help
  • Querido diario

    PIDE AYUDA

    Share on Facebook337Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Tengo un trastorno alimentario. Lo que se conoce como trastorno por atracón. Fui diagnosticada y estoy en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde el pasado mes de septiembre. Desde hace un par de años era perfectamente consciente de lo que me estaba pasando, pero por vergüenza, por miedo, por aquello de “no me puede pasar a mí esto”, no se lo contaba a nadie y le quitaba la importancia que tenía.

    La cosa, por supuesto, no hizo más que empeorar. Era evidente incluso a simple vista (en los últimos tres años he engordado unos veinticinto kilos) pero lo peor de todo era mi situación psicológica. Estaba realmente desesperada y por primera vez en mi vida no sabía qué hacer.

    Por fin, decidí pedir ayuda. Una hija siempre recurre a su madre, y yo tuve que decirle a la mía “mamá, engullo como una drogadicta, necesito ayuda”. A ella no le fue fácil de entender, pero por suerte confió en mí y me buscó un psiquiatra, un psicólogo y un endocrino.

    No ha pasado ni un año desde que comencé el tratamiento, y ha sido y está siendo muy duro. En febrero tuve una recaída bastante complicada, de la que salí más gorda y más hundida a nivel psicológico, pero no me pienso rendir, simplemente porque no quiero rendirme. Mi motivación no es estar más guapa, no lo hago porque me sienta acomplejada o para poderme poner la ropa que me gusta. Eso, con todos mis respetos, a mí me parece una bobada. Mi única motivación es recuperar el control de mi vida y llegar a poder pasar un solo día sin pensar en qué cosas maravillosas podría estar comiendo.

    Al parecer, esta reeducación o reprogramación de mi cerebro, como me dice mi psicólogo, llevará años de trabajo, y repito que está siendo muy difícil, es una lucha constante conmigo misma. Pero aunque esté siendo difícil, estoy haciéndolo porque quiero.

    He querido escribir esto porque tengo la esperanza de que pueda ayudar a alguien. Si ahora mismo hay alguna persona tan desesperada como estuve yo el año pasado, tan incomprendida, y leyéndome a mí se anima a contar su problema, me sentiría mil veces más orgullosa de mi “trabajo” (o hobby, que a los que queremos vivir de escribir raramente se nos considera trabajadores) que cuando me comentáis lo mucho que os reís con mis artículos.

    No somos supermanes ni superwomans, a veces simplemente tenemos que pedir ayuda. Y seguro que siempre habrá alguien dispuesto a ayudarnos. ¡Gracias mamá por ser tan infalible!

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    • Violette

      Yo el año pasado pasé por esto también. Por suerte ya estaba yendo al psicólogo y empecé rápido con la terapia, aunque todavía estoy bajo supervisión.
      Mucho ánimo!!

    • Bevan

      En tratamiento después de tiempo dándole vueltas a haber leído esto, de verdad que gracias. MUCHAS GRACIAS. Sigo fatal pero al menos ahora veo salida, antes estaba tan hundida que se me hacía imposible ver nada. No llevo ni un mes pero quiero que sepas que este artículo fue en parte impulso para tomar consciencia y pedir ayuda, así que GRACIAS :) <3

      • Perradesatan

        memosiono <3

    • Lalilolaloleilo

      Yo tambien estoy en tratamiento por lo mismo en una Unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria, tienen mucha experiencia y tanto el psiquiatra como la psicologa y la enfermera que me llevan se comunican entre ellos. Yo estoy muy contenta desde que he empezado (aunque no llevo mucho tiempo), porque estamos abordando el problema casi sin hablar de la comida en si, sino de lo que me lleva a comer.
      Dio la casualidad de que en la puerta de la consulta coincidi con una chica bulimica con trastorno por atracon y otra chica que era bulimica y ahora es anorexica, y las tres llegamos a la conclusion de que nuestras enfermedades son las dos caras de la misma moneda.
      Te doy la enhorabuena por haber elegido el camino correcto, es un camino largo, pero mucho mejor al final. Otra gente se pierde en dietas y estupideces que al final son un parche para el problema, tu has tenido valor para ir a la raiz, felicidades!

