britain-in-pic-3
Querido diario

Prendas que no me ponía por estar gorda

Imagen de perfil de Ann Prince
Share on Facebook264Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Siempre nos han dicho cómo tenemos que vestir para tapar esos defectillos, ese culo grande, ese estar gordaca que tan mal visto está. Hay que disimular lo que eres. Pues al final eso se te queda y tu vas por la vida acomplejadísima y perdiéndote muchas cosas en el mundo de la moda porque eso alguien con tu cuerpo no se lo puede poner. Y como no es complicado vestirte siendo adolescente, imagínate siendo gorda. Porque con 16 años no encontrar pantalones en ningún sitio que te puedas poner es un putadón, estás en una edad muy delicada. Imagina si encima ya te limitas muchas prendas porque no te vas a quedar bien porque te vas a marcar esas lorzas que no quieres que se te vean.

Pues aquí os digo algunas de las prendas que durante mucho tiempo me he privado de llevar y que voy soltando lastre poquito a poco. Para que veáis que no es tabú, que os podéis poner lo que os dé la gana mientras os sintáis cómodas, y que no hay nada que tengáis que disimular ni esconder para sentiros bien.

– Pantalones cortos en verano. Sí. Como lo lees. Muerta de calor pero que no se me vieran esas piernacas ni la celulitis que es fea. Bien de cocerte con pantalones largos, o leggins. Que sí, que me rozo los muslitos, pero hay soluciones para eso, o hay largos diferentes para los pantalones cortos y no todos se te van subiendo para arriba con el roce. Que al final se trata de mirar opciones y encontrar la que te siente bien y con la que estés cómoda, no de esconderte bajo capas de ropa no vaya a ser que la gente se ofenda al verte.

– Pantalones de cintura alta. AÑOS. Años he estado huyendo de los pantalones de cintura alta porque pensaba que me marcaban demasiado culo y demasiada barriga. Pues bien, os informo: sientan de muerte. Además, son comodísimos. No tienes que preocuparte ni de que se te vea la hucha cuando te agachas. Me he atrevido hasta con el combo shorts de cintura alta (aunque lo mío me costó) y mira, maravilla. Los mejores pantalones de verano que tengo.

– Tirantes. Esto es de la familia de ir con pantalones largos en verano. Es que con tirantes se me ven muchos brazacos. Y encima soy blanquita y parece que es aún peor. Pues bien, sigo luchando con lo de enseñas mis brazos blanquitos, pero oye, que hace mucho calor y hay unas blusitas de tirantes monísimas, y unos vestidos de tirantes geniales, y yo quiero lucirlos y punto.

– Meterte las camisetas o camisas por dentro. Esto en sí no es un tipo de prenda, pero sí es moda. Al final, pequeños gestos, como te coloques una prenda o con qué lo combines cambia mucho un look. Esos vaqueros, con una camisa por dentro y unos zapatos, te dan un rollo totalmente diferente a cuando la llevas por fuera y los rematas, por ejemplo, con unas zapatillas. Pues esa versatilidad que te pueden dar las mismas prendas de tu armario sin que tengas que tener tantos modelitos, me la perdía porque, para mí, ir con la parte de arriba por dentro del pantalón era impensable. Marcando barriga ahí a tope. No, no.

¿Sabéis qué? No pasa nada por hacerlo. Y te va a sentar igual de bien que al resto del mundo que lo hace. Hasta con los pantalones de cintura alta (soy pesada, pero de verdad que son maravillosos).

– Rayas horizontales. ¿Soy gorda y encima voy a potenciar el efecto poniéndome rayas en horizontal? Ni hablar. Es más, voy a buscar algo con rayas verticales que siempre dicen que estilizan mucho más. No huyas de ellas. El look marinerito, los jerseis de rayas de diferentes colores, etc. son monérrimos, se llevan mucho este año y no dejes de disfrutarlos porque mira, que más da ya un poco más que un poco menos.

– Vestidos ajustados. Para salir, arreglarte y estar de infarto. Sentirte super sexy. ¿Cómo vas a sentirte tú sexy si eres gorda y mira cuantos michelines tienes? Los vestidos ajustados van a marcar todo lo que quieres esconder y te van a mirar. ¡Te van a mirar de lo estupenda que vas a estar, baby! Que una se pone depende qué vestidazo y lo que te sientes es maravillosa.

Estos son sólo algunos ejemplos. Al final, lo importante es que te sientas cómoda y guapa con lo que llevas y atrévete a probarte e intentar opciones, porque te llevarás una sorpresa.

Imagen destacada

 



Login