Emma-Stone-14
  • Querido diario

    Ocho signos de una autoestima baja

    Share on Facebook333Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Tener la autoestima baja no significa ir llorando por las esquinas, hay muchos comportamientos que son indicio de una falta de confianza en nosotros mismos y ni si quiera nos percatamos de ellos. Nuestra forma de socializar con los demás y de autovalorarnos es un fiel reflejo de nuestra autoaceptación pero por suerte la autoestima no es algo estático, puedes cambiarla con esfuerzo y tiempo.

    El primer paso para aceptarnos es valorarnos, ahí entra en juego la autoestima. Algunas personas no se dan cuenta de la importancia de la autoaceptación hasta que se ven inmersas en una situación de duelo personal como una ruptura. Es entonces, en el momento en que la autoaceptación depende únicamente de ellas mismas, cuando afloran sentimientos negativos como por ejemplo que no son lo suficientemente buenas o que se merecen esa soledad. Detectar una baja autoestima antes de un periodo de dolor emocional puede ayudarnos a sobreponernos con mayor entereza e incluso a aprender de nosotros mismos. Las siguientes conductas pueden ser un signo de una autoestima insuficiente.

    • ¿Saboteas tus relaciones?

    Si has usado la frase «no eres tú, soy yo» más de diez veces en el 2015 tal vez deberías preguntarte si tu autoestima es la culpable de tus fracasos amorosos. Conoces a una personita especial y todo va sobre ruedas, es amable, educada y divertida pero…  ¡ALERTA ROJA! Empiezas a  preguntarte ¿cómo le puede gustar alguien como yo a una persona tan perfecta?

    Cuando las personas sufrimos una falta de autoestima tendemos a poner a prueba nuestras relaciones con el fin de reafirmar nuestro valor. Saboteamos nuestros éxitos amorosos porque tenemos claro que acabarán convirtiéndose en fracasos inevitablemente.

    rejection_tumblr_lxuxq2nTkf1qejlczo1_500

    • ¿Te resulta imposible tomar decisiones?

    Cuando te pasas más tiempo decidiendo que viviendo, ya sea algo tonto como el menú de un restaurante o algo serio como qué carrera estudiar, podrías sufrir baja autoestima sin siquiera saberlo.

    La indecisión puede deberse a la ansiedad de escoger la elección acertada, incluso cuando ni siquiera existe una opción negativa, y la raíz de esa ansiedad se encuentra en lo que los demás puedan pensar de nosotros.

    anigif_enhanced-5572-1405990661-2

    • ¿Atribuyes los éxitos a tu buena suerte?

    Una baja autoestima puede detectarse en la forma de reaccionar ante nuestros logros personales. Si tiendes a pensar que has logrado algo gracias a la suerte en vez de a tu esfuerzo o tu capacidad estás ante una señal de alerta. La autovaloración negativa se asocia a una falta de confianza, pensamos que es imposible o muy difícil haber conseguido el éxito por nuestra cuenta porque no somos suficientemente buenos, así que automáticamente recurrimos a fuerzas ajenas a nosotros.

    tumblr_nb900b30hQ1rw4he4o1_500

    • ¿Te sientes mal si no tienes ningún «me gusta» en Facebook o Instagram?

    Si alguna vez has borrado una foto porque tras varias horas solo ha recibido un par de «me gustas» es evidente que presentas una falta de autoestima. Cuando tu estado de ánimo depende de las notificaciones que recibes en Instagram, Facebook o Twitter, y utilizas las redes sociales como una vía para validar tus sentimientos, tus pensamientos o tus opiniones, estás dejando en manos de otros tu aceptación.

    Las redes sociales son armas capaces de afectar a nuestra autoestima provocándonos ansiedad, pero somos nosotros quienes pulsamos el gatillo. Cuando empieces a notar que la aprobación virtual te afecta demasiado podrías plantearte desconectar un poco. No es necesario borrar todas tus cuentas y encerrarte en una cueva pero sí deberías intentar revisar menos tu muro del Facebook.

    giphy (3)

    • ¿Las opiniones de los demás frenan tu conducta?

    Haz memoria e intenta recordar alguna ocasión en la que una mirada o una frase de otra persona hayan influido en tu comportamiento. ¿Te enamoraste de un vestido pero tus amigas te dijeron que a ellas no les gustaba y al final no te lo compraste? La valoración de los demás sumada a una baja autoestima puede influir negativamente en nuestra conducta.

    La opinión de un amigo, un familiar o tu pareja puede ser muy útil en algunas ocasiones, pero cuando tu autoaceptación está basada únicamente en la aprobación ajena se puede decir que estamos ante una baja autoestima.

    55f586e3ab40d13092015142331

    • ¿Te pones a la defensiva normalmente?

    Las personas con baja autoestima suelen evitar dar su opinión por miedo a la desaprobación o las críticas, y cuando lo hacen tienden a ponerse a la defensiva si los demás no están de acuerdo con ellas. Es muy importante mantener nuestras ideas y creencias pero a menudo nos vence el orgullo y tratamos de defender lo indefendible antes de reconocer que nos hemos equivocado. Debemos intentar considerar las críticas de los demás como información extra que contrastar siempre que se hagan desde el respeto, aprender de nuestros errores es una forma de mejorar tanto intelectual como emocionalmente.

    anigif_enhanced-12742-1428010112-27

    • ¿Te da miedo el cambio?

    Cuando tienes una valoración personal negativa sueles evitar a toda costa los cambios ya que temes ser incapaz de tomar buenas decisiones y avanzar hacia delante. Te conformas con relaciones tóxicas y un trabajo que no te llena porque no crees ser capaz de conseguir algo mejor.

    Como se ha explicado anteriormente la incertidumbre puede ser un indicio de baja autoestima, y si la indecisión está relacionada con un cambio trascendental en nuestra vida, la ansiedad puede aumentar notablemente.

    3057eefeb7e96c11fd7c499a3ebcebcb

    Si te has sentido identificado con alguno de los puntos es el momento de ponerte manos a la obra. Prueba a escribir en una libreta algo que te encanta sobre ti mismo cada mañana al despertarte. Revisa la lista una vez a la semana y verás el subidón de ego que supone. También puedes intentar tomar una decisión rápida cada día sin pensártelo mucho ni pedir consejo a nadie más, ya verás cómo el mundo no da miedo cuando sales de la zona de confort. Algo que debes recordar es que no puedes complacer a todo el mundo, es imposible controlar todo lo que piensan de ti. Finalmente puedes superar tu miedo al cambio desprendiéndote de todo lo negativo que hay en tu vida. Hazlo poco a poco, una vez a la semana di adiós a algo que no te aporte nada.

    Cambiando nuestra actitud podemos mejorar la confianza en nosotros mismos drásticamente, y poco a poco nos iremos liberando de la carga mental que supone intentar complacer a todos. Es hora de vivir tu vida y no la que los demás quieren que vivas.

    Imagen destacada.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Marina Pinilla

    Escribo sobre psicología por amor al arte y a la ciencia, no necesariamente en ese orden. 🗨️ [email protected]

    

    Login