? ¿Que disfruta de la vida? ¿Que no necesita más?

     

    Nos presionamos para conseguir cosas, para que nuestros padres estén orgullosos de nosotros, para ser alguien de provecho. ¿Y si no quiero ser alguien de provecho? ¿Y si me limito a ser quien soy, tener el trabajo que me guste, que me dé para vivir bien, rodeado de mi familia y amigos y ser simplemente feliz? Quizá nunca pueda tener un BMW, o un ático con vistas al mar, o vacaciones en París, pero me da igual. Hay cosas en mi vida que tienen más prioridad.

    Y ojo, que yo no intento decir que los que hayáis estudiado, o tengáis un trabajo estupendo en Madrid, Barcelona, wherever, o estéis forrados seáis unos infelices de mierda. Lo que intento decir es que no juzguéis a los demás por lo que han conseguido en la vida, porque puede que sean las personas más felices que conozcáis jamás.

     

    dancing happiness macaulay culkin seth green party monster

     

    ¿Y tú, que necesitas para ser feliz?

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Miss SinCafeína

    Extremeña del 92, potterhead, carnavalera y adicta a la fritanga. Me encantan los perros, el invierno y las comedias románticas. Odio Telecinco. No me callo ni debajo del agua.

    

    Login