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Choca, amiga de trastorno o/

        • Lalilolaloleilo

          \o Choca! jajajajajaj

    • Denise

      Hola, no pensé que existiera este problema, pero ahora que lo has publicado y reconocido (lo cual me parece admirable), me he dado a la tarea de buscar más respecto al tema, y entonces he caído en cuenta que me pasa igual, pues solo sabia de la bulimia y anorexia en cuanto a trastornos alimenticios, y yo me decía: “yo no tengo ningún problema de trastorno alimenticio, porque no soy delgada como esas chicas que lo padecen”, pero bueno así que creo que tengo este problema pues constantemente pienso en la comida, y también me doy atracones de comida, que en un abrir y cerrar de ojos he podido acabarme media alacena, así que después de leerte pienso buscar ayuda profesional, muchas gracias.

    • Mar

      No sabía de la existencia de este trastorno, pero por lo que comentas y por lo que veo por aquí yo lo he parecido y aun lo padezco.
      Me encuentro actualmente en tratamiento psicológico y psiquiátrico por otras razones, ya que padezco insomnio (he llegado a estar 4 días sin dormir, pensaba que me volvería loca).
      Hace poco más de un año conseguí adelgazar 27 kg. Yo estudiaba en la UNED pero decidí cambiarme a la Universidad Politécnica por darle un empujón a mi carrera, el problema es que me he auto exigido tantísimo que en un año he vuelto a engordar todo lo que perdí y además he empezado a tener problemas de sueño.
      Lo más importante es que he pedido ayuda, quiero llegar a prescindir de la medicación porque lo cierto es que mi psicóloga es una persona estupenda y me está ayudando mucho con el tema de mi autoestima.

      Para mi un psicologo era un poco un tema tabú, pero lo cierto es que todos necesitamos uno, las cosas nos irian mucho mejor.

    • https://twitter.com/SilMills20 Silvia

      Hola Beatriz!

      La verdad es que sigo tus andanzas por twitter desde que estabas por Nueva York y aunque pocas veces hemos interactuado en mi casa tu cuenta es más que famosa ¡Incluso por ti me empecé a hacer fan de milenio 3 y Cuarto Milenio! XD

      Siempre me ha gustado mucho cómo te referías a ti misma, tu aparente falta de complejos y esa autonomía en la que no necesitas de nadie para hacer de todo.

      Quiero decirte… como ex-gorda XD que TODO es posible. Eso que parece tan complicado de entrada, en un año se ve con otros ojos, la cuestión es empezar, que tu mente haga “click” en un momento dado, ESO es lo difícil.

      Yo mido 1,60 y llegué a pesar unos 75kg que seguro fueron alguno más. Aunque dijera que no, estaba treméndamente acomplejada. Adelgacé con malas artes y quedan secuelas de aquello, sobretodo psicológicas porque siempre hay tentaciones de volver a lo “fácil”.

      Mi consejo siempre es PACIENCIA. Aprender a comer no es complicado pero sí lento, y que no te engañen… ¡NO HACE FALTA PASAR HAMBRE! ni quitar grasas o hidratos de la dieta ¡ni si quiera llamarlo dieta! se puede comer de TODO, solo hacen falta buenas combinaciones de alimentos y horarios. Combinado con ejercicio los resultados se empiezan a ver muy pronto, sobretodo al principio y una se siente muchísimo más orgullosa de si misma por hacer lo que nunca habría creído posible.

      “Adicto” al gimnasio tampoco te haces en dos días, pero poco a poco, en cuanto vas viendo el más mínimo cambio en ti misma, se va con más gusto, incluso llega un momento en el que es una “obligación” diaria (o 2- 3 – 4 veces semana) de las que no te saltas por puro gusto, conoces otro tipo de gente, te echas unas risas, desconectas… es sano hasta mentalmente. Yo he aprendido a disfrutarlo muchísimo… y he hecho otro tipo de amigos. Personalmente estaba “agotada” de estar siempre con la misma gente del colegio, universidad, trabajo… todos tienen distintos objetivos, unos adelgazar, otros a ponerse cachas o lucirse, pero la inmensa mayoría va a pasar un buen rato, incluso a socializar, desconectar de sus vidas… y encuentras gente estupenda.

