maxresdefault
  • Querido diario

    Pasos para intentar no cometer un sincericidio

    Share on Facebook93Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Sincericidio, neologismo no recogido por la RAE que vincula dos cosas: sinceridad + suicidio. Básicamente viene a significar llevar la sinceridad al extremo, sin pensar en los sentimientos de la(s) persona(s) que tenemos enfrente.

    A veces me da por pensar que la sinceridad está sobrevalorada y es todo culpa de este sincericidio imperante. No estoy diciendo que la sinceridad no sea necesaria en determinados momentos, no me malinterpretéis. Simplemente creo que es un arma un poco peligrosa y que hay que saber usarla con sentidiño si no queremos ofender a nuestro interlocutor. Esto tampoco quiere decir que tengamos que convertirnos en personas falsas o hipócritas, todo lo contrario. Lo que hay que hacer es buscar ese equilibrio y ser personas reflexivas que valoren hasta donde podemos llegar con nuestras opiniones. Por eso hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

    – No vale escudarse en eso de “yo es que soy una persona muy sincera” para decir lo primero que se te pase por la cabeza. Si no te piden una opinión sincera sobre un tema en concreto, mejor quedarse calladita.

    – Antes de querer ser “sincero o sincera” con los demás, hay que serlo con uno mismo. Si no, no cuela.

    giphy (2)

    – En ocasiones es mejor pecar de prudente que de maleducada. Tendríamos que aplicarnos más eso de “si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”, por una cuestión de educación y de convivencia.

    – IMPORTANTE: tener la necesidad de opinar sobre el cuerpo y el físico en general de los demás no es sinceridad, es body shaming. Grábatelo en la cabecita. Y si opinas sobre su vida sexual tampoco es sinceridad, es slut shaming.

    – Empatiza con la realidad de la otra persona. No siempre es fácil, cada uno jugamos con nuestro sistema de valores y, aunque suelen existir muchos puntos en común, es muy raro coincidir al 100%. Muchas veces la sinceridad viene cargada de juicio moral y hay que tener mucho cuidado con eso.

    giphy (4)

    – Vivimos en la era de la opinología. Está bien que te sientas libre para exponer tu punto de vista sobre cualquier cosa, pero asume las consecuencias y piensa bien si te compensa o si tu crítica, por muy sincera que sea, es algo constructivo.

    – Mentir tiene muy mala prensa, pero a veces mentir un poquito es una demostración de amor y de buen hacer. Por ejemplo, si tu amiga está pasando una etapa horrible, quizás no sea un buen momento para decirle que deje de mirarse el ombligo porque quizás mirarse el ombligo sea justo lo que necesita en ese momento.

    Emily Gilmore cometiendo un sincericidio muy necesario...

    Emily Gilmore cometiendo un sincericidio muy necesario…

    Cada uno tendrá su propia opinión sincera (jijijiji) sobre este tema, pero repito que es muy importante tener en cuenta a la persona que tienes delante a la hora de exponer tus pareceres sobre sus cosis.

    La foto de portada es de Sharay Abellán haciendo un cover de la canción de Leiva (sin ser yo nada de eso).

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Romero

    Politóloga y divina. Defensora a ultranza de la cultura popular y del pecho grande y natural. Sufro de la terrible enfermedad de lo cuquis pero intento llevarlo con dignidad.

    

    Login