boda-perro
  • Querido diario

    Por qué prefiero casarme con mi perro antes que contigo

    Share on Facebook177Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Me mira, le miro, me pone la pata en la rodilla, le lanzo un beso, me ladea la cabeza como intentando entender por qué no se lo doy directamente en los morros después de haber olisqueado culos y lo tengo claro. ¡Ha llegado el momento de formalizar lo nuestro! Me da igual el sitio, el rito y hasta la lista de invitados porque cada día me cuesta menos encontrar razones para querer casarme con mi perro.

     1. Los perros no replican

    cute-animated-gif-of-dog

    Da igual lo que les digas, cómo les contestes o que tengas un día tonto y te dé por echar la culpa de todo a Tobi. El pobre agacha las orejas y como mucho suelta un gemidito de pena para hacerte ver que te estás pasando con la chapa.

    Conozco a gente que ha repasado las exposiciones de la tesis doctoral con su mascota. Es digno de mencionar en los votos matrimoniales.

    2. No se quejan si tienes los pies fríos

    giphy-dog-sleep

    No es sólo que no se quejen, es que muchos de ellos hasta buscan la parte más fría de tu cuerpo para darte calorcito. Los que tengáis gatos sabréis también de esta apreciada cualidad de vuestras mascotas que en invierno es más apreciada su presencia en la cama que la de Chris Pratt.

    Se acurrucan junto a ti y antes de empezar a entonar el “Jesusito de mi vida” ya has caído en los brazos de Morfeo.

    3. Les ves venir

    giphy-sad-dog

    ¿Cuántas veces habéis entrado en casa y os ha recibido Beethoven con una cara de culpabilidad que ni un novio recién llegado del Erasmus (topicazo)? Ahí te pones a buscar rápidamente qué ha roto. Y lo encuentras, puedes tardar más o menos, pero esa carita no miente.

    La verdad en este asunto me da igual lo que digan los expertos perrunos sobre si los perros pueden o no sentir remordimientos, le perdonas sólo con ver su gesto compungido y su carita triste. Total, ibas a tener que cambiar ese sofá pronto así que te ha hecho hasta un favor. ¡Premio para el perrito guapo!

    4. Quedan genial en tu foto de perfil

    giphy-dog-photo

    No importa si la foto la va a ver tu jefa, el de SEUR porque no es capaz de localizarte o ese chico al que acabas de pedir el teléfono porque “por aquí los mensajes me van mal”, la foto de tu perro presidiendo el WhastApp siempre es un acierto. Sobre todo si tus últimas fotos decentes son frente a un espejo, poniendo morritos, desenfocadas o todo junto.

    5. Son los mejores para darte la bienvenida

    giphy-arya-dog

    Al llegar de comprar el pan, de estar toda la noche bailando o simplemente de revisar el buzón, Lassie no hace distinción con el tiempo que has pasado fuera y siempre te recibirá con piruetas, lametones y ladridos de alegría. No hay nada más bonito que alguien celebre tu presencia de una forma tan natural.

    Pero ten en cuenta que, si bien sus saludos se pueden acercar al abrazo que le das a tu madre al llegar de un viaje, su despedida tampoco te va a dejar indiferente. No importa si al final formalizasteis la relación o no, el día que se vaya sentirás que no era necesario llevar alianzas para que fuese amor verdadero.

    Imagen destacada: urdogs.com

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Luz Mar Rebollo
    

    Login