maxresdefault
  • Querido diario

    Por qué no deberías decirle a alguien que adelgace (aunque sea ‘por su bien’)

    Share on Facebook678Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    1.SIMPLEMENTE ES MENTIRA

    FUN FACT: Según un estudio de la Universidad de Cambridge (esto será corto e indoloro, lo prometo) hay cuatro factores que aumentan la esperanza de vida de una persona: no fumar, no beber alcohol (o hacerlo moderadamente), comer cinco porciones de fruta y verdura al día y hacer ejercicio regularmente. Sorpresa: el índice de masa corporal NO es uno de ellos. Lo que quiero decir es que no puedes asumir nada sobre la salud de nadie simplemente por su aspecto físico. Kate Moss estaba fantásticamente delgada cuando la base de su pirámide nutricional eran la cocaína y la Coca Cola light; y a mí me salió el colesterol más bajo que mi médico había visto nunca con 30 kg de sobrepeso. BASTA PAFAVAH. Dejemos de ir de médicos por la vida (a no ser que lo seamos, en ese caso, por favor: ¡seguid!).

    giphy (6)

    1. YA LO SABE

    ¡Vaya! ¡No me había dado cuenta! Pensaba que llevo años sin poder comprar pantalones en Zara por mi arrolladora personalidad, pero muchas gracias por señalármelo. Menos mal que eres tan observador, porque si no habría seguido yendo por la vida sin darme cuenta de que estoy gordo.  JAJAJA ¿Te imaginas?

    (NO.)

    giphy (1)

    1. NO ES TAN FÁCIL

    Adelgazar es increíblemente difícil. Si lo de “comer menos y moverte más” fuera tan fácil nadie estaría gordo. Nadie elige voluntariamente tener que soportar el rechazo que viene con los kilos de más, las opiniones que nadie ha pedido sobre tu cuerpo, tener que comprar ropa en tiendas especiales, o tener que pagar dos billetes de avión cada vez que viajas. Hay gente que adelgaza. Hay gente que lo consigue, pero también hay gente que se pasa su vida a dieta, sintiéndose un fracaso y luchando contra su peso.  Y también hay gente que decide abandonar esa lucha, aceptarse como es y poner sus prioridades en otras cosas de la vida. And you know what? Es igual de legítimo.

    1. HACE DAÑO.

    Aunque lo hagas con la mejor de las intenciones, al decirle a alguien que debería adelgazar le estás mandado el mensaje subliminal de que debería cambiar para que le aceptes del todo. Y así te estás uniendo a toda una legión de abanderados de ese mensaje, formada por familiares y seres queridos que también se lo dicen “por su bien”, posibles parejas, toda la gente que hace chistes de gordos, casi el 100% de la industria de la moda y casi cualquier película o serie existente (Casi. ¡Gracias Lena Dunham! ¡Gracias Amy Schumer!). No hay nada peor para la autoestima que una vida entera de mensajes (que muchas veces vienen de gente a la que quieres y a la que admiras) diciéndote que no eres suficiente, que tienes que cambiar. Si realmente quieres hacer algo “por su bien”, no hay mejor forma de demostrarle a alguien que le quieres que aceptándolo tal y como es.

    Puede que algún día todos los gordos del mundo nos unamos en un ejército y nos comamos a toda esa gente que se cree moralmente superior por estar delgada. Así que la próxima vez que sientas la necesidad imperiosa de salvarnos la vida caritativamente sugiriéndonos que adelgacemos, mejor métete en tu propia vida, es por tu bien.

    Susana Valverde

     

    Foto destacada

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login