simply-be-acid-wash-dungarees-wonder-woman-ginger-e1436786502168
  • Querido diario

    ¿Es bueno decirle a alguien cómo debe vestir?

    Share on Facebook76Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    A nadie le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Todos sabemos que las opiniones son como los culos, todos tenemos uno, y no siempre los demás la comparten. Las mujeres nos pasamos la vida intentando descubrir qué es lo que más nos favorece, faldas o pantalones, ropa ancha o ajustada, maquillaje muy marcado o discreto… Con los años vamos descubriéndolo, cometiendo errores, arrepintiéndonos de las pintas que llevábamos en el pasado y dando una oportunidad a cosas que hace dos días no nos hubiéramos planteado llevar. Nosotras nos conocemos a nosotras mismas mejor que nadie, pero quien más o quien menos, todas acabamos siguiendo un poco lo que se lleva, lo que está de moda, o lo que, por nuestro tipo de cuerpo, deberíamos llevar.

    21-veces-en-que-solo-necesitas-a-tu-mejor-amiga-14

    Las gordas no deberían llevar rayas horizontales, las bajitas no deberían llevar faldas largas, las chicas con tripa no deberían llevar ropa ajustada… Llevamos años escuchando estos consejos y los tenemos metidos en nuestro subconsciente como si fuera un mantra, y lo cierto es que odiamos que nos digan cómo tenemos que vestir. Por eso a veces nos rebelamos y nos ponemos esa camiseta de rayas marineras que tantas veces nos han dicho que no podemos llevar.

    Sin embargo, a veces también nos vemos bombardeadas por otro tipo de ‘recomendaciones’, de esas que nos hacen con todo el cariño del mundo, igual que aquellos que nos dan consejos de adelgazamiento ‘por nuestro bien’.

    • ‘Pues Fulanita es más gorda que tú y lleva crop tops, deberías ponértelo tú también’. – ‘Mmmmmm, no, que ella quiera enseñar su tripa no significa que yo tenga que ir enseñando la mía’.
    • ‘¿Cómo que no llevas tacones porque eres alta?, pues Menganita es igual de alta que tú y se los pone’. – ‘Me parece genial, pero yo voy muy cómoda con mi zapato plano, gracias’.
    • ‘No importa que seas bajita, si te gusta este vestido largo cómpratelo, mira lo guapa que va Zutanita’. – ‘Pues mira, la verdad es que es precioso, pero no me veo con él’.
    • ‘Con la de gordas que hay en la playa, ¿cómo puede ser que te de vergüenza ponerte en bikini?’. – ‘Si, ya sé que hay chicas más gordas que yo, pero soy yo quien tiene que decidir cuándo y con qué prendas estoy a gusto’.
    • ‘Con las tetas que tienes, deberías enseñarlas, mira Fulanita, que escotazo lleva y lo buenorra que está’. – Y  está estupenda, pero yo no me siento cómoda enseñando tanto’.

    Y como éstos mil ejemplos, enseña más, enseña menos, ponte eso, no te lo pongas, atrévete a innovar, vístete sólo con lo que sabes que te queda bien… Todas estas recomendaciones no siempre nos ayudan, al contrario, muchas veces nos hacen sentir frustradas, nos hacen pensar que tal vez no lo estamos haciendo bien, nos llenan de dudas…

    160406-3294-7-Qbgeu

    Todo el mundo tiene su opinión en lo que a vestir se refiere y nadie mejor de nosotras sabe lo que nos favorece y lo que no. A mi no me favorece el color morado, no me gusta marcar la tripa y nunca llevo tacones. Quizá algún día me atreva a cambiar, quizá no, pero si lo hago será porque yo lo he decidido, no por la opinión de los demás.

    Imagen de portada: Gingergirlsays.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Carla Potter

    Historiadora del arte e interiorista. Viajar me gusta más que nada en esta vida. Escribo para desahogarme. Me gustan las cosas bonitas, reírme a carcajadas, remolonear en la cama los fines de semana y ver 'Friends' en bucle como si no hubiera un mañana. Instagram: @summer_in_savannah

    

    Login