      Yo empecé con spinning por adelgazar… adelgacé, y decidí tonificar, así que agregué BodyPump… luego Core, luego directamente sala… BodyAttack, BodyCombat… ¡hay que probarlo todo! ahora estoy preparando cursos de nutrición y monitora de ciclo indoor. Actualmente peso 53kg, estoy tonificada y no varío de peso desde hace 2 años comiendo absolutamente de TODO, y mucha más cantidad de lo que comía estando gorda. Sí, hasta pizzas, hamburguesas, magdalenas… XD no como norma pero si los fines de semana. Y para qué te voy a engañar… durante el día también pico en algún momento, cuando el cuerpo se aclimata te puedes permitir licencias, tampoco hay q ser una nazi de la alimentación para llevar una vida sana XD

      Lo duro no es empezar, es querer… y si ya se está convencida el resto viene “solo”, la único necesario es un poquito de fuerza de voluntad al principio. El cambio no es solo físico, que al fin y al cabo no es lo realmente importante, se cambia mentalmente. A mi me cambió la vida… aprendes incluso a organizarte mejor, horas fijas de comer, de cocinar, de gimnasio… hacen que tengas que planificar también mucho mejor tus horas de estudio, trabajo, salidas… ¡yo empecé hasta a llegar puntual a los sitios!

      Mucho ánimo, y aunque no soy ninguna especialista en nada, todo lo que he aprendido ha sido con paciencia, libros de nutrición (de nutrición, no de dietas milagro), mis monitores de gimnasio (pídeles ayuda siempre que la necesites, para eso están…) y tiempo, si quieres recetas sencillas y ricas o cualquier cosa… estaré encantada de echarte una mano. Comer sano no está reñido con comer cosas ricas… hay postres caseros que están para morirse.

      Aunque no lo creas, leerte a mi me ayuda un montón, no solo porque me eche unas risas la mayoría de las veces con tus locuras, sino porque aprendo a valorarme, ver que las personas no somos únicamente un trozo de carne y que lo realmente importante es el coco 😉

      Un beso!! y mucho ánimo!!! al final merece la pena =))))

      Silvia

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Mira, a mí lo de engancharme al gimnasio no creo que me pase nunca…

    • Pamdolls

      Perradesatán esperaba uno de tus post de troncharme de risa y me encuentro con esto…
      No me ha decepcionado en absoluto, me ha impactado. Eres una gran persona, compartir esto no tiene que ser nada fácil.. y puede ayudar a mucha gente. Ya no solo a quienes lo padecen si no a los que por desconocimiento no entienden esto. A mi me ha abierto los ojos a algo que no sabía ni que existía …
      Espero que con tu post mucha gente se conciencie… que la gente se lo piense un poco antes de juzgar a los demás y que tenga más respeto y comprensión por estas cosas.
      Un abrazo y mucha fuerza.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        ¡Qué estupendo todo!

    • Yas

      Pues la verdad es que no sé si yo también tengo esta enfermedad. Hay veces en las que no puedo parar de comer aún habiendo comido mucho y soy de las que les encanta el dulce, así que bollos, tartas, donuts… vamos, todo lo malo y con azúcar lo engullo. He llegado a comerme solita medio paquete de galletas maría. Voy a intentar controlar esto y si no puedo pediré ayuda. Enhorabuena y gracias por compartir esto, eres mucho más fuerte de lo que crees.
      Ánimo y a seguir!

    • Paloma

      Hola Perra de Satán. Mucho ánimo, y no te rindas nunca.
      Yo también sufrí un trastorno alimentario (anorexia), que conseguí reconocer y tratar justo antes de que se pusiese serio como para perder todo lo que importaba. Es difícil, y muy muy duro por que los trastornos psicológicos te acompañan toda la vida… hace unos cuatro años que la situación está más o menos controlada, estoy en mi peso, pero el problema entre mi cerebro y mi imagen y la comida sigue estando ahí, latente, aunque ahora coma más y haya cogido algún kilo. Mucho ánimo y no te despeseres, piensa en toda la gente que te quiere y lo duro que es, también para ellos, verte sufrir. A mí es de lo poco que me da fuerzas cuando más lo necesito. Un abrazo y un saludo.

    • Esther

      Es muy valiente de tu parte haber reconocido el problema y haber buscado ayuda. Te deseo todo lo mejor.

    • algúndíamequerré95

      Perra de Satán, muchas gracias por este post, necesitaba leer tus reflexiones para poder hacer las mías.

      Mi relación con la comida siempre ha sido un poco “especial”. Me gustaba comer, (sobre todo las llamadas bombas calóricas; los bollos, las chuches, la pasta, los helados, las patatas fritas…) pero eso no llegaba a afectar mi salud porque nunca me pasaba, no hasta que entré en la universidad.

