rociocrusset
  • Querido diario

    Rocío Crusset y el supuesto bocadillo de panceta que le falta

    Share on Facebook440Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    La modelo Rocío Crusset, hija de Mariló y Carlos Herrera, es ahora imagen de Women Secret y ha subido una de las imágenes de la colección a su Instagram. Pero la gente, que tiene que tener una opinión de todo, ha decidido que está muy delgada y por ello, han llenado su cuenta de comentarios tipo “un bocadillo de pancenta para esta chica”.

    Hemos repetido mil veces y lo seguiremos diciendo que tan mal está despreciar a alguien por su sobrepeso como por su delgadez. El caso como siempre, es opinar sobre el cuerpo de las mujeres, tiene que ser perfecto ( ¿a ojos de quién? ) o parece que es totalmente lícito afirmar que está enferma e insultarla. Hemos podido leer cosas tan bonitas como:

    “Qué horror! No tiene nadie que la quiera y la haga ver como está?”
    “Horrible, no veo nada de belleza en la foto. Puro saco de huesos”
    “Cómete un bocadillo de panceta anda”

    Qué vida tan plena debe tener la gente que se mete a comentar estas cosas en la cuenta de personas que ni siquiera conocen ¿eh?

    💦💦💦 #summerplease

    Una publicación compartida de Rocío Crusset (@rociocrusset) el

    No vamos a entrar a juzgar si está muy delgada o no, pero os vamos a dejar con unas declaraciones de mamá Mariló hace unos meses a raíz de otras fotos en las que se puso en duda su salud:

    La primera en preocuparse por la salud de su hija es su madre. Rocío se alimenta de manera saludable y se come a la “española”. Hace gimnasia con mucha disciplina y se cuida en función de su profesión. Esta sana y cumple con las medidas para ser modelo profesional. Gracias por vuestra preocupación. Es muestra de cariño. Rocío esta perfecta de salud

    Tal vez esto sea lo preocupante, a qué cánones de belleza y qué tipo de sacrificios tienen que hacer las modelos profesionales. Cuánto de delgadas se les exige estar y hasta que punto la gente cree que la solución pasa por insultarlas. Pero esto ya es otro tema, del que también hemos hablado muchas veces. Porque aunque Mariló y ella misma afirmen que se come ‘los huevos con patatas doblaos’, en otras ocasiones ya había dicho que había renunciado a todo eso. Vamos que tampoco es muy clara con esto de las exigencias y las medidas que como dice su madre lleva acordes a su carrera, pero desde luego faltando al respeto, no se aporta nada más que odio y culpabilizar a las propias mujeres de los problemas del mundo de la moda y sus cánones imposibles.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login