portada
  • Querido diario

    Oda a lo real

    Share on Facebook825Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    El amor real es siempre mejor que uno platónico. Una prenda de ropa sobre mi cuerpo es claramente mejor que su foto en una revista. Un buen plato de comida casera está mejor colocado en la mesa frente a mí que en una foto subida a Instagram. Y, parafraseando a Stan Lee: “ver un par de tetas en una pantalla es genial, pero tenerlas entre las manos es absolutamente mejor.” Por todo esto y muchas cosas más me atrevo a decirlo a voz en grito: lo real siempre es mejor (menos en el caso de las fantasías sexuales, pero esa es la excepción que confirma la regla).

    Todos de acuerdo, ¿verdad? Ahora bien: ¿nunca os habéis parado a pensar por qué cuando se compara una foto de una celebrity photoshopeada con una real, la real es siempre la “mala”?

    Yo, personalmente, no lo había pensado nunca hasta que vi una foto de Scarlett Johannson al natural frente a otra de una revista y, para mi sorpresa (o no), me gustó mucho más la primera (mi lado homosexual sale a la luz con esta mujer, no puedo evitarlo).

    Captura de pantalla 2015-01-30 a la(s) 14.38.58

     

    No son pocas las veces que se nos bombardea con este tipo de comparaciones: una mujer impresionante en la portada de una revista frente a otra que (¡Sorpresa!) tiene celulitis, las tetas caídas, estrías y algo de tripa. Y resultan ser la misma persona. Y la gente se vuelve loca cuando las ve. Y se alegran y comentan lo maravilloso que es ver “que está igual que yo, al final tanta fama no sirve de nada.”

    Pues, ¿sabes qué? A mí no me alegra que tengan tanta celulitis en los muslos como yo, no me alegra que el bendito Photoshop haga milagros. A mí me alegra que esas mujeres sean reales. Me alegra que sean de carne y hueso y esa celulitis me parece jodidamente preciosa y me emociona cada vez que la veo. Me alegra ver que, por mucho pincel de Photoshop y por mucho retoque o filtro que haya de por medio, al final lo único que sirve es lo real.

    Captura de pantalla 2015-02-02 a la(s) 21.20.55

    Después de mucho pensarlo, he llegado a la conclusión de que lo que realmente siento por estas mujeres es verdadera admiración. ¿Por qué? Pongámonos en la situación de cualquier celebrity que pase a diario por el demonizado programa de retoque: todo el mundo piensa que eres perfecta, que no te sobra un ápice de grasa en tu cuerpo, que tu piel es tersa y suave, sin un solo granito o lunar que interfiera en dicha perfección. Sin embargo, esto no es real y tú lo sabes; y la gente también debería saberlo, pero no es así. Ahora, imagina que tienes que salir a la calle, donde no hay Photoshop; tienes que salir con toda tu realidad, con todas tus desconocidas imperfecciones, tu celulitis y tu barriga. Tienes que salir con tu pelo de afroamericana real, con tus rojeces en la piel, y con tus tetas que empiezan a caerse. ¿Cuál crees que será la reacción de la gente que te vea? Exacto: la misma reacción de los que ven esas fotos y se alegran de que seas imperfecta. Pero bueno, ¿qué puedes hacer al respecto? Solo una cosa: ser aún más real.

    Captura de pantalla 2015-02-02 a la(s) 21.22.11

    Captura de pantalla 2015-02-02 a la(s) 21.22.28

     

    Porque al final de la historia la realidad es lo único que nos queda. Porque algún día ni siquiera el photoshop nos podrá poner guapas y perfectas, y solo nos quedará la realidad por delante. Una realidad que enseñarle orgullosa al mundo, sin miedo y sin necesidad de ser valiente.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Andrea Nuñez

    Canaria aventurera en tierras peninsulares. Estudiante de Bellas Artes. Me encanta dibujar mujercitas, y lo hago todo el rato. Me gustan mucho los lunares porque son tan redonditos como yo, y no me gusta la piña. La piña pincha.

    

    Login