      Dieciocho años recién estrenados, ciudad nueva, gente nueva, media independencia de mis padres… Ahí fue cuando empezaron todos mis problemas.
      Desde siempre he tenido problemas relacionados con el control de la ansiedad – me estreso muy fácilmente, sobre todo a la hora de afrontar problemas y tiendo a exagerarlos. ¿Y cuál ha sido mi manera de ‘desestresarme’? Pues comiendo. La comida lo era (y es) todo para mí. Me siento mal – como porque “me merezco animarme”. Me siento bien – ¡vamos a celebrarlo con un paquete entero de oreos doble crema! Y cuando me daba cuenta de que me había comido una barra de pan, un paquete de galletas, media tarrina de helado y una bolsa de chuches ya era demasiado tarde. Y seguía comiendo, porque ya que estaba…

      Y se me fue de las manos. En poco más de seis meses engordé diez kilos. Bajo la obligación de mis padres me puse a dieta, me apunté al gimnasio, y de verdad que lo intenté… Pero los atracones siempre vuelven. Tengo épocas en las que bajo unos seis – siete kilos, pero la felicidad me dura poco, ya que recaigo y éstos vuelven a subir. Estas últimas semanas llevo una mala racha, estoy peor que cuando empecé.

      Me doy asco. No sólo físicamente (a causa del sobrepeso que yo misma me he buscado), psicológicamente más todavía. Porque siento que he perdido el control. No puedo ir al supermercado y salir de él sin por lo menos una bolsa de comida basura. No puedo evitar los atracones que me dan varias veces a la semana, me como todo lo que me encuentro por la cocina. Paso muchísima vergüenza cuando alguno de mis amigos me llama la atención al ver diecisiete paquetes vacíos de galletas en mi bolso, o un bote de nutella debajo de mi cama. Hay veces en las que salgo del gimnasio después de un duro entrenamiento y me compro una coca – cola y una bolsa de doritos durante el camino a casa. Y me lo como todo antes de llegar, para que mis compañeros de piso no se enteren.
      He llegado a llorar mientras comía, pero aún así no he podido parar.
      No tengo a quién recurrir. Mis padres se enfadan cuando me ven cada varias semanas porque cada vez estoy más gorda y más deprimida, cosa que afecta a todos los ámbitos de mi vida (las amistades, los estudios, las parejas…) pero para ellos la única solución es que le eche ganas. Y yo se las echo, pero me duran dos-tres semanas en las que adelgazo, pero luego todo vuelve, tanto los atracones y los kilos.
      A ésto se le suma el hecho de que sufro de SOP, y no hago más que empeorar todos los síntomas que conlleva. Tomo metformina (tengo insulinorresistencia también) desde hace dos años pero como no va a acompañado de una dieta correcta, no hay mejoras.

      Siento el testamento pero necesitaba desahogarme. Parece que desde el anonimato la vergüenza se puede sobrevivir…

      Perra de Satán, te admiro por haber conseguido sincerarte y admitir tu problema, por haber sido capaz de buscar ayuda. Espero poder hacerlo yo también algún día… Espero poder salir de esta mierda.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Tú acabas de admitir tu problema también, así que solo tienes que ayudar a entender a los que te rodean lo serio que es, y, ya sabes, pide ayuda. No tienes por qué hacerlo sola.

      • MARIA

        Hola chicas, primero no estáis solas. Se lo que es , se lo que es comer por aburrimiento, por depresión, por sentirme bien..
        Siempre había sido una chica rellenita me sobraban quilos pero era normal , comía guarrerias si pero eran cantidades normales en situaciones normales.
        Todo empezó cuando tenia 16 años y entre en una de las peores épocas de mi vida hasta hora. Esto desencadeno a comer cantidades de comida que no eran normales , a comer en horas que no eran normales y a comer guarradas que no eran normales.
        Si estaba deprimida comía , si estaba alegre comía , si me aburría comía, si quería ver la tele comía.
        Iba al supermercado y eso era el festín que si patatas fritas, kit kat, napolitanas.. no me privaba de nada.
        Como podeis imaginar mi vida personal era un desastre tanto por amigos,estudios o novios. Eso implicaba a que no me gustaba a mi misma y me hacia comer más ya que bueno una de las cosas que más me gusta es irme de compras y lo siento pero a mí si que me influía no entrar en una xl de zara.
        Llegue a pesar 92 kilos y a usar una 110 de pecho . La situación era ya insostenible hasta que un día mi madre me pillo y siempre voy a estar agradecida a eso ya que me dí cuenta que tenía un problema.
        Fuimos a una enfermera y en unos 4 meses perdí hasta quedarme en los 80 kilos, ahí ya empece a cambiar y gracias a dios no volví a ser tan autodestructiva con mi cuerpo.
        Empecé la universidad y lo deje a un lado. De vez en cuando hacia dieta pero tampoco aguantaba mucho.
        Todo fue hasta el año pasado que decidí adelgazar para sentirme bien conmigo misma,para quererme y sí para meterme en una m de zara.
        Después de un año he cumplido mi objetivo , peso menos de lo que me proponía desde un principio , ya no como por ansiedad ni aburrimiento, me quiero a mi misma y mi relación con la comida a pasado a ser algo funcional y casi por necesidad.

      • MARIA

        Primero de todo quiero decirte que sí un día te querrás y verás que todo lo que pensabas y a todo lo que tenías miedo era solo tontadas y que alguien te querrá tanto que te olvidarás de todas las inseguridades que tenías.
        Se lo que te pasa porque lo he sufrido yo misma pero tienes que ser valiente y dar el paso. Yo no me gustaba, me miraba al espejo y me deprimía , iba a Zara y me deprimía.
        Un día dije hasta aquí que esa no era yo , hasta ahora.
        Se también lo de los atracones , lo de comer a escondidas , a ir al supermercado y ser la más feliz del mundo , se lo que es comer cuando estas mal , se lo que es pesar 92 kilos y ver que la gente se ría de tí.
        También se lo que es la sensación de no gustarte, de no gustarle a ningún chico, que nadie se fije en tí, que tus amigas te excluyan la hora de tí, que se rían en clase .
        Pero sabes que te digo , que cuando pegues el cambio y empieces a gustarte a ti misma y veas en el espejo lo que hay todo cambiará.
        El cambio psicológico yo creo que es el más dificil , por lo menos a mi es que más me esta costado pero todo va implícito y si a mí alguien me llega a decir a los 17 años todo lo que estoy haciendo, que estoy llevando la s en inditex y que estoy gustando a los chicos me hubiera reido a carcajada limpia.
        Con la comida es hacer click , y hazme caso cuando hagas el cambio y seas fuerte nada volverá como antes.

      • https://mialteregoblog.wordpress.com/ Mi Alter Ego

        Acabas de describir a la perfección mi situación. Gracias. Y después de leer todo esto, el jueves, iré con un poco más de fuerzas a mi primera sesión con el psicólogo.

      • Lalilolaloleilo

        Hola! Yo desde mi experiencia te puedo decir que hacer ejercicio y dieta cuando se gana peso es como pretender que no te salgan ronchas por urticaria si dejas de rascarte. Lo que hay que tratar son las ronchas Y la causa de la urticaria. Ve cuanto antes a tu medico de cabecera e inicia el proceso, no te vas a arrepentir. Y sobretodo se clara a la hora de decir que tienes atracones, que si no van a empezar con la receta milagrosa de ejercicio y dieta.

    • http://www.milpesetasdechuches.es Meritxell

      Yo soy una de las que he llorado de risa con tus anteriores posts pero en este quiero mandarte todo mi ánimo y mi fuerza porque conozco perfectamente el camino que estás recorriendo. Y, por supuesto, mi admiración por tu lucha.

      En mi caso, estuve en tratamiento en un centro especializado en TCA justamente por padecer trastorno por atracón. Es cierto que el proceso es lento, estuve tres años en terapia y ahora ya hace dos y medio largos que estoy dada de alta y viviendo la vida que me toca y que la comida en cierta manera me arrebató. Ahora bien, nunca me despisto de este tema ni me despistaré, sólo que ahora lo controlo yo a él y no al revés… Seguro que sabes lo que quiero decir.

      Recuerdo que en terapia yo siempre decía que me gustaría conocer a alguien que ya estuviera “al final del camino” y no en tratamiento y conocí a pocas personas, así que por eso, cuando ya me he considerado recuperada desde hace años en un 99% (el 1% es el que no me despisto) creé mi blog al que te invitó por si te puede servir de ayuda en tu proceso personal: http://www.milpesetasdechuches.es

      Hay muchas personas recuperadas pero pocas lo hacemos público, algo así como si nos sintiéramos avergonzadas de haber padecido este trastorno. Imagínate lo tabú del tema que incluso persiste una vez dadas de alta.

      Mucho ánimo de nuevo! Un abrazo

      Meritxell

    • María

      Weloversize me ha enseñado a lo largo del tiempo gracias a historias como la tuya que yo no estaba sola. Con 14 años empecé con los atracones propios de el comedor compulsivo, que cesaron a los 15 por un breve periodo de tiempo y que hoy, a los 17, también están pausados. Cada día es una lucha interna entre ese instinto primario de comer y comer y el racional que me dice “para”. No he sido capaz de acudir a terapia nunca, por vergüenza o miedo, e internet ha sido mi vía para intentar eliminar ese trastorno de mi vida. De momento lleva 4 meses bajo control y espero que siga así.
      Gracias por compartir historias de este tipo que nos dan esperanza a los que aún estamos en el túnel.

    • Angélica

      Hola! Yo también lo tengo diagnosticado, y también pedí ayuda, pues engordé 40 kg y cuando me ví en situación de querer quedarme embarazada, me dí cuenta del problema tan grave que tenía. En mi caso no funcionó bien, más que nada, porque creo que deberían de darte cita más a menudo, no cada año, como me la dan a mi. Creo que es un problema que debería de tener un seguimiento más exaustivo, para evitar recaídas. De todas formas eres una persona muy valiente, tienes apoyo y no estás sola. Puedes conseguirlo, ánimo!

    • Cris

      Hola :)
      Creo que es de los TCA menos conocidos y por eso mismo la gente tiende a restarle importancia. Yo también lo sufro, pero por suerte, tuve la decencia de ir a una psicóloga. Muchas veces, la gente asocia los TCA a problemas de imagen corporal cuando la cosa es que no es así ¿Acaso las películas americanas no nos enseñan a mujeres destrozadas por una ruptura zampandose toda la nevera y acabando con una tarrina de chocolate? Pero no sé le pone nombre. Por desgracia, nos ha tocado sufrir la forma más visible de este TC que es a través de la comida. Pero bien podríamos habernos vuelto alcoholicas o ninfómanas perdias :)
      El caso es que creo que lo más difícil en mi caso, fue decírselo a mi madre y a mi hermana, pero una vez que lo dices, es como si soltarás todo el aire que estuvieras conteniendo porque no tienes que ocultar nada. Es una carga muy pesada el llevar este tipo de trastornos en secreto por pura vergüenza. Y más cuando es eso, que es un problema de salud emocional que tiene repercusiones físicas. Para los demás, solo serás una persona que ha descuidado la dieta o que no hace ejercicio.
      En fin, que hay muchas así. Por suerte tengo que decir que es un bache que estoy dejando atrás pero claro, nunca te puedes fiar de no caer, porque, en mi caso, tengo que tener mucha fuerza de voluntad para pensar “es un problema real, piensa en una solución real, la comida es solo una cortina de humo”
      Un saludo, y espero seguir tus progreso

    • Bego

      llevo semana a dandole vueltas al tema, yo tb acabo de pedir ayuda, el jueves voy al médico. Tu lo sabes, perradesatan, la vida de locura en Londres te arrastra a la depresión, al “comfort eating”, a tratarte a ti misma como un animalito y a recompensarte cn un muffin, un donut y un cheesecake por haber caminado a casa en lugar de haber cogido el bus… Soy adicta al azúcar, a los embutidos, a todo aquello q me haga sentir bien… Aunq sea solo x 5minutos. Luego me siento culpable, me digo q ha sido la última vez, q voy a cambiar, que no volverá a pasar… Lloro, me siento triste, me como una magdalena untada en nutella… Y vuelta a empezar… Gracias x este artículo. A partir de este jueves empezara mi gran reto.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Pues muchísimo ánimo!!!!! Lo peor va a ser luchar contra tu propia mente que te dice “bah, si por un trocico de pan con chorizo no pasa nada” y al final te has comido media barra, pero si pones de tu parte lo vas a conseguir!

    • Mara

      Hola
      Hay una chica de Zaragoza que quizá os pueda echar un cable (al menos para ver que no estáis solas) echad un vistazo.

      https://www.youtube.com/user/vivirparacomer/videos

      https://www.facebook.com/comedoraemocional

    • Elena

      No puedo estar más orgullosa de ti y de lo que has hecho. Un paso valiente como el que has dado seguro que ayuda a mucha gente, más de la que puedas creer. ¡Vales oro, amiga!

    • Raquel

      Mucho ánimo y se fuerte, aunque viendo este texto seguro que eres más fuerte de lo que piensas. Sé que es duro, lo veo en mi madre que sufre algo muy parecido y tengo que ayudarla sin que se entere porque no lo acepta. Has dado un paso muy importante, aceptándolo y pidiendo ayuda, asi que siéntete muy orgullosa sin necesidad de que nadie te lo diga.
      Un abrazo!

    • IRIA

      Me parece muy interesante tu historia. En mi caso, creo que también lo padezco, pero cuando se lo comenté a mi familia es como si no me creyesen y dicen que es un problema de “falta de voluntad”. La verdad, no lo sé, paso temporadas en las que la vida es más tranquila y soy perfectamente capaz de llevar una dieta equilibrada y bajo de peso y todo es maravilloso… Pero pasa “algo” y… me pierdo. Y cuando me pierdo, como. Tampoco sin control, pero como mucho, como cosas que no debo y sin ser plenamente consciente (me parece a mí) de cuanto estoy comiendo en realidad… He pensado en ir directamente yo a un psicólogo pero me da muchísima vergüenza :(

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Si notas que tu familia no lo entiende puedes hacer dos cosas: sentarte a hablar con ellos y explicárselo o seguir por tu cuenta. Creo que el apoyo de la gente que te rodea es muy importante en estos casos, yo le daría una segunda oportunidad a mi familia y le explicaría que es un problema médico reconocido, y si ves que nada, entonces sigue tú sola. No te dé vergüenza ir a un psicólogo, yo creo que a todos nos ha dado vergüenza la primera vez, pero si das con una persona que te ayuda, te comprende, y te anima… ¡¡se te pasa la vergüenza en dos minutos!! Puedes ir a uno privado o puedes ir simplemente a tu médico de cabecera. Yo estoy yendo por la seguridad social, porque una es un poco pobre. Tienes que pedir cita a tu médico de cabecera, le explicas lo que te pasa y le dices que te derive a un psicólogo. El psicólogo evaluará si necesitas ayuda psiquiátrica o no (eso ya depende de su diagnóstico, no de lo que nosotros podamos pensar) y luego ya… viene todo rodado. Es un paso difícil pero creo que es muy importante. Yo te animo a que lo des.

    • Julia

      Tengo un problema con la comida, aunque no tan grave como el tuyo. Como demasiada comida (mis medias mañanas parecen una comida principal) y soy adicta a la bollería y al chocolate, especialmente cuando tengo ansiedad (tengo un transtorno de ansiedad, así que como cantidades grandes de bollería). Me he empezado a preocupar cuando he visto que he engordado 2 kilos en 20 días y que me acerco a los 80 kilos (mido 1,53 y mi peso ideal anda sobre los 50 y poco kilos). Peso unos 20 kilos de más, aunque no sea demasiado evidente (llevo una 44). Voy a intentar dejar de abusar de la bollería. Si sigo igual, perdiré ayuda a mi psicóloga. Me gusta leer este tipo de historias porque me ayudan a ver que no soy un bicho raro y a intentar enfrentarme a mis problemas.
      Gracias por contar tu historia.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        ¡¡A lo mejor eres adicta al azúcar como yo!!

    • http://weloversize.com/mi-cuenta/alfonso-mendez/ Alfonso Méndez

      Eres muy valiente al escribir estas lineas PERRADESATAN y te admiro por ello.
      Pedir ayuda es de humanos, de personas que no pueden llevar la carga que la vida les ha dado. Y si, a veces la vida es una autentica hija de puta pero que le vamos hacer, son nuestras cartas. Las que una vez alguien decidió repartir y a nosotros nos han dado las peores. Pero aún así, seguro que podemos sacarle partido. Con ayuda, como tú. Negar los problemas no hace más que impedir que podamos avanzar. Los negamos y nos engañamos como bien comenta NOBEGO82 y así pasan los días, las semanas, los años,……en la casilla de salida. Reconocerlos y dejarse ayudar es la manera de mostrar valentía y fortaleza. Fortaleza que nos sacará de esa casilla de salida y nos impulsará hacia el primer paso del cambio. ¿O acaso no piensas que para hacer lo has hecho no se necesita fuerza y valor?
      Afortunadamente cada vez más los psicólogos nos estamos especializados en diferentes ámbitos. Ya no es ese cajón de sastre donde lo mismo se trata a un niño con TDAH que a una pareja que quiere divorciarse, que aun trastorno límite de personalidad,…..
      Cada vez más hay psicólogos especializados en los trastornos de la conducta alimentaria y el trabajo que se realiza es muy prometedor.
      De verdad, me gustaría mucho que siguieras contando tus avances, y tus recaídas porque las habrá como en todo proceso de cambio, y así muchas personas puedan leerte y compartir sus experiencias.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Por ahora va todo bastante bien, así que toco madera!!!!!

    • Inmaculada Rodríguez Romero

      Yo tiendo a las TCA pero en sentido inverso es decir que normalmente lo mío es llegar a inanición y sobre ejercicio son muchas las ocasiones como ahora en las cuales intento superarlo pero siempre recaigo en lo mismo porque irremediablemente engordo mucho cuando empiezo a comer, espero que en esta ocasión sea distinto, superarlo seria mi sueño pero francamente no se si esta a mi alcance, ni si por tanto sucederá algún día.

      Tras dejar el híper control siempre vino una caída y es donde en el pasado he padecido atracones, en esta ocasión curiosamente es la primera vez que no pero porque pienso que técnicamente no tengo que privarme de nada por tanto no tengo ansiedad por la comida, creo que no llego al hastío porque aprecio demasiado la gastronomía y todo cuanto la rodea como para ello, no obstante, se lo complicado que es no poder parar de comer en todo el día hasta el punto de sentir vergüenza de mi misma, es muy duro y eso que a mi este periodo lo máximo que me duro es una semana, imagino que mantenido en el tiempo se siente igual de mal que cuando pasas un largo periodo sin comer abusando de diuréticos y laxantes, haciendo ejercicio a todas horas, sabes que no haces lo correcto pero simplemente no puedes parar de hacerlo.

      En mi caso todo empezó con una dieta hipocalórica, mas nos valdría olvidarnos de ellas del IMC, de la bascula y abogar por una alimentación verdaderamente equilibrada y por un buen ritmo de actividad física importándonos únicamente unos buenos hábitos de vida que es lo única forma de conseguir estar sanos tanto físicamente como mentalmente que en los casos relacionados con la comida parece ser que la salud emocional es la gran olvidada.

      Eres muy valiente contando tu historia, antes eras una persona que provocaba en mi un humor reflexivo ahora te veo además como una compañera de viaje y te deseo lo mejor en tu camino.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Me parece muy interesante que digas que todo empezó con una dieta hipocalórica. Quizás tú también deberías animarte a escribir tu historia porque hay mucha gente que no se da cuenta de lo peligrosas que son ciertas dietas saludables.

        • Inmaculada Rodríguez Romero

          Prometo que cuando me sienta mejor contare “mi historia” le debo mas a esta pagina de lo que puedas creer o imaginar pero ahora ni siquiera puedo escribir unas líneas sobre ello sin que se me salten las lagrimas, en mas de un comentario que escribí, no pude evitar llorar, además de que me cuesta poner en orden los pensamientos, creo que a veces hay situaciones que mi mente omite y olvida intencionadamente creo que de forma selectiva, para protegerme, aunque luego los recuerdos me asalten sin mas, resulta extraño, quizá toque fondo o me estoy haciendo mayor.

          Si puede servir como aporte a veces ayuda aferrarte a una experiencia vivida para no volver atrás, en mi caso es fácil de recordar esa mi mente selectiva no puede borrarla ya que solo tengo que mirarme al espejo para tenerla presente y es que en la ultima recaída tras uno de mis chutes de diuréticos y laxantes caí desmayada al salir del baño perdí la conciencia y me revente la cara contra el suelo de la caída así que tengo dos buenas cicatrices en la cara que me recuerdan cada día hasta donde se puede llegar con una TCA, es entonces cuando me olvido de que estoy engordando a la velocidad de la luz, me alegro de estar viva e intento disfrutar de todo lo bueno que tengo, en mi situación actual lo de lo que no te mata te hace mas fuerte es un hecho, pero seguro que absolutamente [email protected] los que hemos pasado por esto hemos de un modo u otro tenido experiencias similares.

    • nobego82

      Qué suerte, perra (perra como nombre, no como adjetivo, jajaja). Yo no tengo madre ni amigos a los que recurrir. Llevo años así, sé lo que me pasa, me encantaría pedir ayuda, pero no sé a quién. Y aquí sigo, engañándome cada lunes diciendo “esta vez sí, esta vez puedo controlarme” y metiéndome un helado de medio kilo el miércoles. Ya casi que me da igual, la verdad.

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/perradesatan/ Perradesatan

        Pues nos la pides a nosotras! Que para eso estamos!

      • Angélica

        No te des por vencida! :(

    

    Login